ONU: Ciudades sostenibles tendrán rol clave en recuperación tras el impacto de la pandemia de COVID-19

El pasado 31 de octubre se celebró el Día Mundial de las Ciudades y ONU Habitat aprovechó esta fecha para presentar el informe “Las Ciudades del Mundo 2020”, en el cual se aborda la importancia de una urbanización sostenible con miras especialmente al escenario pos COVID-19. El estudio señala que las ciudades tendrán un rol clave en la recuperación de las naciones después de la crisis. 

Algunas estadísticas que se mencionan apuntan al aumento de la presencia humana en las urbes. Por ejemplo, en la actualidad 55% de las personas viven en ciudades, pero para 2050 se prevé que la cifra ascienda a 70%. Estos números hablan de lo vital que será hacer de estos territorios centros de desarrollo. 

“El estudio afirma de manera convincente que las ciudades y pueblos bien planificados, administrados y financiados crean valor económico, social, ambiental y otros valores no cuantificables que pueden mejorar enormemente la calidad de vida de todos”, enfatizó Maimunah Mohd Sharif, directora ejecutiva de ONU-Habitat.

Entre los problemas que puede ayudar a combatir las ciudades sostenibles radican el cambio climático, la pobreza, la desigualdad, el desempleo, entre otros. Y es que, el informe menciona que 80% del PBI mundial está en las áreas urbanas, por lo que también han sido afectadas seriamente por el nuevo coronavirus. Además, 95 % de contagios se hallan en este tipo de espacios. 

¿Cómo generan las ciudades sostenibles valor económico?

El informe detalla que es necesario un funcionamiento eficiente que esté reflejado, por ejemplo, en un transporte descongestionado y que permita ahorrar tiempo en los traslados. De esta manera, se propicia empleos más productivos que influyen positivamente en la economía. Asimismo, desde el factor ambiental se hace posible la reducción de la huella de carbono.

Otro punto es la distribución de los espacios desde una perspectiva inclusiva, donde grupos minoritarios como las personas LGTBQ + (lesbianas, gays, bisexuales, trans y queer) y migrantes puedan encontrar seguridad. El estudio agrega que ciudades bien planificadas y administradas estimulan el orgullo cívico, que lleva a los ciudadanos a tomar decisiones en beneficio de la sostenibilidad. 

Por otro lado, se argumenta que son las buenas políticas macroeconómicas y una urbanización bien planificada y gestionadas factores claves para acelerar el crecimiento económico, ya que significan contextos atractivos para la inversión internacional y aumenta la eficiencia económica. Todo lo anterior es más que nunca urgente porque se espera que los gobiernos locales reduzcan sus ingresos entre un 15% y 25.

Sin embargo, también es fundamental el compromiso de los ciudadanos para el logro de estos objetivos. António Guterres, secretario general de la ONU, señaló en el marco del Día Mundial de las Ciudades que “cuando las comunidades urbanas participan en la toma de decisiones y políticas, y se empoderan con recursos financieros, los resultados son más inclusivos y duraderos”. 

Finalmente, el informe hace un llamado a los gobiernos nacionales a que trabajen con el fin de brindar las adecuadas condiciones a las autoridades locales para que traten cuestiones como el uso de la tierra, planificación en el crecimiento urbanos y más. A los gobiernos locales, el estudio recomienda recaudar ingresos para disponer de buenos servicios municipales y espacios públicos.