Joanna Kámiche Zegarra
Directora del Centro de Investigación
de la Universidad del Pacífico

La importancia de los ecosistemas y los servicios ecosistémicos es que son la fuente de alimentación y medios de vida de todas las formas vivientes. Así, los ecosistemas marinos, forestales, desérticos, de agua dulce, entre otros, proveen servicios ecosistémicos de aprovisionamiento (alimentos, agua, materias primas); de regulación (clima, ciclo de agua, calidad de aire); de soporte (formación de suelo, hábitat de especies; conservación de la diversidad genética); y culturales (valor estético, identidad cultural). 

Afectar los ecosistemas es crítico, pone en riesgo la supervivencia del ser humano y su bienestar. En el año 2019 el IPBES elaboró un informe donde señalan diversos indicadores que muestran el daño ocurrido a estos servicios y los ecosistemas: 23% de las áreas agrícolas han reducido su productividad debido a la degradación; 33% de los recursos marinos son utilizados de manera no sostenible; y el 50% de la expansión agrícola ocurre en bosques naturales, entre otros. 

El cambio climático (CC) es uno de los cinco factores que genera cambios en los ecosistemas, a diferentes niveles y escalas. Frente a ello, necesitamos tomar medidas que, por un lado, mitiguen las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) para cumplir con lo establecido en el Acuerdo de Paris (2015) y, por el otro, permitan la adaptación a las condiciones que generan eventos extremos (olas de calor, fenómenos hidrometeorológicos intensos, entre otros). Todo ello en un contexto post-pandemia, donde los esfuerzos por recuperar la actividad económica y social en el mundo son ingentes. 

Es importante notar que la relación entre CC y biodiversidad también va en el otro sentido, es decir, la pérdida de biodiversidad afecta las posibilidades para regular la emisión de GEI y la protección frente a eventos extremos (la pérdida de bosques genera erosión y ello limita la contención frente a lluvias intensas). Entonces, las políticas para mitigar y adaptarse al CC y reducir el impacto en la biodiversidad deben diseñarse desde una perspectiva más integral. En esta lógica, no hay una alternativa única de acción, pero si existen diversas propuestas que implican el uso de tecnología e infraestructura para adaptarse al nuevo contexto. El uso de la infraestructura basada en naturaleza (NNBI) como la restauración de ecosistemas de manglares o arrecifes de coral o el uso de sistemas híbridos donde se combinen infraestructura natural (restauración de hábitats) y construida (muros para el control de inundaciones), son algunos ejemplos. Para los tomadores de decisión estas medidas pueden ser más costosas hoy, pero más beneficiosas en el largo plazo, convirtiéndose en medidas costo-efectivas. 

En esta misma línea, crear empleos verdes es una estrategia para implementar la economía circular, donde la producción, distribución y consumo de bienes y servicios contribuyan al bienestar humano. Estos empleos verdes buscan preservar o restaurar el ambiente, sea en sectores tradicionales (manufactura y construcción), o en nuevos sectores (energía renovable o eficiencia energética). Por ejemplo, construir edificios que reutilizan el agua o utilizan energía producida con recursos renovables (solar o biogás), implica la creación de empleos verdes y la reducción de GEI. 

Implementar estos enfoques requiere que el gobierno, el sector privado, la academia y los hogares interioricen la idea de que cada uno, desde su rol, debe aplicar un enfoque de economía circular para reducir futuros riesgos ambientales. Así, el sector privado requiere incorporar el enfoque de la sostenibilidad en el proceso de producción: buscar diseños eficientes para los productos finales, comprar materia prima que provenga de procesos sostenibles, minimizar la generación de residuos e incrementar el reciclaje en la producción y a nivel del consumidor final, entre otros. Estas son oportunidades no solo para que las empresas reduzcan costos y sean más eficientes sino también más competitivas, al demostrar que son empresas con una mirada de sostenibilidad en los negocios. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.