Patricia Zylberman
Coordinadora de Relaciones Públicas en
Sherlock Communications

La hiperconectividad ha ocasionado que podamos enterarnos en tiempo real de distintas problemáticas sociales, locales e internacionales, haciéndonos más sensibles y motivando en nosotros las ganas de ser partícipes del cambio. Las empresas no han sido ajenas a esta realidad, y es en este contexto que surge el boom de las marcas con propósito, aquellas que tienen como principal objetivo beneficiar a la sociedad, por encima de la generación de ganancias. 

Hace años este concepto hubiera sonado fantasioso, sin embargo, las empresas que han apostado por establecer un propósito coherente y comunicar estratégicamente actualmente gozan de gran éxito reputacional y a nivel de imagen. 

Basta solo analizar los resultados del ranking “Índice de Poder del Propósito”, donde los consumidores estadounidenses pueden calificar la idoneidad y efectividad de los propósitos de 200 empresas de distinta envergadura, para darnos cuenta del inmenso poder económico, social y reputacional que arrastra una empresa que trabaja en base a un propósito. 

Entre las compañías con mayores historias de éxito en sus propósitos del 2022 se encuentran Pfizer, Roche, Zoom, Peloton y Airbnb, consideradas como héroes de la pandemia. Por ejemplo, Airbnb permite vivir y trabajar a la gente donde quiera y Zoom ayuda a las personas a conectarse. 

Dados los constantes cambios en la coyuntura y en la opinión pública, la rotación en los primeros lugares del ranking es amplia, de esta forma tenemos que 10 de los primeros 20 lugares son nuevos en estos puestos, y que, a diferencia de los años anteriores las compañías reconocidas no son marcas de nicho, sino que 16 de ellas ganan por encima del billón de dólares. 

Estas empresas son reconocidas por ser coherentes, hacer lo que prometen, pero ¿cómo lo comunican? Dar correcta y oportunamente el mensaje es fundamental, más aún cuando no se trata solo de ventas, sino de cambiar el mundo. 

Un ejemplo de caso de éxito en la región es el lanzamiento que realizó la agencia de comunicación Sherlock Communications del proyecto “Show Us”, una asociación entre Getty Images y Girl Gaze con Dove. El proyecto tenía como objetivo romper el estereotipo de lo que es ser mujer, y dar a las mujeres el poder de contar su propia historia y mostrar su cuerpo y características como lo desean. Para ello, programamos reuniones con los directores de contenido de Getty e incluso con fotógrafos de Girl Gaze en Chile, México, Argentina, Colombia y Brasil, que dieron como resultado una gran cobertura en medios. 

El propósito de Getty Images es mover el mundo a través de imágenes, vídeos e ilustraciones que buscan informar, impulsar el debate, entretener, inspirar y desafiar los prejuicios históricos; para alcanzar este objetivo y poner este mensaje en valor frente a sus públicos, es indispensable contar con una buena comunicación. 

Hagamos el ejercicio práctico de analizar las marcas de nuestras empresas, así como las que representamos y también las que seguimos. El examen al que se sometieron las compañías del ranking “Índice de Poder del Propósito” consistió en 4 preguntas: ¿la compañía tiene un propósito más grande que solo hacer dinero?, ¿hace algo para mejorar la vida de las personas?, ¿hace algo para para mejorar la sociedad? Y finalmente, ¿ayuda realmente a mejorar el mundo?, haciendo este reconocimiento hoy podremos tomar decisiones que nos permitan contribuir con la mejora de nuestra sociedad.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.