Condiciones laborales: un factor clave en el éxito de los negocios

Condiciones laborales: un factor clave en el éxito de los negocios

MARCO MINAYA
mminaya@stakeholders.com.pe

Stakeholders estuvo presente en el evento de lanzamiento “Condiciones laborales: un factor clave en el éxito de los negocios”, organizado por The Lab, proyecto de generación de conocimiento de la OIT que se concentra en encontrar soluciones sistémicas para el trabajo decente. The Lab tiene alianzas con la comunidad de empresarios, gobiernos y agencias de desarrollo para realizar investigación-acción con enfoques motivados por el mercado para la mejora de las condiciones laborales.

El evento tuvo como objetivo principal promover el tema de trabajo decente como una prioridad para las agencias de desarrollo, el gobierno y organizaciones de la sociedad civil peruanas. El tema central de la jornada fue la metodología de sistemas de mercado y cómo ésta puede usarse, junto con el sector privado, para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del país.

 

Merten Sievers - Coordinador Global Desarrollo de Cadenas de Valor y Formación Empresarial Pequeñas y medianas empresas (SME) de la OIT
Merten Sievers – Coordinador Global Desarrollo de Cadenas de Valor y Formación Empresarial Pequeñas y medianas empresas (SME) de la OIT

COMPETITIVIDAD

De entre los temas tratados en el evento, se desarrolló ampliamente el cómo fomentar simultáneamente el crecimiento del negocio y mejorar las condiciones de trabajo. En este contexto, el nivel de competitividad que desarrolla una empresa es clave para el crecimiento de la organización. En ese sentido, Merten Sievers, Coordinador Global Desarrollo de Cadenas de Valor y Formación Empresarial Pequeñas y medianas empresas (SME) de la OIT, expresó que la mejora de las condiciones laborales en las empresas tiene que ir de la mano con una expansión económica o mejor utilización de los recursos para que las empresas puedan ser competitivas, porque solo así pueden crecer. “Los beneficios de ese crecimiento pueden ser compartido entre el gerente, el propietario de la empresa y el trabajador”, sostuvo.

Si bien la competitividad es un factor clave en la gestión de cada organización, y es tomado en cuenta por muchas empresas, no siempre el avance en materia económica está acompañado de otras variables como una mayor tasa de productividad, formalidad laboral, derechos laborales entre otros. Al respecto, Sievers comentó que las condiciones laborales pueden ir acompañados de una mejora productiva de la empresa. Es decir, “de un “ganar-ganar” que beneficie tanto al empresario como a los trabajadores de la empresa”, sostuvo el especialista.

Silvana Caro - Directora Red de Empresas de Fundación Forge
Silvana Caro – Directora Red de Empresas de Fundación Forge

MEJORES CONDICIONES DE TRABAJO

En este entorno, ¿cómo pueden mejorar las condiciones de trabajo para conducir a mejores negocios? Para Silvana Caro, Directora Red de Empresas de Fundación Forge, existen 3 factores claves para determinar de qué forma se puede revertir esta situación. Para la especialista, las condiciones de trabajo tales, como los horarios, beneficios, normas internas, instrumentos de trabajo, espacio y otros que establecen la dinámica de trabajo en una operación, son un reflejo de la cultura empresarial. “Estos revelan el foco de inversión, el estilo de liderazgo y el rol que tienen los colaboradores en el cumplimiento de los objetivos buscados. Su cuidado y adaptación según el sector y las necesidades del colaborador puede resultar un elemento que aporte a la competitividad tanto o más que otros elementos vinculados al mercado”, puntualizó.

Pueden conducir a mejores negocios aportando a la retención del talento, siendo que los problemas de rotación deben ser evaluados no solo por el volumen de rotación, sino también por el tipo de talento que perdemos”, agregó la Directora Red de Empresas de Fundación Forge, quien afirmó que muchas veces desarrollamos políticas de compensación enfocadas en los ejecutivos y no repasamos el talento que es clave para nuestro proceso en todos los niveles y difícilmente reemplazable, ya que asumimos como dada la rotación y no medimos los costos financieros y temporales perdidos por este mal. “Mejores condiciones de trabajo generan una mejor oferta de compensación total para los colaboradores y otorga continuidad al proceso de evolución colectivo”, puntualizó

No hay duda que el tema de la retención del talento implica una visión a largo plazo para el beneficio de la organización. Una empresa podría desarrollar diversas estrategias a nivel de sus colaboradores con el fin de ser competitivos en el mercado en el que operan. Y es que cada empresa, teniendo en cuenta el nivel de competencia, busca destacar dentro de su sector.

¿Es posible innovar para ser más competitivos? Desde la óptica de Merten Sievers, Coordinador Global Desarrollo de Cadenas de Valor y Formación Empresarial Pequeñas y medianas empresas (SME) de la OIT, la innovación puede llevar a una mejor competitividad; del mismo modo que la competitividad de una empresa puede mejorar la capacidad de innovación de la empresa porque en principio uno puede generar más recursos para invertirlos en innovación. Sin embargo, enfatizó que la innovación la tenemos que entender no solo como una innovación tecnológica, sino muchas veces como un proceso en términos de cómo se trabaja dentro de la empresa, por ejemplo, entre gerentes y empleados.

Respecto al entorno en donde se desarrolla la interacción entre los colaboradores de una determinada organización, la Directora Red de Empresas de Fundación Forge mencionó también que el buen clima laboral y la madurez del vínculo entre la empresa y los colaboradores facilita una cultura de mejora continua que se nutre de la voluntad de colaboración del colaborador más allá de su labor. En ese sentido, enfatizó que las condiciones de trabajo reflejan el compromiso, más allá de la norma, de la empresa con el colaborador y su impulso para que este alcance sus objetivos. Sin duda, “el colaborador motivado es el primer impulsor de mejoras desde la base de la organización que tiene mayor visibilidad de los detalles de las operaciones y relación con el cliente final; por ende, en la medida en que cuenten con la confianza y apertura para compartir sus apreciaciones y cuenten con el apoyo para volverlas innovaciones, la empresa como sistema seguirá evolucionando”, detalló.

CULTURA EMPRESARIAL: ¿POR DÓNDE COMENZAR?

Innovación, competitividad, productividad, clima laboral, cultura corporativa, entre otras variables son tan importante en el entorno laboral de un colaborador, con el fin de que éste acceda a unas adecuadas condiciones laborales. ¿Por dónde empezar para cambiar la cultura empresarial de una organización? Según Silvana Caro, Directora Red de Empresas de Fundación Forge, por la cabeza de la organización y su capacidad para plantear una visión y misión inspiradora que presente a la organización interna y externamente en coherencia con sus estrategias y operación cotidiana, ya que una empresa debe estar clara del propósito que persigue y del rol que quiere ocupar en el mercado y en la sociedad; comunicando adecuadamente cómo quiere alcanzarlo, dejará clara sus motivaciones y atraerá a quienes comparten dichas motivaciones o intereses.

Del mismo modo, la especialista opinó que es necesario establecer parámetros orientadores para el propio accionar de sus colaboradores, los cuales se traducirán en valores, que de ser formalizados e incentivados pueden ser compromisos compartidos para la toma de decisiones. “Al gestionar estos elementos, la cultura podrá ser productiva y facilitará el desarrollo empresarial. De no hacerlo, la cultura empresarial va a ser un proceso natural que recoja las virtudes y defectos del sector y de los colaboradores con las consiguientes diferencias y conflictos que ello pueda suponer”, determinó. Como bien diría Merten Sievers, vocero de The lab, es clara la relación positiva entre mejores condiciones laborales y mejora de la productividad. “Un trabajador más contento en la organización se vuelve más productivo y genera más beneficios para la empresa”, concluyó.

Etiquetas: , ,