Estudio que involucra a las regiones Junín, Pasco y Lima Provincias resalta que la minería permitió reducir la pobreza en 18 puntos porcentuales en 20 años

Según el estudio “Impacto económico y social de la minería en el Perú Central – Perspectiva histórica y visión hacía el futuro”, presentado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) y el Centro para la Competitividad y Desarrollo (CCD), el 57% de la población en regiones del centro del Perú (Lima provincias, Junín y Pasco), se beneficia de la minería. 

Dicho estudio, desarrollado en el marco de actividades de Rumbo a PERUMIN, detalla que son 1 ‘467,000 personas las que se benefician de la actividad minera a través de empleo directo e indirecto (367 mil personas) y familiares de los trabajadores (1’ 101,000 personas). 

De igual manera, el análisis resalta el alto alcance que tiene la industria en la masa poblacional. En el caso de Pasco, el 90% de la población se beneficia del empleo que genera la actividad. En Junín, el alcance llega al 53% de la población, mientras que, en Lima, donde se considera a las provincias de Barranca, Cajatambo, Canta, Cañete, Huaral, Huarochirí, Huaura, Oyón y Yauyos, el beneficio impacta al 54% de la población. 

Reducción de la pobreza 

Asimismo, el estudio destaca que la minería ha contribuido a reducir la pobreza en 18 puntos porcentuales en las regiones que abarca el análisis, pasando del 52% en el 2001 a 34% en el 2020. Ello ha sido impulsado por aspectos adicionales a la generación de empleo como la inversión minera, que superó los US$13,600 millones en los últimos 20 años: más US$3,100 millones en Lima Provincias, más de US$2,700 millones en Pasco y más de US$7,600 millones en Junín. 

A ello se suman los aportes por canon y regalías que en los últimos 20 años han representado para estas regiones un acumulado que supera los S/6,400 millones. De ello, más S/1,600 millones fueron para Junín, más de S/2,700 millones para Pasco y más de S/2,100 millones para Lima Provincias. 

“Cifras de esta magnitud acumuladas por estas regiones equivalen a la construcción de 45 hospitales o a la instalación de 2,540 plantas de oxígeno”, sostuvo el economista Rudy Laguna, director del CCD. 

Por su parte, el presidente de Rumbo a PERUMIN, Dr. Miguel Cardozo, resaltó la necesidad de fomentar el desarrollo de una minería moderna y responsable en las regiones del centro del país para que ésta continúe siendo determinante para el bienestar de la población. 

Desde esa perspectiva, recordó que estas regiones cuentan con una cartera de inversión que suma un valor total de 2,341 millones de dólares. Se trata de los proyectos Ampliación

Toromocho (US$1,355 millones), Ariana (US$140 millones) y Shalipayco (US$91 millones) en Junín; Planta de Cobre Rio Seco (US$410 millones) en Lima; y el proyecto Yumpag (US$81 millones) en Pasco. 

Cabe destacar que los resultados de este estudio serán presentados públicamente en el evento Rumbo a PERUMIN “Consensos para el progreso del Perú Central”, que comprende las regiones Junín, Pasco y Lima Provincias. El mismo se desarrollará en formato virtual y contará con la participación de representantes de empresas mineras, profesionales y técnicos del sector, autoridades nacionales y regionales, representantes de la sociedad civil y la academia.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.