Conoce el Índice de Madurez de la Innovación en el Perú

Índice de Madurez de la Innovación (IMI) es un instrumento que mide el grado de progreso de las organizaciones en el país. El presidente de la CONFIEP asegura que a través de la innovación se puede generar valor más allá de los resultados económicos.

Por Denisse Acevedo
dacevedo@stakeholders.com.pe

La Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) y KPMG buscan mostrar el progreso de las prácticas en innovación de las medianas y grandes empresas de instituciones públicas y sector privado a lo largo de todo el país.

A raíz de la pandemia, algunas empresas e instituciones públicas han ido innovando, pero no de manera constante. Ante esta realidad, surge el Índice de Madurez de la Innovación (IMI), que es la primera encuesta que permite medir la innovación en el país e impulsar su desarrollo, la cual fue elaborada por la UPC y KPMG.

Los aliados estratégicos de esta primera emisión del IMI son la Cámara Privada de la Construcción, (CAPECO) y la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP). Al respecto, Oscar Caipo, presidente de la mencionada confederación, señaló que reforzarán el trabajo de todos los actores de la sociedad para que la innovación resuelva los problemas estructurales del país.

La evaluación se desarrolló a través de una encuesta online y una entrevista muestral semi estructurada, en la que participaron de manera voluntaria 74 empresas u organizaciones privadas y públicas durante diciembre 2020 y marzo del presente año. Los sectores considerados para la valoración fueron: infraestructura, energía, gobierno y salud, mercado de consumo, entre otros. Las empresas que destacan de este listado son: Petramás, Niubiz, ONPE, Yanacocha, Footloose, Buenaventura, Clínica Internacional, Universidad Cesar Vallejo, Grupo Centenario, Municipalidad de Lima, Crehana, entre otras.

¿Cuáles son los beneficios?

Formar parte del primer Índice de Madurez de la Innovación del país significa contar con un diagnostico empresarial que permita identificar las fortalezas y debilidades en cuanto a ese indicador. Además, implica formar parte de la hoja de ruta del Perú.

Para Oscar Caipo, el IMI debe ser visible en los 22 gremios de la CONFIEP, para así aumentar la competitividad y el crecimiento de las empresas en innovación y, a su vez, promover cambios estructurales con el propósito de avanzar hacia el desarrollo.

“Lo que estamos buscando es impulsar la transformación tecnológica y la innovación para generar desarrollo y bienestar en el país. Nos hemos planteado no solo ver hacia dentro de nuestras organizaciones, sino qué beneficio podemos traer al país y a las personas”, destacó Caipo durante su participación como panelista en la presentación de los resultados de esta investigación.

Resultados de la primera edición de IMI

El IMI es una herramienta que permite medir el nivel de innovación de las empresas y así fomentar su evolución en adelante. En este estudio participaron 439 líderes y 4,377 trabajadores.

El Índice de Madurez de la Innovación evalúa 4 fundamentos:
• IMI cultura: pensamientos, conductas y aprendizajes que fomenten las prácticas de la innovación.
• IMI capacidades: gestión y procesos, datos e información, talento y personas vinculadas a la innovación.
• IMI liderazgos: líderes de la organización respecto a sus procesos de innovación.
• IMI resultados: la creación de valor para los clientes como consecuencia del proceso de innovación.

Los indicadores mediables del IMI son los modelos de madurez de la innovación y se considera superado el nivel cuando se ha cumplido en un 80%.

Los niveles son los siguientes:
• Beginner: prácticas de innovación impulsadas por las preferencias individuales.
• Builder: gestionar proyectos de innovación, pero solo a nivel de departamento.
• Experimenter: desarrollo del ciclo de innovación a través de equipos, procesos y tecnología.
• Connected: la organización utiliza un marco estándar para la medición de procesos relacionados con la innovación.
• Expert: Los datos están alineados la colaboración abierta.

Los resultados fueron divididos en los sectores considerados en el Índice de la Innovación. Además, se indicó el porcentaje alcanzado en cada uno de los fundamentos en relación con los modelos de madurez.

Uno de los grandes hallazgos de este estudio es que el IMI en el país es de 65%, por lo que se requiere poner más atención al seguimiento de los indicadores necesarios para consolidar la innovación. En el caso de los sectores que formaron parte del estudio: infraestructura y energía alcanzaron 61% y 64%, respectivamente, mientras que gobierno, salud y mercados de consumo se ubican en el nivel de builder, con 62% y 66% cada uno. Y en lo que concierne a los fundamentos, los indicadores alcanzados fueron los siguientes: en cultura (72%), en liderazgo (73%), en capacidad (52%) y en resultados (53%) .

Definir políticas de innovación

El nivel de madurez en el país se queda en la categoría de builder, por lo que, en efecto, Perú comienza a definir políticas de innovación, pero solo a nivel de departamento. En el análisis del IMI, se propone impulsar los fundamentos de cultura y liderazgo para alcanzar el siguiente nivel de madurez.

Oscar Caipo resaltó que la CONFIEP promueve la innovación a través del Comité de Innovación, Ciencia y Tecnología desde el año 2019, el cual desarrolla un trabajo conjunto entre las empresas privadas y el Estado. Asimismo en la auditoria sobre los resultados de los fundamentos se encontró que en cuanto al IMI cultura, existe ausencia del concepto innovación, sus tipos y cómo innovar. Además, falta la creación de un programa que estimule al trabajador en la creación de procesos en favor de la innovación.
Por otro lado, el Índice de Madurez de la innovación mostró las capacidades en que las organizaciones del sector vienen promoviendo las posiciones claves, y que impulsan a sus colaboradores a participar en las tecnologías en innovación más representativas como Design Thinking y Modelos Ágiles.

El IMI en liderazgo señaló que las empresas con una estructura en innovación han logrado lanzar nuevos productos y/o servicios al mercado, pero solo aquellas que tienen un proceso definido están acelerando su desarrollo.Además, los resultados del Índice de Madurez en Innovación reflejaron que la mayoría de las empresas no cuenta con indicadores o KPIs que midan el impacto de la innovación en los procesos, por lo que al no medirse, no se le pueden asociar indicadores de desempeño.

Finalmente, las principales recomendaciones que ofrece el Índice de Madurez de la Innovación son: difundir los lineamientos en innovación, establecer una estrategia e indicadores de cumplimiento, impulsar el análisis de datos para entender las nuevas tendencias, y asegurar el monitoreo continuo de estos indicadores.