POR ELAINE FORD – Directora fundadora de Democracia Digital en Perú y Latinoamérica*

Recientemente participé en un grupo de trabajo global sobre Inteligencia Artificial (IA) en el marco de las Naciones Unidas. Participamos representantes de distintos países y regiones, así como de diferentes stakeholders. Estábamos reunidos actores de la sociedad civil, academia, comunidad técnica, Gobiernos y corporaciones. Como primera tarea del grupo empezamos a definir lo que debiéramos priorizar respecto de la IA. Parecía sencillo, pero rápidamente nos dimos cuenta de que el abanico de temas era enorme: desde regulación, ética, desarrollo, educación, usuarios, hasta otros aspectos vinculados a las necesidades y preocupaciones de nuestros respectivos países en torno a la IA. ¿Por dónde debíamos comenzar?

Y es que, en efecto, si bien la IA ya se usa desde hace algunas décadas, en los últimos meses ha revolucionado al mundo entero debido al lanzamiento de herramientas de IA generativa, como ChatGPT, que han despertado controversias por sus beneficios y sus efectos. Y también ha generado temor por lo que puede significar el continuo desarrollo de la IA a fases más avanzadas e inteligentes -valga la redundanciacon capacidades altamente cognitivas que puedan desplazar las acciones del hombre y poner en riesgo a la humanidad. Por eso, hoy más que nunca se habla de regulación y ética.

Lo cierto es que toda sociedad digital y altamente conectada estará expuesta a estas nuevas tecnologías emergentes: para el bien y para el mal. El grado de impacto dependerá de los esfuerzos globales, pero también de la acción de los distintos actores nacionales para promoverla, así como para contrarrestar los efectos que pudieran ser adversos. Entonces, frente a ello, habría que preguntarnos qué estamos haciendo en el Perú para convivir de la mejor manera con este tipo de tecnología de avanzada.

Hace unas semanas el Congreso de la República aprobó la Ley 2775 que promueve el uso de la IA a favor del desarrollo económico y social del país. Dicha Ley, bastante genérica, reconoce a la Secretaría de Gobierno y Transformación Digital (SGTD) de la PCM como la autoridad técnico-normativa a nivel nacional para dirigir, evaluar y supervisar el uso de la promoción del desarrollo de la IA. Asimismo, desde la SGTD se elaboró una Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA) cuyo propósito es proponer ejes, objetivos y acciones que promuevan la investigación, desarrollo y adopción de la IA. Sin embargo, la ENIA para que entre en vigor depende aún de la publicación de la Política de Transformación Digital. Es necesario apurar este paso para agilizar y formalizar esta línea de trabajo a nivel nacional.

En cuanto al ámbito privado sabemos que algunos sectores industriales como la agricultura, la minería o la farmacéutica hacen uso de IA para tareas automatizadas. Cada vez está más presente en el sector financiero y en el mundo de los emprendimientos y startups. Eso ha permitido que el Perú se posicione mejor en los índices globales, tal como lo señala el Informe 2023 sobre el Índice de Inteligencia Artificial de la Universidad de Stanford.

Es necesario articular todos estos esfuerzos, acelerar el impulso y fortalecer el marco normativo e institucional para avanzar de manera sostenida. Es también de gran relevancia promover los estudios vinculados al desarrollo de IA, dotar de habilidades y conocimientos para estar en capacidad de investigar, crear y diseñar IA. La educación debe incorporar estas tecnologías emergentes desde las escuelas, fomentando su uso a nivel de usuarios, en donde se privilegie el raciocinio y uso crítico. Del mismo modo, también se debe despertar la curiosidad en los estudiantes para que nuestras nuevas generaciones se sientan atraídas por la ciencia, la robótica y la tecnología.

La IA nos abre un nuevo capítulo en esta era digital que no deja de sorprendernos. Por tanto, hay que estar preparados y actuar rápido desde todos los frentes, con una visión integral, para saber responder sabia y oportunamente a los desafíos contemporáneos y aprovechar estas nuevas tecnologías de la mejor manera para el desarrollo del país y su población.

_______________________________________

*Fue presidenta de Internet Society Perú (2016-2021) y es autora de diversos libros, entre ellos: “El reto de la democracia digital. Hacia una ciudadanía interconectada” (2019). Es conferencista internacional y TEDx. @elaforde







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.