La gestión ambiental es cada vez más relevante para las empresas. Una encuesta elaborada en 2018 por la consultora KPMG arrojó que el 90% de los ejecutivos de las cien firmas más importantes del país consideran que la sostenibilidad es importante en sus estrategias de negocios.

Frente a ese panorama, Disal Perú comparte 5 consejos para aplicarlos en las organizaciones y promover operaciones más amigables con el ambiente.

1. Mide tu huella de carbono: Implementa este indicador de sostenibilidad para medir y gestionar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) generadas por las actividades directas e indirectas de tu organización. Para ello, puedes utilizar la plataforma digital Huella de Carbono Perú, administrada por el Ministerio del Ambiente, que ha sido creada para fomentar y reconocer el esfuerzo de las empresas públicas y privadas por reducir y/o neutralizar sus emisiones.

 2. Segrega tus residuos: Instala contenedores de segregación respetando el código de colores para el almacenamiento de los residuos sólidos en el ámbito no municipal; tales como papel y cartón (contenedor azul), plástico (contenedor blanco), metales (contenedor amarillo) orgánicos (contenedor marrón) vidrio (contenedor plomo) peligrosos (contenedor rojo) y no aprovechables (contenedor negro).

3. Transforma tus residuos en recursos: Una manera efectiva de poner en práctica este consejo es a través de la valorización, la cual permite aprovechar los residuos y utilizarlos como insumos para los procesos productivos, evitando que sean dispuestos en rellenos sanitarios o de seguridad. En caso decidas aplicar esta buena práctica, Disal Perú brinda el servicio integral de la gestión de residuos, desde la segregación hasta la valorización de los mismos, utilizando como por ejemplo, la técnica del compostaje y el reciclaje.

4. Reduce el consumo de energía: Optimiza tu consumo cambiando las luminarias por aquellas con tecnología LED, limpia las luminarias al menos una vez al año, con la finalidad de mantener la intensidad de la luz; y mantén el aire acondicionado a temperatura entre los 25 a 26°C. Asimismo, recuerda desenchufar aquellos artefactos y apagar las luces que no utilices.

5. Cuida el agua: Recuerda utilizar responsablemente el agua pues este recurso es cada vez más escaso. No olvides cerrar los caños y verificar que las instalaciones hidráulicas funcionen correctamente. Asimismo, otra alternativa para velar por el cuidado de este recurso es recuperar las aguas residuales, líquidos provenientes del uso doméstico o industrial. Al brindarles el correcto tratamiento, estas pueden ser reaprovechadas para actividades como el riego o el uso doméstico. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.