BBVA – EduFin Summit 2021: La educación financiera es clave para un crecimiento inclusivo y sostenible

La inclusión financiera genera desarrollo en los países. Así lo entiende BBVA y, por ese motivo, constantemente suma esfuerzos para contribuir a que más personas se beneficien de los servicios y productos financieros, más aún en plena pandemia, época en la que se ha demostrado su importancia.

Con la certeza de saber que toda acción coadyuva a un objetivo común, la compañía llevó a cabo por cuarta ocasión el EduFin Summit 2021, un gran evento organizado por el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA y que congrega a especialistas del sector de todo el mundo. Este año se realizó por primera vez de manera virtual y tuvo como ejes temáticos la educación financiera, la resiliencia financiera y el crecimiento inclusivo.

Educación frente a la vulnerabilidad

La vulnerabilidad financiera fue uno de los aspectos a abordar. En ese sentido, se resaltó el avance que han tenido mecanismos como los pagos contactless, que han hecho posible realizar operaciones financieras sin contacto físico, sobre todo en el contexto de la COVID-19. “Una mayor inclusión reduce la vulnerabilidad y favorece la salida de la pobreza”, explicó Magda Bianco, jefa del Departamento de Protección del Consumidor y Educación Financiera del Banco de Italia y copresidenta de la Alianza Global para la Inclusión Financiera del G20 (GPFI).

Sin embargo, para Bianco yacen obstáculos a la vista, que principalmente están relacionados a la falta de digitalización. “Tenemos nuevas fuentes potenciales de exclusión, sobre todo para aquellos a los que no les llega la digitalización”, dijo.

En toda la gran tarea por disminuir la vulnerabilidad financiera, también es sustancial trabajar en la educación financiera, así como en la capacidad de las personas de poder desenvolverse en medios digitales.

Al respecto, Alfonso Arellano, economista sénior de BBVA Research, sostuvo una conversación con distintos especialistas como Payal Dalal, vicepresidenta sénior de Impacto Social y Mercados Internacionales en el Centro Mastercard para el Crecimiento Inclusivo, con quien se llegó reforzar conclusiones de que la educación financiera necesita generar en las personas tanto aptitudes digitales como financieras.

Como una prueba de ello, Dalal mencionó que un programa online, dedicado desde el Centro a promover estas aptitudes, resultaron favoreciendo a los participantes del mismo, ya que el 64 % refirió haber mejorado su salud financiera, mientras que el 50 % señaló sentirse con mayor seguridad y tranquilidad a la hora de gestionar su dinero por vías online. “La educación financiera, la digitalización y la inclusión financiera van de la mano”, complementó Arellano.

Por otra parte, bajo la frase “ahorrar más, ahorrar mejor y ahorrar suficiente”, José Antonio Herce, presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, añadió un punto clave para hacerle frente a la vulnerabilidad financiera como es la capacidad de ahorro, la cual beneficia a los jóvenes y adultos, y que aporta a la resiliencia financiera en escenarios como la crisis sanitaria.

Se podría decir que la educación financiera es la piedra angular para lograr las metas propuestas. Los conocimientos de índole financiero deben ser accesibles e interiorizados por las personas, especialmente en quienes pueden verse más afectados por circunstancias inesperadas. En esa línea, Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, es un convencido de que este aspecto es esencial “para promover un crecimiento sostenible e inclusivo”, así lo manifestó a su turno durante la apertura del EduFin Summit 2021.

En un poco más de un año desde que se inició la pandemia, hubo una aceleración en cuestiones como la digitalización, la manera cómo se trabaja, el rol protagónico de los datos y la sostenibilidad. Todo lo anterior llevó a Torres Vila a reflexionar acerca de lo fundamental que es dotar de las competencias requeridas a las personas para que puedan aprovechar y adaptarse al nuevo entorno.

BBVA no es ajeno a la responsabilidad que asume el sector privado como agente de transformación de la sociedad, por lo que su presidente destacó además el compromiso de la compañía, el cual se ha visto reflejado, desde hace años, en la implementación de distintas herramientas para incorporar a todas las personas en el avance que presenta la economía. “Es nuestra responsabilidad”, aseguró Torres Vila.

La sostenibilidad estuvo presente en el discurso del presidente de BBVA. El proceso de transición hacia un mundo más sostenible, prosiguió, necesita de innovación e inversión, y acciones que pueden parecer mínimas tienen un impacto en el devenir. Apostar por un coche eléctrico o atreverse a cambiar un sistema de calefacción por uno más ecoamigable demuestran que “invertir en sostenibilidad es una decisión inteligente”, dijo. Justamente, es aquí donde el conocimiento financiero ‘juega’ un papel importante, por ejemplo, en fases de inversión.

“Los bancos pueden desempeñar un papel fundamental para ayudar a la gente a evaluar los riesgos y entender los rendimientos de estas oportunidades de inversión; no sólo desde el punto de vista de la educación financiera, sino también explicando qué se puede hacer para contribuir a lograr un planeta sostenible”, indicó.

Actores con una meta en común

La articulación entre los actores resulta crucial si se quiere que las distintas políticas de inclusión financiera sean efectivas. El sector público tiene la oportunidad de encontrar en el sector privado un aliado para impactar positivamente en la salud financiera de las personas. Para Diana Mejía, especialista sénior en Inclusión Financiera de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, hay un gran potencial que se debe usar.

“El sector privado está muy posicionado para llegar a una audiencia amplia. Tiene contacto directo con los clientes y usuarios financieros lo que le permite aprovechar momentos propicios para la enseñanza, en el momento en el que las personas están tomando decisiones financieras importantes”, indicó.

Por otro lado, Gautam Bhardwaj, cofundador de pinBox Solutions, se pronunció sobre lo importante de que las personas cuenten con habilidades financieras sólidas y duraderas en el tiempo, especialmente en los países en desarrollo. Aspectos como concientizar a los jóvenes acerca del ahorro ante una falta de jubilación, deben trabajarse con premura.

Para la facilitación de este tipo de aprendizajes, los conceptos financieros tienen que caracterizarse por su sencillez, fácil entendimiento y gran nivel de aceptación. Bhardwaj puso un ejemplo concreto logrado por pinBox Solutions, que consiste en que mediante Whastapp la población de la India podrá acceder a un plan de pensiones. En tan solo pocos minutos, pueden planificar su futuro económico.

Entre otras ponencias, el EduFin Summit 2021 sirvió para ‘poner en escena’ un tema vital como es la inclusión financiera. Durante los seis días de duración del evento, tuvieron lugar nuevos análisis y perspectivas que dejan en claro la importancia de poner al alcance de todos los conocimientos financieros. Motivo que seguirá impulsando a BBVA a desarrollar distintas iniciativas en favor de todos sus stakeholders.