Diez playas que fueron dañadas por el derrame de petróleo de Repsol en enero de 2022 aún registran huellas de hidrocarburos, según estudios del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

Los estudios fueron realizados entre el 7 y 12 de enero del presente año. Se analizaron 687 muestras de agua y arena tomadas en un total de 25 playas ubicadas en Ancón, Chancay y Santa Rosa.

Playas contaminadas

Estas son las playas que están contaminadas y aún tienen concentraciones de crudo en arena de playa.

1. Chacra y Mar (Chancay)

2. Las Conchitas (Ancón)

3. Miramar 1 (Ancón)

4. Miramar 2 (Ancón)

5. Casino Náutico (Ancón)

6. Esmar 1 (Ancón)

7. Esmar 2 (Ancón)

8. Los Pocitos (Ancón)

9. D´Onofrio (Ancón)

10. Playa Grande 2, (Santa Rosa)

El Oefa resaltó que el mar de la playa D’Onofrio, de Ancón, presenta hidrocarburos en concentraciones elevadas a los estándares de calidad para agua.

Por su parte, la ministra del Ambiente, Albina Ruiz, habló del tema el pasado sábado “Hemos encontrado que 10 playas están afectadas por el derrame del petróleo. Aún registran presencia de hidrocarburos” 

“Nosotros hemos señalado que no habrá impunidad”, añadió la ministra.

Recuperación de las playas

Los técnicos de el Oefa mencionan que, a la fecha, la recuperación de las playas dañadas es por la propia capacidad natural de estos ecosistemas y no debido a las acciones de la empresa responsable del derrame de petróleo.

Estos resultados fueron remitidos a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), la Dirección General de Salud Ambiental del Ministerio de Salud (Digesa), el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) del Minam; Instituto del Mar del Perú (Imarpe) y otras instituciones.

Contaminación hacia el norte

Tras el derrame de petróleo ocurrido en enero de 2022, gran parte del hidrocarburo se deslizó hacia la costa norte de Lima, perjudicando el agua superficial, la arena de playa, rocas, acantilados y también el sedimento marino, según informó el Oefa. 

Además, las zonas que no han sido intervenidas son posibles focos contaminantes ya que liberan el hidrocarburo al ser impactadas por fenómenos, como oleajes anómalos que lo remueven  a las zonas de playa.

Ante ello, el Oefa anunció que seguirá monitoreando la calidad de los componentes ambientales en las zonas afectadas por el derrame de petróleo con el objetivo de verificar su recuperación.

Asimismo, continuará mensualmente con la evaluación ambiental de seguimiento y monitoreo para la verificación de la limpieza de las playas, con atención en peñascos y fondos marinos. Estos estudios serán enviados a las entidades públicas competentes y de toda la población.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.