En Perú, la primera razón de las mujeres de interrumpir su carrera es por ser madres 38%, mientras que para los hombres lo es el capacitarse o estudiar 26%.

Las mujeres peruanas han interrumpido en mayor proporción sus carreras laborales que los hombres, así lo reveló un estudio elaborado por Buk, la empresa de software integral de gestión de personas.

De acuerdo con el análisis, las mujeres alcanzan un 37% mientras que los hombres a penas un 34%. Si bien las cifras no difieren en gran proporción, las razones son muy distintas según género.

Mientras que una mayoría de las mujeres han debido hacerlo por el nacimiento de un hijo (38%) , los hombres lo han hecho por estudiar o capacitarse (26%).

‘’La investigación «Radiografía de las Mujeres en el Trabajo 2023″ tiene como objetivo visibilizar, con base en cifras, las realidades, percepciones y aspiraciones en uno de los ámbitos más importantes que tienen las personas en sus vidas: su trabajo’’, señaló Sebastian Ausin, country manager de Buk Perú.

Sueldos

La encuesta también indica que, en el Perú, tras una solicitud de ascenso o aumento de sueldo, una mayor proporción de hombres queda conforme con la respuesta de su organización y en general, una mayor proporción de hombres, comparado con las mujeres, cree tener un salario mayor al de ellas. Esta tendencia se replica tanto en colaboradores de empresas de Chile, como en Colombia y México.

Aspiraciones laborales

Al preguntarles a hombres y mujeres cuáles son sus mayores aspiraciones en el ámbito laboral, coinciden en alcanzar un salario mejor que el promedio de mercado, 44% y 45% respectivamente. Según el estudio de Buk, los colaboradores de empresas peruanas son los que más presentes tienen estas aspiraciones, en comparación con la región. En segundo lugar, los colaboradores peruanos buscan aprender y desarrollarse cada día en sus trabajos, mujeres 46% y hombres 38%.

Motivos de renuncia

Las principales tres razones por las que renunciarían o han renunciado las mujeres encuestadas que trabajan en empresas en Perú son: Salario e incentivos monetarios poco competitivos (53%), mejores oportunidades laborales (49%) y falta de oportunidades de desarrollo (44%).

¿Cómo cambiar el panorama?

Con la data analizada, Buk propone algunas de las recomendaciones que pueden ayudar a las organizaciones a construir lugares de trabajo más felices para sus colaboradoras mujeres. “Es importante que los líderes y gestores de personas sean capaces de identificar opiniones, sentires y las necesidades en su organización para aplicar estas recomendaciones considerando cada contexto y realidad’’, agrega Sebastian Ausin, country manager de Buk Perú.

Usar los datos a favor de la organización: Identificar el potencial del talento femenino e invertir en su desarrollo; y recopilar datos sobre renuncias.

Foco en los incentivos: Es necesario achicar la brecha de género en términos de ascensos y aumentos de sueldos. Así como asegurar procesos equitativos en el ciclo laboral, impulsar la flexibilidad laboral y analizar los indicadores para evaluar ascensos y aumentos de sueldos.

Crear una cultura de cero tolerancia a las microagresiones: Visualizarlas cuando ocurran, educar y generar protocolos.
Impulsar la diversidad y equidad de género: Establecer un plan de diversidad y equidad de género a corto, mediano y largo plazo, para generar un compromiso con el desarrollo del liderazgo femenino y crear una cultura laboral integradora.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.