La necesidad urgente de un transporte público sostenible y eficiente

Por: Rubén Valle
rvalle@stakeholders.com.pe


Actualmente en nuestro país se viene generando un escenario propicio para el desarrollo de industrias y emprendimientos sostenibles económica, social y ambientalmente. Este contexto responde a las preocupaciones mundiales acerca del cambio climático y la degradación de los ecosistemas terrestres, y los correspondientes acuerdos que el país viene suscribiendo a la fecha, además del proceso de adhesión a la OCDE.

Desde el gobierno recientemente se está cimentando el camino para la implementación de políticas públicas para aminorar los impactos negativos de la actividad económica en el ambiente y la sociedad. Los esfuerzos se han concentrado en el sector de gestión y reciclaje de residuos sólidos y energías renovables; sin embargo, de cara al ciudadano común, este aún no puede experimentar plenamente los beneficios de estas revolucionarias tecnologías y actividades económicas, que podrían manifestarse en transformaciones profundas de los servicios que el estado brinda. En ese sentido, por su rango de impacto y su alto nivel de polución, los sistemas de transporte urbano, a nivel nacional deberían de ser de las primeras instituciones en medir su huella de carbono o impacto climático, para proponer alternativas que pongan fin al deterioro de la calidad de vida de las personas.

A pesar de que ese sector formal al que hacemos referencia sea escaso en nuestro país y la gran proporción del mercado esté dominado por la informalidad, es necesaria la demostración de un liderazgo institucional que con el ejemplo pretenda transformaciones, mientras las políticas públicas para orientar la adopción de energías menos contaminantes, en el parque automotor y por parte de las empresas de transporte, van implementándose. 

Bus Eléctrico BYD
Fuente: Ministerio del Ambiente

El Ministerio de Energía y Minas en el Foro y Feria Internacional de Eficiencia Energética puso a discusión la promoción de vehículos híbridos y eléctricos, y el desarrollo de políticas públicas que beneficien la adquisición de los mismos o no dificulten su importación.

En su momento, Paúl Concha, Director de la Dirección General de Transporte Terrestre del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, comentó para Stakeholders que a la fecha los vehículos pesados y livianos que ingresan al país no tienen ninguna traba técnica o legal que pueda complicar su importación y promoción en el mercado interno.

Por otro lado, los vehículos híbridos y eléctricos mantienen actualmente un Impuesto Selectivo al Consumo del 10%, lo que se podría interpretar como una paradoja porque esta clase de vehículos no son ni bienes onerosos, ni bienes que generen externalidades negativas al ambiente. Los vehículos eléctricos tienen emisión cero y su precio se ha reducido en los últimos años debido al aumento de industrias especializadas en la extracción y procesamiento de litio, fuente de la energía de sus baterías. Puede que esta condición influye en la importación y compra de vehículos eléctricos, sobre todo en aquellos que se requiere una mayor inversión, como es el caso del transporte público.

Desde el Ministerio de Economía y Finanzas y el Ministerio del Ambiente se viene discutiendo en la esfera pública y privada los fundamentos y posibilidades de una Economía Verde, y las acciones que se están tomando y podrían tomarse para promover un Crecimiento Verde. En sintonía el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, con el apoyo de instituciones internacionales como SOCIEUX + (Unión Europea) y la Oficina de la OIT para los países andinos, viene perfilando los últimos ajustes de una estrategia nacional de Empleos Verdes, para impulsar los sectores productivos potenciales que podrían generar empleos dignos e impactar positivamente en el ambiente. Dentro de estos sectores potenciales podría empezar a tomarse en cuenta el de transportes, con enfoque en la concreción de un sistema de transporte público mejor organizado y eficiente gracias a tecnologías de la información y energías renovables. El gobierno es consciente de que no puede perder esta oportunidad, producto del progreso tecnológico de los últimos años.

Transporte Urbano 100% eléctrico

El primer bus eléctrico apto para transporte público en el Perú fue presentado en marzo de este año por la ex Ministra del Ambiente, Elsa Galarza. El vehículo es de la marca China Build Your Dreams y durante su circulación no genera contaminantes.

El bus eléctrico tiene un gran potencial de mejorar la calidad de vida de la población, ya que no emite material particulado, propio de combustibles fósiles, lo que reduce en 40% las emisiones de dióxido de carbono. Por otro lado, al eliminarse el ruido de un motor de combustión interna, la contaminación sonora también se vería disminuida.

Franco Canziani, Gerente General de Waira Energía, con el primer vehículo eléctrico hecho en Perú.
Fuente: Andina

La oportunidad de mejorar la salud de la población se encuentra en el uso de tecnologías limpias. Actualmente esta es una de las medidas que va llevando a cabo el Grupo de Trabajo Multisectorial para las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (GTM-NDC). Hoy reúne a 13 Ministerios y el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) con el fin de reducir los gases del efecto invernadero (GEI) en 20% hacia el año 2030.

Las intenciones se encuentran principalmente en la importación de este tipo de vehículos, eléctricos e híbridos, ¿pero acaso hemos considerado dentro de la estrategia de empleos verdes o la estrategia de crecimiento verde la posibilidad de impulsar una industria que produzca o ensamble vehículos eléctricos o sus baterías necesarias? Puede que sea un planteamiento demasiado ambicioso; sin embargo, hay posibilidades interesantes, por ejemplo, en nuestras reservas de litio, material esencial para las mismas.

A pesar de significar un alto riesgo, siempre existirán en la sociedad visionarios con la suficiente voluntad de hacer estas posibilidades aterrizar. En abril de este año se presentó el primer bus eléctrico hecho en Perú, construido por expertos de la empresa Waira Energía y la Universidad  Católica. Cabe destacar que el proyecto contó con el apoyo de Innóvate Perú (programa del Ministerio de Producción), lo que genera expectativas acerca del potencial de estas iniciativas del estado. El bus tiene la estructura básica de un automóvil con el chasis modificado, lo que le permite inclinarse para recoger pasajeros que tengan alguna discapacidad física. Para su locomoción este vehículo ha sido transformado con la adición de dos motores de alta potencia y un banco de baterías de litio, lo que le permite transportar 25 personas.

El costo de conversión es bajo, con la mayor parte de la inversión concentrada en 18 baterías pequeñas que brindan una autonomía de hasta 80 km. El auto se carga en 8 horas y llega hasta una velocidad de 60 km/h. Según cálculos presentados a Andina por Franco Canziani, Gerente General de Waira Energía, solo se gastarían 5 soles por cada 60 kilómetros. El montaje completo del vehículo se espera esté listo en 3 meses.

Los beneficios de estos vehículos en seguridad, ahorro, y protección del medio ambiente para los usuarios ya eran evidentes. Su empleo para un transporte urbano más eficiente y menos contaminante se hace urgente y necesario.

Etiquetas: , , , ,