Melvin Escudero: “El retiro del 25% daña significativamente el objetivo principal de las AFPs”

Melvin Escudero, presidente de El Dorado Investments y de CFA Society Perú, habló sobre el rol de las AFPs y el impacto que viene teniendo en este sector la  crisis generada por el COVID-19.

Por Alonso Arias Loayza
aarias@stakeholders.com.pe

 

Todo país para poder crecer necesita financiamiento e inversiones, desde esa perspectiva es fundamental que exista ahorro interno, pero también inversión directa extranjera, pues ambas se complementan y se convierten en dos componentes de que conforman la inversión privada, que es fundamental para impulsar el desarrollo económico.

Así lo considera Melvin Escudero, presidente de El Dorado Investments y de CFA Society Perú, quien señala que hay que tener en cuenta que el 70% aproximadamente de la inversión total de la economía, a largo plazo, es del sector privado y deviene del ahorro interno y de la inversión directa extranjera. Desde esa perspectiva, afirma que las AFPs son el porcentaje más importante del ahorro interno en el país.

Melvin Escudero, Presidente de El Dorado Investments y de CFA Society Perú

“Con las AFPs no solo está el tema de garantizar la pensión digna para los afiliados, sino que ese ahorro se tiene que invertir. Más del 55% de la plata de las AFPs se invierte en el Perú. Esto es muchísimo dinero para un mercado de capitales relativamente pequeño, pero esto hace que también las AFPs sean el mayor inversionista institucional en el Perú con cerca de 50 mil millones de dólares bajo gestión. Entonces, esta cantidad de dinero es un monto significativo que representa aproximadamente el 24% del PBI, y es un componente crucial en relación a los recursos para financiar el crecimiento del país”, explica.

 

 

¿Qué opinión tiene sobre las políticas de Estado para enfrentar la crisis del COVID 19, donde las AFPs se ven involucradas?

Las recientes medidas que se han tomado, dentro ya de una cadena de disposiciones anteriores, son perjudiciales, dentro de la perspectiva de mediano y largo plazo. En el corto plazo, obviamente se ha politizado la discusión, se está privilegiando el populismo a efectos de que mucha gente tenga acceso a recursos monetarios; se prefiere el dinero rápido en el corto plazo, que el ahorro de la pensión a largo. Muchas personas no son conscientes de que hay que ahorrar, para eso existe el sistema de pensiones.

Una de las discusiones importantes, es que se tiene que hacer una reforma nacional de pensiones, dentro de ésta, un componente son las AFPs y están también los contributivos y los de subsidio (pensión 65 y ONP); pero se tiene que reformar el modelo para que sea consistente.

Hoy en día el sistema de pensiones son como tres islas sin una dirección unificada, entonces se requiere tener una estructura con reglas claras que se basen en los pilares de lo que se llama política previsional, que es una práctica mundial y aceptada en todos los países, tanto como desarrollados y países emergentes. Eso sí, es indispensable un pilar voluntario, uno obligatorio, y el subsidiado o solidario. Esto lo que debe permitir es que todo peruano debe tener una pensión. Ese es el principio de estos tres pilares. Tenemos 17 millones de peruanos, el 70% es informal por tanto no aportan y no van a tener pensión futura, por eso debe haber un sistema de pensiones, que involucre a ese grupo de personas.

 

¿Qué panorama se presentará en los siguientes meses a nivel económico luego de las políticas puestas en marcha por el gobierno durante esta coyuntura nacional?

Lamentablemente los siguientes meses serán de un contexto político muy complejo, debido a las elecciones, y por todo lo que viviremos ya en la etapa post COVID-19. Lamentablemente estamos en una situación donde se requiere de un análisis serio, técnico, y las condiciones necesarias. Por otro lado, cuál es el impacto que se está observando en esta medida del Congreso, lo más probable es que haya un retiro del 25% del fondo hasta 2 UIT. En ese escenario las AFPs deberán retirar y vender inversiones por alrededor de 30 mil millones de soles aproximadamente. Esta cifra es bastante alta, entonces implicaría una reducción de 150 mil millones de soles a 120 mil millones de soles en el valor de lo invertido, y esto es una reducción del ahorro interno que va a ser consumido dentro de lo que sería esta crisis.

Desde otra perspectiva sería bueno porque las personas van a poder contar con liquidez para afrontar esta crisis. Pero en realidad existe la otra cara de la moneda. La persona que retire su dinero también tiene que ser consiente de que hay un costo alto, y esa plata, una vez que los mercados se recuperen y pasen los años, ya no va a financiar su pensión. Dependiendo cuánto retiren, van a dañar un ahorro de largo plazo que les financie su futuro en el retiro. Para algunos será la mitad, para otros será el 25%. En cualquiera de los escenarios su pensión se puede reducir hasta la mitad, solo por haber retirado este dinero. Ningún congresista ha tenido en cuenta esto, porque la medida es populista.

 

¿Qué consecuencias va a traer el hecho que no se haya aportado a las AFPs ni en marzo ni en abril de este año?

Se dará una reducción en la pensión futura. No es equivalente al 25% del retiro que es súper masivo, pero igual afecta a la pensión futura en un porcentaje mucho más pequeño. El aporte de un mes es una pequeña fracción, si una ha aportado 20 años, la ley del 25% hace que ese ahorro se retire de manera rápida y con consecuencias. En cambio de un mes o dos meses es nada, pero igual tiene un impacto a largo plazo pero en menor medida.

 

¿Cómo llegaremos al Bicentenario después? ¿Qué tan perjudicial es esta crisis de la pandemia en relación con los objetivos de las AFPs previstos para 2021?

Lamentablemente este forado o retiro inesperado del 25% daña significativamente el objetivo principal para el cual han sido diseñada las AFPs como parte del sistema nacional de pensiones. El sistema integral, donde las AFPs son un componente, necesita una reforma que la corrija y la ponga en lo que hoy en día son las mejores prácticas. Lamentablemente este retiro crea ese forado; no obstante desde la perspectiva de inversión las AFPs van a tener un rol significativo en la etapa de recuperación.

En los siguientes meses va a generarse una política económica bastante activa en términos de generar empleo y salir de la crisis económica. Esas políticas de reactivación van a tener varios componentes. Primero es la reestructuración de las empresas, facilitando adquisiciones y financiamiento. Esa reactivación requiere de una adecuada implementación de políticas públicas. El segundo elemento sería la vivienda, y el tercero es el impulso a la inversión privada, para tener facilidades y colocar tanto el ahorro nacional como la inversión directa internacional de diferentes sectores.

La caída del PBI en Perú este año puede ser alrededor de un 10% o incluso más si se toman medidas como éstas. Haciendo bien las cosas puede ser que sea el 5%. Esta sería la mayor caída desde la hiperinflación del primer gobierno de Alan García. Estamos en una situación crítica. Los peruanos debemos exigir al gobierno y al Congreso responsabilidad al tomar decisiones y no hacer populismo.

 

Finalmente, las AFPs basan sus indicadores y acciones de sostenibilidad principalmente en  categorías como el desempeño económico, medio ambiental y el área social ¿Cómo han venido las AFPs cumpliendo estas categorías en el último año?

He observado que las AFPs peruanas han empezado a incorporar dentro de sus decisiones los principios de inversión responsable. Esa es una tendencia global que también se está incorporando en gestores de inversión sofisticados, como son las AFPs locales. Los principios de inversión responsable, promovidos por la ONU, están basados en la responsabilidad para obtener sostenibilidad en el tema económico, ambiental y gobierno corporativo.

Estos tres elementos son pasibles en ser incorporados en la toma de decisiones de inversión y esto representa uno de los mayores cambios en la industria de gestión de activos a nivel mundial. Estos cambios hacen que los inversionistas no inviertan en ciertos tipos de empresas, que pueden estar dañando o afectando el medio ambiente, u otro tipo de organizaciones que tienen mal gobierno corporativo o impacto social negativo. Estas restricciones finalmente se convierten en un modelo que va a mejorar significativamente la gestión.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,