Coca-Cola y Arca Continental recibieron el DESR 2018-2019

Coca-Cola Perú y su socio embotellador Arca Continental Lindley obtuvieron por quinto año consecutivo el Distintivo Empresa Socialmente Responsable otorgado por la Asociación Perú 2021 y el Centro Mexicano para la Filantropía, el cual promueve, evalúa y reconoce la cultura de la responsabilidad social en el sector empresarial.
Este reconocimiento, certifica una visión y un modelo de negocio que reúne el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad, la promoción de un futuro sostenible, así como la aplicación de programas de bienestar integral a nivel personal, social y ambiental.

Sandra Alencastre, directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Perú, resaltó que “Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley hemos sido partícipes del progreso social y económico del país, nos enorgullecemos por ser reconocidos una vez más como Empresas Socialmente Responsables. Sabemos que todavía hay mucho por hacer y retos que alcanzar, por eso, seguiremos impulsando la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor para que más empresas se unan con acciones que favorezcan a nuestro planeta”.

En 2018 la Compañía Coca-Cola se puso a la altura del problema del plástico, con una visión contundente: Un Mundo Sin Residuos. Esta iniciativa global tiene como objetivo ayudar a recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los empaques para el año 2030 y fabricar botellas con mayor contenido reciclado. En Perú, este compromiso con la sostenibilidad está presente en todas las decisiones de negocio que toman Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley, representado con el avance en la gestión responsable de los empaques de plásticos en base a las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar.


Bajo la visión de conseguir un mundo sin residuos, celebraron recientemente un hito para toda la región y la industria, presentando la primera botella del país hecha 100% de botellas recicladas, buscando así reducir el impacto ambiental del uso de plástico. Con esta innovación, promueven la economía circular, dándole un valor a las botellas de plástico para que se conviertan en nuevas botellas, en vez de residuos.

Otro claro ejemplo de los esfuerzos de Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley quedó patente en la firma del primer Acuerdo de Producción Limpia, con el Ministerio del Ambiente y el Ministerio de Producción, donde se comprometen a continuar realizando acciones para reducir, reutilizar y reciclar los materiales de sus empaques, con la finalidad de contribuir a la construcción de un mundo sin residuos.

Pero no solo trabajan en conseguir empaques más sostenibles, con el programa “Gestión participativa para la conservación, recupero y manejo de las zonas de interés hídrico en la Biosfera de Oxapampa”, desde 2014 contribuyen a reabastecer a la naturaleza el 100% de agua que utiliza el Sistema Coca-Cola Perú en la fabricación de sus bebidas. Este proyecto ha permitido conservar más de 1000 hectáreas de bosque natural, y reforestar 700 hectáreas de bosque a orillas de los ríos Huancabamba y Pichis.

“Esta distinción es muy importante tanto para Coca-Cola Perú como para Arca Continental Lindley, porque abarca todas las áreas del negocio, tanto prácticas internas y cultura organizacional, como acciones que involucran a otros actores de la cadena de valor e impactan en la comunidad” remarcó Verónica Bonifaz, Directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Arca Continental Lindley.

Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley son muy conscientes de que estos desafíos no los pueden abordar solos, y es por eso que trabajan con gobiernos, ONG’s y comunidades en múltiples iniciativas, fundamentando su visión y compromiso social en principios y acciones que favorezcan tanto a su negocio como a la comunidad en la que operan.