Turismo sostenible para el desarrollo

Foto: Compromiso Empresarial.
Por: Rocío Lombardi
Docente EPU del Curso Planificación y Gestión del Turismo de la USMP

El pasado año 2017 fue declarado por la ONU como el “Año del Turismo Sostenible para el desarrollo”, de esta forma se reconoce la importancia del turismo como herramienta de desarrollo, inclusión y conservación del patrimonio cultural y natural. Esta declaración debió suponer un punto de quiebre para detenernos a reflexionar acerca del aporte del turismo al desarrollo en un país como el Perú con un enorme potencial turístico que incluye: naturaleza, paisajes, cultura ancestral, cultura viva, gastronomía y aventura. Es momento de tomar conciencia, no sólo el sector público, sino todos los actores involucrados en el sistema, acerca del tipo de turismo que se viene desarrollando en los territorios.

Rocío Lombardi – Docente EPU del Curso Planificación y Gestión del Turismo de la USMP

¿Realmente el turismo está generando desarrollo? ¿Parte de los ingresos generados por el turismo se designa para la conservación del patrimonio cultural y natural? Es importante plantearnos preguntas claves porque sólo partiendo de la reflexión para luego generar análisis e investigaciones que nos permitan diseñar estrategias y mecanismos de control y seguimiento de cada una de las acciones emprendidas, sólo así podremos construir un turismo sostenible, en la medida en que cada uno de los actores hagan suya la visión de destino y asuman compromisos y responsabilidades para pasar de una realidad existente a una realidad deseada.

Por ello la importancia de la planificación en el turismo, que involucre a todos los actores del destino y que no vea el turismo únicamente como una actividad de servicios sino como una actividad compleja que involucra: oferta, demanda, territorio y un supra sistema como elementos mínimos a considerar. Para lograrlo es importante contar con profesionales comprometidos, que conozcan y manejen adecuadamente las herramientas de planificación y gestión, que puedan pasar de la estrategia a la ejecución, pero en especial que sean ciudadanos responsables, comprometidos con la construcción de un Perú que sea un destino turístico sostenible y competitivo, líder en la región.

El indicador de éxito en el turismo no debe verse reducido únicamente a un indicador cuantitativo. El año 2017 el turismo en Perú creció un 7%, por debajo de Paraguay y Colombia, sin embargo no basta con aumentar el número de visitantes, el crecimiento no es siempre sinónimo de desarrollo.

El turismo debe generar oportunidades reales y aportar a cerrar las brechas de pobreza en el país, a valorar nuestro patrimonio, a generar orgullo y reconciliación porque respetando las comunidades visitadas aprendemos a respetar al otro.

 

Etiquetas: ,