fbpx

En Industrias San Miguel entendemos la Sostenibilidad como un enfoque de gestión empresarial responsable

[shareaholic app="share_buttons" id="26216618"]

En una interesante entrevista para Stakeholders, Katerina Añaños Alcázar, gerente Corporativa de Nuevos Negocios de Industrias San Miguel (ISM), nos cuenta sobre los planes de la empresa de bebidas en materia de sostenibilidad y economía circular con la que pretenden posicionarse en el mercado peruano y latinoamericano.

POR NOREYMA PAZ
npaz@stakeholders.com.pe

Un poco de historia
Los inicios de ISM son admirables. ¿Nos puedes contar ese capítulo?

Industrias San Miguel (ISM) es una empresa peruana que tiene 31 años y cuenta con 18 marcas presentes en Perú, Chile, República Dominicana, Brasil, Estados Unidos, Puerto Rico y Haití. Se fundó en 1988, como un emprendimiento familiar de mis padres Jorge Añaños y Tania Alcázar, en la ciudad de Ayacucho, a pesar del azote del terrorismo. Eran épocas muy duras.

En 1993, decidimos abrir una planta de producción de gaseosas en Huaura para las ciudades de la costa centro. En el 2000, abrimos una planta de producción en Arequipa para consolidar nuestras operaciones en nueve regiones del sur.

Dos años después, iniciamos nuestra internacionalización exportando a Chile. En el 2005 dimos otro gran salto y abrimos nuestra primera planta en suelo extranjero, en República Dominicana.

Finalmente, en el 2012, concretamos nuestra presencia en Brasil con una cuarta planta con presencia en cuatro estados. Hoy, Industrias San Miguel está presente en siete países, entre plantas de producción y exportaciones. En todos nuestros procesos de producción, cumplimos estándares internacionales (ISO 9001, ISO 14001, OHSAS 18001 y HACCP) que certifican la alta calidad de nuestros productos y el cuidado por el medio ambiente. Nuestras plantas de Arequipa y Huaura ganaron las medallas de Oro por AOTS Perú en la metodología 5S, que promueve la mejora continua.

Buscamos seguir creciendo para continuar este sueño y compromiso de una industria justa y responsable con el medioambiente, colaboradores y consumidores.

¿Cómo ha cambiado la dinámica de la empresa al asumir la segunda generación?

Mis padres fueron los pioneros. Los que llevaron a la empresa a una etapa de maduración. En este proceso de crecimiento fuimos sumando a nuestro equipo gerencial a directores externos, especializados en temas estratégicos para continuar creciendo y tener la misma agilidad en respuesta e innovación. El proceso de transición requirió algunos cambios, pero se mantiene el liderazgo con cercanía y la pasión por el futuro.

Junto a mis hermanos y a un equipo gerencial, lideramos las operaciones en los 7 países donde estamos.

¿Cuáles crees que han sido los principales retos que han tenido que superar?

Un gran reto que tuvimos al empezar nuestra empresa fue luchar contra el terrorismo. Estábamos en Ayacucho donde ese problema se vivía todos los días. Sin embargo, con esfuerzo, ganas de luchar y con una meta bien clara siempre avanzamos a un objetivo. Nuestros colaboradores nos ayudaron en ello y eso fue clave para crecer y no dejarnos doblegar por el miedo.

Otro gran desafío como ISM fue hacer crecer el mercado de bebidas e incursionar en todo el país. Eso lo hicimos con la visión de ofrecer siempre productos de calidad a precios competitivos.

Por último, otro desafío fue el de incursionar en el mercado internacional con la bandera peruana. Primero decidimos ir a Chile. Esa experiencia nos sirvió de mucho, para luego en el 2005 dar el gran salto y abrir una planta en República Dominicana. Un país con una economía emergente, donde el modelo de negocio de ISM generó oportunidades y desarrollo. Hoy somos líderes con más del 45% de participación de mercado.

En otros países también mantenemos el liderazgo en varias de las categorías donde estamos como Perú y Brasil. En el 2012 abrimos otra planta en Salvador de Bahía, en Brasil. Hoy en día, estamos terminando nuestra nueva planta en Haití, país al que vemos con muchas oportunidades de desarrollo con las que consolidaremos nuestra presencia en el Caribe, generando sinergias.

Los cuatro ejes estratégicos de ISM son la adaptabilidad, que pasa por adaptarse al paladar del consumidor; accesibilidad, que involucra el precio y la disponibilidad física del producto; innovación, que está relacionada con lanzar al mercado un producto mejorado o nuevo; y calidad, que está anclada al producto en sí mismo.

Imagino que liderar una organización con más de 5 mil colaboradores no es una tarea fácil. ¿Cuál es tu estilo de liderazgo?

El ejemplo viviente de mis padres es mi mayor inspiración. Nosotros en la compañía tenemos una frase que nos guía: “El éxito es el resultado de la pasión”. Cuando uno empieza tiene que analizar el entorno, detectar las oportunidades, ver cuál es nuestra ventaja competitiva frente a las otras empresas. Esa fue la estrategia que nos llevó a desarrollar productos de calidad a precios competitivos.

Me considero una persona que aprende todos los días, a la que le gustan los retos y que junto a mi equipo trabajamos para lograr los objetivos trazados. En ISM tenemos siempre la consigna de ‘Pensar en grande’, de romper paradigmas, porque mientras más grande sea el reto, más fuerte será la pasión con la que trabajamos. Siempre cuidando y buscando un balance entre la vida familiar y profesional, así sea muy difícil conseguirlo.

Si uno tiene un gran sueño, una visión clara y una línea de acción sólida, está listo para ganar. Nosotros encontramos una oportunidad en el mercado de bebidas que supimos aprovechar y hacerla crecer de la mano de nuestros colaboradores.

Nuestra estructura organizacional es totalmente horizontal. Las ideas las desarrollamos junto a nuestros equipos, las consensuamos. Eso nos ayuda a tomar mejores decisiones. Al estar cerca de nuestros colaboradores nos enteramos rápido de qué necesitan. La mayor parte de los empresarios no conocen a su gente, en cambio nosotros sí tenemos esa cercanía y la incentivamos.

¿Cuáles han sido los factores de éxito de la empresa?

La visión y cultura son nuestros motores. Sin embargo, entre nuestros pilares estratégicos más importantes están la calidad, la adaptabilidad y la accesibilidad.

Creamos productos de alta calidad, ganadores en pruebas a ciegas sobre los competidores, adaptados al paladar de los consumidores en diferentes países, apostando por democratizar el consumo de bebidas.

En la línea de la adaptabilidad, ¿cómo asume ISM los retos de la industria de bebidas como la reducción de azúcar?

Es una tendencia mundial que ya habíamos identificado. Para ello venimos trabajando desde hace varios años tecnologías para sustituir el uso de azúcar en nuestros productos y también desarrollando productos sin azúcar añadida en los diferentes mercados donde estamos.

Como consumidores todos debemos modificar nuestros hábitos y en nuestro rubro tenemos que ayudar y contribuir con la salud de las personas. Por ejemplo, en Perú contamos con un portafolio con bebidas como KR Zero, Oro Zero, Sline, Drink T, Kero y otras bebidas de bajas calorías.

La sostenibilidad como camino
¿Cómo ISM entiende la sostenibilidad?

En ISM entendemos la sostenibilidad como un enfoque de gestión empresarial responsable que promueve el triple resultado, económico, ambiental y social, integrado desde la planificación del negocio y en todos los niveles jerárquicos de la compañía.

Nuestros valores organizacionales son intrínsecos a la estrategia de sostenibilidad, ya que guían cada acción que ejecutamos. De esta forma, trabajamos diariamente con prudencia y responsabilidad para que el crecimiento de ISM vaya de la mano con el desarrollo de las comunidades donde operamos.

Creemos firmemente que esta es la fórmula para el éxito de nuestro negocio, por esta razón definimos nuestros compromisos para el 2030 en contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Nuestra guía es la pasión por el futuro, por eso enmarcamos nuestras acciones en:

a. Pasión para crecer
b. Pasión para cuidar
c. Pasión para transformar

¿Cuáles son los ejes en los que trabajan la RSE?

Nuestro propósito se centra en trascender y dejar una huella positiva en las comunidades y principales Stakeholders. Empieza desde la democratización del consumo de bebidas porque ofrecemos bebidas de calidad a precios competitivos. Somos un foco de desarrollo en los lugares donde se instalan nuestras operaciones porque generamos empleos y muchas oportunidades. Todas nuestras acciones están enmarcadas en 4 ejes:

1) La educación como base del desarrollo social y el liderazgo; 2) La familia como sinónimo de solidez; 3) El emprendimiento como motor del cambio; y 4) El medioambiente como un espacio de desarrollo socialmente responsable.

Por ejemplo, desde el 2016 trabajamos en programas de reciclaje de Envases PET de bebidas no alcohólicas en colegios de Huaura y Arequipa, mediante actividades que promueven la lectura y los valores en los niños.

Por otra parte, mediante el Programa de Capacitación Mejorando Mi Bodega se está impulsando la sostenibilidad de los negocios de los clientes de ISM. Durante este año, se han logrado capacitar a más de 2,400 bodegueros en ocho ciudades del país para que puedan mejorar su negocio, lo cual refleja nuestra pasión por construir una mejor sociedad.

Otro programa que nos llena de orgullo es el de Emprendedoras ISM, donde hemos capacitado a más de 250 mujeres en manualidades y pastelería, de las cuales 180 han podido emprender sus propios negocios, ayudando en la economía familiar.

¿Cómo aplica ISM la economía circular?

La economía circular es un modelo donde todas las áreas de la compañía toman conciencia del cuidado de los recursos, reduciendo al mínimo los residuos y el impacto en los ecosistemas.

Por ello, nos preocupamos en tener proveedores que cumplen prácticas ambientales, en que nuestras plantas optimicen el uso del agua y de la energía en la fabricación de las bebidas.
Desarrollamos programas de innovación para reducir el gramaje de nuestras botellas como la de Agua Cielo que tiene 25% menos pet. Además, todos nuestros envases son 100% reciclables.

En República Dominicana en un esfuerzo en conjunto con el gobierno y otras empresas estamos educando a la población y colocando una planta de reciclaje para acopiar y luego convertir el pet en resina reciclada.

Este es un gran esfuerzo donde se materializa la visión de ISM de ser socialmente responsable con el medioambiente.
Por otro lado, promovemos concursos de reciclaje, cuyo pet lo transformamos en mantas que sirven para abrigar a nuestros hermanos del sur o en mochilas para escolares de escasos recursos. En todos los colegios de nuestras zonas de influencias promovemos talleres de reciclaje para darle una vida útil a las botellas. Incluso estamos inaugurando junto a Línea 1 del Metro de Lima una muestra con 26 árboles de navidad hechos de pet. Interiorizar y entender que debemos hacer negocios responsables, es una de las principales visiones que transmitimos a nuestros colaboradores.

Además, tenemos varios programas con los hijos y esposas de nuestros colaboradores, porque creemos e impulsamos sus talentos. El apoyo a nuestras zonas de influencia lo evidenciamos a través de convenios con las municipalidades donde nos comprometemos a enseñar, promover y reciclar el pet en las escuelas.

¿Este círculo virtuoso forma parte de su cadena de valor?

La idea de ISM con estos programas de responsabilidad social es enseñarles a los niños a reciclar haciéndoles ver lo útil que es transformar los residuos PET en productos que pueden servir a la sociedad. De esta forma, ISM se asegura de que sea un proceso virtuoso.

Procuramos monitorear y evaluar todo el proceso de gestión del agua y la energía para no desperdiciar nada yreinvertir en la adquisición de nuevas maquinarias.

¿Sienten que tienen que devolverle parte de su éxito al país y las comunidades donde operan?

Desde que nacimos hemos estado cerca de la comunidad. Instalamos nuestras plantas en regiones donde no se ubicaban muchas empresas como Huaura y Arequipa. Lo mismo en República Dominicana dónde venimos desarrollando grandes oportunidades para las comunidades.

Estamos próximos a abrir una planta en Haití, siguiendo el modelo de generar trabajo y sumar al desarrollo social a través de la educación. Asimismo, estamos concientizados en dar un uso responsable a nuestros recursos, por ello tratamos nuestras aguas residuales y contamos con altos estándares operativos. Por otro lado, estamos comprometidos con reducir el uso del plástico y mantener un modelo de economía circular.

¿Qué les recomendarían a los emprendedores del país?

Les recomendaría que no dejen de intentar hacer empresa. Nunca deben dejar de perseverar porque se aprende cada minuto de nuestras vidas. Así tengamos momentos en que a veces no logremos algunas metas o el contexto del país se complica, debemos aprender y volver a levantarnos. Ese es el arte de ser emprendedor y trabajar con pasión.

También es importante que se tracen metas altas, pero que no descuiden su desarrollo personal, emocional y familiar.
Nunca dejen de buscar ese balance, así a veces no se pueda, porque el ser feliz es la base para lograr lo que uno quiere.

¿Cuál cree que es el aporte de Industrias San Miguel al Perú?

Creo que el principal aporte de Industrias San Miguel es que es una empresa que invierte acá, que genera mano de obra calificada y desarrolla económicamente a su país. Somos una empresa peruana de bandera y hemos aportado al crecimiento del mercado de bebidas.

Hemos aprendido en nuestro país a competir con las mejores empresas transnacionales. Esa experiencia nos ha permitido competir de igual a igual en cualquiera de los países. Industrias San Miguel seguirá comprometido con su público consumidor, sus proveedores, sus comunidades y la sociedad en general.

Asimismo, seguirá desarrollando productos de mayor valor agregado, naturales, con pocas calorías, sin azúcar y que alarguen la vida de las personas.

También continuaremos el camino de la economía circular, potenciando nuestro trabajo en educación y reciclaje como política de sostenibilidad.

Etiquetas: , , , , , ,