Este recurso sostenible permitirá, según su implementación en los sectores, un desarrollo económico debido a la generación de más puestos de trabajo relacionados a su cadena de valor, que de por sí beneficia ya a la lucha contra el cambio climático y la diversificación energética, explicaron panelistas en un evento especializado. 

Por Renzo Rojas
rrojas@stakeholders.com.pe

El Perú es un país privilegiado para el desarrollo importante de una industria de Hidrógeno Verde (HV). Esta fue una de las conclusiones y reiteraciones durante el webinar “HIDRÓGENO VERDE: Alcances del Perú”, un espacio que hizo un repaso sobre las acciones que se vienen desarrollando para impulsar la adopción de esta fuente de energía limpia en los diversos sectores económicos. 

Las grandes ventajas para el crecimiento de esta industria radican en la mayor eficiencia y menor costo en tecnologías relacionadas a energías eólicas y solares, teniendo en cuenta que la producción del HV tiene como principal base este tipo de fuentes. Como se sabe, el Perú tiene un gran potencial al respecto debido a su geografía en ciertas zonas del país, por lo que puede aprovechar estas circunstancias. 

José Dávila, viceministro de Electricidad del Minem, mencionó en su participación que el gobierno reconoce la capacidad nacional en el tema dado que, además, cada vez hay más avances y reducción de costos en la electrólisis, tecnología que se usa para producir hidrógeno a partir de agua. De igual manera, mencionó que otros adelantos figuran en las mejoras tecnológicas para el transporte de hidrógeno, así como en el empleo de agua de mar. 

“El hidrógeno verde o HV representa también una oportunidad para la seguridad energética ampliando la diversidad de fuentes energéticas y reduciendo la dependencia al petróleo y sus derivados. Ayuda a cumplir con los compromisos de reducción de gases de efecto invernadero de acuerdo con los planes que tiene el Perú sobre la lucha contra el cambio climático y el Acuerdo de París”, detalló sobre los otros beneficios en este marco. 

La autoridad recalcó que otro aspecto favorable es la generación de divisas para el Perú mediante la exportación de HV, lo cual es factible gracias al gran potencial de recursos renovables y baratos a lo largo del territorio. 

“Habrá un alto impacto de emisiones en Perú, principalmente en transporte, que es casi del 100% a base de hidrocarburos. Tiene amplias aplicaciones en procesos de refinerías, producción de fertilizantes, minería, producción de acero y a nivel residencial se puede distribuir mezclado con gas natural. (…) Se generarán empleos para servicios asociados a toda la cadena de producción, transporte y distribución de hidrógeno verde”, agregó. 

Avances y políticas en el país 

H2 Perú, Asociación Peruana de Hidrógeno, es una organización establecida a inicios del 2021 con la finalidad de fomentar la adopción de esta energía sostenible en el país. Daniel Cámac, su presidente, explicó que han tratado de difundir y comunicar los conocimientos alrededor del HV a diferentes actores y stakeholders. Para este caso, no solo han articulado con instituciones privadas, sino también con públicas en el proceso de capacitación.

El ejecutivo sostuvo, además, que los progresos significativos se reflejaron en la elaboración de un estudio para identificar el potencial peruano en la producción de HV: “Esto ha marcado un hito relevante para que muchas empresas realicen sus primeras estimaciones acerca de cuánto valor puede generar producir HV en el Perú en comparación con otros países”. 

Asimismo, Cámac subrayó la preparación de una propuesta de normativa que se ha alcanzado al poder ejecutivo y legislativo, con la finalidad de acelerar el curso del HV en el país a través de la generación de incentivos necesarios para que las empresas tengan la oportunidad de adelantar sus inversiones. 

Justamente, a su turno, Roxana Serpa, Senior Consultant de Transición Energética de H2 Perú, dijo que ya se presentaron bases y recomendaciones para el desarrollo de una estrategia nacional de HV, así como una propuesta de hoja de ruta. Todo ello con el objetivo de fomentar el diálogo y promover su adopción bajo cualquiera de sus modalidades, ya sea en el sector energético, de almacenamiento, como combustible o materia prima. 

“Si bien el hidrógeno no es algo nuevo como tal en la industria, porque se utiliza hace muchísimos años, si lo es el HV. Este necesita una serie de medidas de promoción que pueden ser estructuradas de una manera que se promocioné su desarrollo, producción y el uso de HV y sus derivados. Necesitamos estructurar una serie de sistemas de incentivos tributarios, arancelarios, financieros, en el sentido de la demanda, así como la adopción de una ley de promoción”, enfatizó. 

Hasta el momento, la hoja de ruta elaborada establece los objetivos y pasos que permitirán orientar el trabajo y medir el progreso en este contexto. Serpa recordó que este documento presentado por H2 Perú es producto de una primera aproximación dentro de la convicción de que es posible consensuar en puntos esenciales para la elaboración de una estrategia nacional. 

“Los beneficios principales de una economía que incluye HV serán la mitigación del cambio climático, la diversificación económica, el desarrollo social y la innovación. Tenemos que trabajar conjuntamente para lograr esa visión”, concluyó. 

Una ley de promoción 

Promover y apoyar a las empresas en su camino a emplear hidrógeno verde es sustancial en la descarbonización de la economía peruana. Es aquí, precisamente, donde el gobierno debe aplicar medidas regulatorias que lo convierten en aliado clave del sector privado. En ese sentido, es importante que se considere la Ley de Promoción del Hidrógeno Verde.

Luis Flores, gerente de Regulación de ENEL Perú y líder del Comité de Estrategia y Regulación de H2 Perú, mencionó que si bien es cierto que debemos reconocer que somos un país privilegiado, ya que contamos con recursos renovables de altísima calidad, es prudente también tener una visión de largo plazo y, precisamente, esa es la razón por la que se planteó la necesidad de un proyecto de ley de promoción. 

“Tenemos que diseñar políticas, pero de alguna manera también los principios. Los ejes fundamentales del proyecto de ley, que hemos presentado, giran en torno a eso. Primero, tener claro el gran objetivo. Segundo, la definición, que no haya dudas de que estamos hablando de HV, de energías renovables. La visión de institucionalidad es también vital porque a veces no queda claro en quién o quiénes recae la responsabilidad en el gobierno de regular esta industria”, explicó. 

El especialista añadió que la propuesta de esta ley ya ha sido presentada y publicada, aunque ciertamente es un documento inicial que va a ser enriquecido por otros actores o entes en los próximos meses. 

Por otro lado, José Gómez, Lead Regional Energy Specialist del BID, compartió la visión al 2025 del Grupo BID en relación con el hidrógeno verde. Indicó que cambio climático, integración regional, apoyo a las pymes, economía digital, género y diversidad, son factores en los que esta organización encuentra oportunidades para propiciar el desarrollo de la región. 

Finalmente, agregó que no cabe dudas en la actualidad del potencial que representa el HV para las naciones, ya que se calcula que la demanda al 2050 será de cuatro a diez veces mayor a la registrada en el 2020 en términos de toneladas métricas anuales, panorama en el que el Perú tiene enormes oportunidades para un enfoque de sostenibilidad y crecimiento económico.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.