Cayetana Aljovín: “Todos debemos estar alineados en la protección de los ecosistemas marinos”

La Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) calcula que la actividad ilegal en el país mueve 500 millones de dólares anuales, por lo que consideran como un reto prioritario combatirla, así lo aseguró Cayetana Aljovín, presidenta de esta organización en entrevista para Stakeholders.

POR JAVIER CHOURIO
jchourio@stakeholders.com.pe

Cayetana Aljovín
Presidenta de la SNP

200 años de Independencia celebra este 2021 nuestro país. A lo largo del tiempo, ¿qué potencial representa el sector pesquero para el Perú?
Desde el nacimiento de la República, el mar no solo es un espacio natural de nuestra soberanía nacional, sino que además cumple un rol estratégico en el desarrollo del país, toda vez que es una fuente inagotable de recursos naturales. El Mar Peruano, además, es reconocido como uno de los cinco mares más productivos del mundo.

Por ello, desde tiempos milenarios en el Perú, la pesca ha sido una actividad muy relevante para las diferentes generaciones y es un actor importante en el intercambio comercial del país al tener una de las pesquerías más importantes del mundo, como la de anchoveta, de donde se extrae la harina y el aceite de pescado, ingredientes marinos que son la base de la alimentación de todo el planeta, algo que nos llena de orgullo.

¿En qué condiciones llega el sector pesquero y cómo toman el Bicentenario?
Como consecuencia del ordenamiento del sector pesquero, hoy la biomasa de anchoveta en el Perú es saludable y bordea los 10 millones TM. Esto es muy positivo porque pone en evidencia el compromiso de las empresas del sector pesquero industrial por la sostenibilidad. Como se sabe, en la actualidad, solo se pesca hasta el 35% de la biomasa y se deja el 65% en el mar, para asegurar así una adecuada reproducción del recurso, garantizando el mismo para las futuras generaciones.

Asimismo, recibimos el año del Bicentenario ratificando nuestro compromiso por el desarrollo sostenible del Perú. Es por ello que, a pesar de la crisis, el sector pesquero se ha convertido en uno de los grandes dinamizadores de la economía al culminar con éxito las temporadas de pesca que se tradujeron en más de 2 mil millones de dólares en divisas para el país.

¿Otro aspecto en el que resalta por sus avances la industria?
Desde el sector pesquero, que históricamente estuvo liderado por hombres, nos sobran los motivos para agradecer por estos 200 años, donde hoy la presencia de la mujer es fundamental para la toma de decisiones, una evidencia concreta que hemos avanzado como República y nos comprometemos a seguir trabajando por un sector que tiene como propósito el desarrollo sostenible y el bienestar de todos.

En ese sentido, ¿qué logros destacaría? ¿Cuánto han contribuido las actividades del sector al desarrollo del Perú?
Para el sector pesquero, lograr los resultados que hoy tenemos no ha sido una tarea fácil. Son años de trabajo constante entre los diferentes actores del sector para construir una industria sostenible. Los números saltan a la vista: la biomasa de anchoveta está saludable y supera los 10 millones TM, resultado del proceso de ordenamiento pesquero que nos ha dejado varias lecciones.

En primer lugar, contar con reglas claras. No se puede transitar por la ruta hacia la sostenibilidad si no tenemos instituciones fuertes y un marco legal que marque el camino; y en este caso, la Ley de Cuotas, así como otros instrumentos legales, han cumplido un papel clave en este proceso de ordenamiento del sector pesquero.

En segundo lugar, contar con el compromiso de los empresarios que han estado dispuestos a invertir importantes sumas de dinero en nuestro país para desarrollar una industria sostenible. La construcción de emisores submarinos en las bahías frágiles como Chimbote y Pisco, el cambio de la matriz energética a gas natural en las plantas procesadoras para lograr el 95% de eficiencia energética, cambio de proceso del fuego directo por el secado al vapor, entre otras acciones, que han representado una inversión superior a los 500 millones de dólares, no es un discurso sino evidencias de hechos concretos.

El sector pesquero dinamiza la economía nacional con su aporte al 1.5% al PBI, genera alrededor de 700 mil puestos de trabajo y contribuye con 3 mil millones de dólares en exportaciones.

¿Cuáles son los retos que asumen como sector o sociedad de cara a los próximos años para hacer del Perú un país sostenible? ¿Qué mensaje le daría a los peruanos en esta conmemoración?
Proteger la biodiversidad marina es fundamental para garantizar la salud de las personas y del planeta, por ello, cuidar nuestro mar debe seguir siendo una prioridad.

Uno de los grandes desafíos es la investigación científica y el monitoreo permanente para conocer mejor los ecosistemas marinos. El sector pesquero peruano cuenta con el IMARPE, una institución pública que viene haciendo grandes esfuerzos en materia de investigación y monitoreo de estos ecosistemas, así como con aliados desde el sector privado como el Instituto Humboldt y el portal web Humboldt Resiliente. Otro desafío es combatir la pesca ilegal, que mueve alrededor de 23 mil millones de dólares anuales y solo en el Perú, según cifras del Ministerio de la Producción, alcanzan los 500 millones de dólares anuales, recursos que bien podrían utilizarse para elevar la competitividad del sector.

Finalmente, todos debemos estar alineados en la protección de los ecosistemas marinos, toda vez que una buena parte de la economía peruana, depende de la sostenibilidad y protección de nuestro mar. El desafío es grande y el compromiso es visible.