Estados Unidos: El nuevo gobierno de Joe Biden planea volver prontamente al Acuerdo de París

La retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París, durante el mandato del ex presidente Donald Trump, fue un ‘golpe bajo’ en la lucha contra la crisis climática. Sin embargo, este escenario está a punto de cambiar con la llegada de Joe Biden al sillón presidencial norteamericano, ya que puso como prioridad la reincorporación de su país al acuerdo en la agenda ambiental que maneja.

Más aún, las acciones que planea tomar el equipo de Biden se dirigen a contrarrestar otras tomadas por su predecesor, las cuales van en contra de toda política a favor del medio ambiente. Entre ellas, por ejemplo, yace revertir la entrega de áreas naturales del Ártico a empresas petroleras para que puedan explorar recursos de hidrocarburos.

No es novedad que Biden apuesta por una visión de responsabilidad ambiental. Durante su campaña electoral ya había mencionado algunas decisiones que tomaría para hacer de EE.UU un aliado frente a la lucha contra la crisis climática. Mencionó la vuelta al Acuerdo de París, después de que en el 2017 Donald Trump informará de la retirada y esta se concretará en los últimos meses del 2020.

Increíblemente, entre los argumentos que el ex presidente republicano brindaba para justificar esta resolución, estaba el enorme costo económico que traería al país asumir el Acuerdo de París. De acuerdo a declaraciones de Trump, al 2025  más de 2,5 millones de estadounidenses perderían sus empleos. Asimismo, expresó que 3 billones de dólares y el desempleo de  6,5 millones de compatriotas sería el costo en la próxima década de seguir en el pacto.

Incluso fue más allá. Deslizó la posibilidad de que el cambio climático era una teoría inventada por los chinos para frenar el crecimiento del país norteamericano, poniendo así en tela de juicio todo el basamento científico que reafirma la crisis climática como una realidad que se debe enfrentar.

El mandato de Joe Biden promete cambiar el estado de EE.UU en la carrera para combatir el cambio climático. Al respecto, anunció la inversión de 2 billones de dólares para este frente, además señaló que “Estados Unidos buscará medidas firmes para evitar que otros países hagan trampa en sus compromisos climáticos”.

Por otra lado, diversos organismos han manifestado su optimismo ante la vuelta de Estados Unidos al tratado. A través de un comunicado, Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea a cargo del Pacto Verde Europeo, y Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, se refirieron a la decisión de Biden.

“Tenemos ganas de tener a Estados Unidos de nuevo a nuestro lado para liderar los esfuerzos globales para combatir la crisis del clima. Es el reto definitorio de nuestra era y sólo puede abordarse combinando todas nuestras fuerzas”, sostuvieron.

Hoy por hoy, una primera acción se concretará con la pronta comunicación de Biden con la ONU para informarle del regreso de su país al tratado, en el plazo de un mes. Gina McCarthy ha sido designada como la responsable de este asunto en su grupo de trabajo.