Se trata de iniciativas innovadoras que buscan reducir los riesgos de desastres y que las comunidades logren volverse más resilientes. 

Marsh McLennan, en sociedad con el Atlantic Council’s Arsht- El Centro de Resiliencia de la Fundación Rockefeller (Arsht-Rock), ayudarán a movilizar al sector asegurador en apoyo de la campaña Race to Resilience (Carrera hacia la Resiliencia) de las Naciones Unidas, para apoyar iniciativas innovadoras que buscan reducir los riesgos de desastres y que las comunidades logren volverse más resilientes. 

Race to Resilience es una campaña mundial que busca impulsar un cambio radical para conseguir una resiliencia climática.

“A través de esta iniciativa, estamos presentando la solución de seguros más impactante e innovadora basada en proyectos de adaptación climática, aplicando un marco simple y claro para la participación de la industria”, dijo Dr. Mahmoud Mohieldin, Champion de Alto Nivel de Cambio Climático de la ONU para Egipto, COP27.

“Estamos orgullosos de estar asociándonos con el gobierno y las aseguradoras para construir alianzas público-privadas que ayuden a las comunidades a desarrollar resiliencia al cambio climático. A través de una eficaz financiación, inversiones e intervenciones específicas, la industria global de seguros puede ayudar a aumentar nuestra resiliencia ante un planeta más cálido y volátil”, mencionó Julian Enoizi, Líder Global de Soluciones de Riesgo del Sector Público en Guy Carpenter, una empresa de Marsh McLennan.

La campaña presentó 17 proyectos que están redefiniendo el papel de los seguros en la planificación global de desastres. Los negocios de Marsh McLennan y Arsht-Rock están directamente involucrados en varios de estos proyectos, incluido un piloto para un modelo de seguro contra catástrofes basado en la comunidad para poblaciones vulnerables en la ciudad de Nueva York, un estructura de financiamiento de capital combinado en Chile, y reducción integrada del riesgo de desastres y programas de microseguros en México e India.

“Sabemos que un dólar invertido en preparación y prevención de desastres, ahorra hasta once dólares en fondos de respuesta. Irónicamente, el 88 % de todo el apoyo en casos de desastre se produce después de la catástrofe”, dijo Kathy Baughman McLeod, Vicepresidenta Sénior y Directora del Centro de Resiliencia Adrienne Arsht-Rockefeller.

Esta iniciativa se lanzó en la COP 27 el 10 de noviembre a las 10:00 a. m. horario del Este como parte del High-Level Champions and Marrakech Partnership programme (Programa de Champions de alto nivel y la Asociación de Marrakech) sobre resiliencia.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.