Alejandro Gutierrez, arquitecto y planificador Urbano de Arup, y  Mariana Alegre, directora ejecutiva de Lima Cómo Vamos, explicaron las claves para construir ciudades sostenibles y cómo sumarse al cambio

En el mundo hay 94 ciudades que concentran el 10% de las emisiones de CO2 a nivel global, una cifra que podría incrementarse en los próximos años. Ante esta advertencia que puede desencadenar un incremento de temperatura en 1.5° se deben plantear alternativas para reducir las  emisiones de CO2 en un 50% al 2030 y en un 80% al 2050. 

Alejandro Gutiérrez, arquitecto y planificador Urbano de Arup, sostuvo que una gran ayuda para contribuir con la disminución de este problema es migrar hacia el empleo de materiales con menor carga de energía incorporada. “La minería es una industria habilitadora de la energía verde cuando se logra reducir la cantidad de energía que se emplea al producir materiales”, dijo.

Para el especialista, el éxito recae en los materiales de construcción que muchas veces contaminan más de la cuenta y producen residuos no degradables ni reutilizables. En Chile, país de origen de Gutiérrez, se encuentran trabajando en integrar políticas de reducción de energía en construcciones de edificios y proyectos, camino que ha sido seguido por iniciativa de Europa y Estados Unidos.

Por otro lado, para estar en el camino de ciudades con un futuro sostenible, el especialista señaló la importancia de la movilidad sostenible, la electromovilidad que debe verse como un asunto actual y de suma urgencia para implementarse en el Perú. “Al 2025, predominarán tendencias como el aumento de vehículos eléctricos, la transición de energía térmica a energía eléctrica y el smart grid (redes de distribución eléctricas inteligentes) en el transporte”, explicó.

En el mismo sentido, Mariana Alegre, directora ejecutiva de Lima Cómo Vamos, agregó que las ciudades necesitan cambios complejos que puedan transformar en ciudades con menos emisiones de carbono y más producción de calidad de aire. “Hay que entender a las ciudades como sistemas complejos con áreas interrelacionadas. La mirada de planificar de 20 a 30 años se ha acortado. Los límites del planeta están siendo sobrepasados y lo que era antes un deseo hoy es una urgencia”, finalizó.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.