Minería: Competitividad y Sostenibilidad

Por: Marco Minaya
mminaya@stakeholders.com.pe

Desde que fue creado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), en 1954, el evento bienal PERUMIN Convención Minera busca fortalecer el desarrollo profesional especializado de los participantes y divulgar nuevos conocimientos que son resultado de la investigación, la innovación y la aplicación de tecnología en las operaciones mineras. Igualmente, contribuye a difundir la importancia del sector minero para el desarrollo del país. Esta 33 edición se ha propuesto presentar los últimos avances tecnológicos mineros, y brindar soluciones efectivas a los problemas centrales que afronta la industria minera peruana. Asimismo, se busca reforzar el mensaje de que la minería no solo es la movilización de capitales y maquinarias, sino que impulsa el progreso, ya que tiene un poder integrador que engrana a otras actividades productivas y de servicios, agregando valor y creando empleo digno.

PERUMIN 33 CONVENCIÓN MINERA

Para la arquitecta Eva Arias de Sologuren, Presidenta de PERUMIN 33 Convención Minera, las expectativas del evento son grandes. “Estamos trabajando para tener todo listo a tiempo, tenemos grandes expectativas, siempre es un reto pasar la valla que deja la anterior edición. Todo el equipo de PERUMIN 33, ha puesto su mejor esfuerzo y creatividad. Por lo que avizoramos muy buenos resultados”, expresó Eva Arias. PERUMIN 33 Convención Minera se realizará del 18 al 22 de setiembre por segunda vez en la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA). En palabras de la Presidenta del evento, esta alianza permite fortalecer la infraestructura de esa casa de estudios; están muy avanzados los trabajos del cerco perimétrico, la modernización de redes de agua y desagüe y de servicio higiénicos; el acondicionamiento de los auditorios y temas relacionados a la seguridad.

Arq. Eva Arias

Además, agregó que el evento espera recibir cerca de 68,000 asistentes a las conferencias de los encuentros  y a la feria EXTEMIN. Por otra parte, el evento contará con 280 expositores entre nacionales y extranjeros. En la feria contará con alrededor de 1500 stands que incluyen 16 pabellones internacionales que albergarán a más de 1000 empresas nacionales e internacionales; también se presentarán los resultados de ocho estudios especialmente realizados para el evento acerca de la competitividad, la inversión, la minería regional, la situación del agua, la permisología, entre otros.

“El programa da la oportunidad de combinar las vivencias cotidianas de la ciudad como el conocimiento y degustación de su rica tradición gastronomía, conocer el complejo minero de Cerro Verde; así como participar de la ofrenda a la Pachamama o Madre Tierra, tradición milenaria de la cultura andina, participar de una tarde de conferencias en los encuentros, entre otros”, agregó la Presidenta de PERUMIN 33 Convención Minera.

SITUACIÓN DEL SECTOR EXTRACTIVO

Al respecto, ¿cuál es la situación que enfrenta el sector extractivo en la actualidad? Según el Ing. Víctor Gobitz, Presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), estamos en un momento especial para la minería, como es la subida de los precios de los metales, que se han consolidado como una tendencia; vemos que no solamente el oro, sino también el cobre, el zinc, el plomo así como el estaño están en alza y existen perspectivas de que vamos a entrar en un periodo positivo para toda la industria. “Precisamente en este contexto donde se desarrolla PERUMIN 33, en este cónclave vamos a pensar seriamente cuál será el destino de la minería nacional. Después entraremos a un periodo, probablemente, un poquito más sosegado, pero es ahora el momento de sentar las bases sobre el futuro de los próximos años”, agregó Gobitz.

Por su parte, el Ing. Jorge Merino, Presidente del Encuentro Social de PERUMIN 33 Convención Minera, sostuvo que en el 2016, el sector tuvo un primer semestre de precios bajos que obligó a las empresas a minimizar los riesgos de sus inversiones y establecer lineamientos de reducción de costos en la cadena de valor de sus actividades. Luego, en la segunda mitad del año, experimentó una  recuperación de precios, que amortiguó el impacto inicial, que coincidió con el optimismo de mejores precios a nivel global, como señala el informe Mine 2017, publicado recientemente por PwC, donde se apunta que las 40 principales mineras del mundo recuperaron su rentabilidad en el 2016, inyectando confianza en los inversionistas.

A su vez, agregó Merino, este 2017 los precios acumulados de los metales a nivel general se mantuvieron por encima de los precios de cierre en el 2016. Con ello, la minería en el Perú reafirma su papel de motor del desarrollo económico del país, trayendo nuevas inversiones y propiciando la inversión privada en los otros sectores, siendo especialmente el cobre, el metal que viene constituyéndose en el pilar del crecimiento del PBI nacional en los últimos años. Por último,

Pese a que en los últimos años, los precios de los metales no estuviese en su mejor momento como resultado del comportamiento del mercado internacional, según Eva Arias de Sologuren, actualmente el panorama es otro, los precios han mejorado, nuestros principales productos como cobre, oro, zinc, la plata, han repuntado y esto genera buenas perspectivas para el sector. En el otro lado, agregó la Presidenta de PERUMIN 33 Convención Minera, la producción minera peruana ha crecido por la puesta en marcha de proyectos y ampliaciones, principalmente de cobre. Con mayor producción y con mejores precios, realmente hay una reactivación importante en temas económicos, porque esta mayor exportación permitirá más recaudación fiscal, más canon, etc. “La conjunción de estas dos variables refuerza el optimismo por el desempeño sector minero peruano”, puntualizó la vocera.

Igualmente, Arias de Sologuren afirmó que en los últimos años, a nivel global, el sector también se vio afectado por la disminución de proyectos exploratorios. Sin embargo, “no podemos bajar la guardia en las actividades de exploración para tener listos grandes y nuevos proyectos que sean los que reemplacen a los que ya se ejecutaron y así mantener constantemente una buena producción”, acotó.

MINERÍA Y COMPETITIVIDAD

PERUMIN 33 Convención Minera tiene como lema “Minería: Competitividad y Sostenibilidad”. Tanto la competitividad como la sostenibilidad en el sector extractivo son claves para seguir promoviendo una minería sostenible que no solo busque que las operaciones extractivas sigan su curso, sino que también tenga en cuenta el desarrollo de las comunidades con el fin de alcanzar una armonía adecuada entre los diferentes actores sociales que intervienen. En referencia al lema del presente, ¿de qué forma es posible alcanzar competitividad en el sector extractivo?

Ing. Victor Gobitz

Para el Ing. Víctor Gobitz, Presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, la minería peruana es una de las más competitivas a escala mundial; esto se debe a que tenemos costos de energía bajos, mano de obra calificada y competitiva, además de yacimientos con muy buenos contenidos metálicos. “Esa combinación más la tradición y experiencia minera nos hace ser muy competitivos en término de costos. Estas características que le sirvieron para ser considerado por el Instituto Fraser como el país más atractivo para inversiones mineras en Latinoamérica, en el 2016”, sostuvo Gobitz. Del mismo modo, sostuvo que PERUMIN servirá para delinear los nuevos objetivos en competitividad de aquí y en adelante, para lo cual también requerimos los esfuerzos del Estado.

Por su parte, el Ing. Jorge Merino, Presidente del Encuentro Social de PERUMIN 33 Convención Minera, expresó que la industria minera nacional para ser más competitiva apuesta por la innovación tecnológica en la mejora de sus procesos que garantizan el cuidado del medio ambiente, pero que requiere de una cadena logística integrada desde los centros de producción a los puertos de salida del país; pero aún más importante requiere de la actualización y sinceramiento de los marcos regulatorios que diferencie con claridad la exigencia de las actividades de alto riesgo, como son las exploraciones y la continuidad operativa dentro de la huella ambiental de las minas, de las exigencias de los proyectos nuevos, de tal manera de poner en marcha la cartera de proyectos mineros estimados en más de US$ 46 mil millones que impulsen la economía del país en los próximos 20 años.

Por último, Eva Arias de Sologuren, Presidenta de PERUMIN 33 Convención Minera, destacó que la industria requiere de grandes inversiones y como país, debemos ser competitivos para atraerlas. El nivel de competitividad se ve determinado por la confluencia de un conjunto de aspectos, por ejemplo la calidad de la infraestructura, el contar con normatividad clara y ágil, tener tecnología disponible, la calidad de la mano de obra, etc. Como industria “no controlamos los precios, sólo podemos controlar nuestros costos para poder mantenerse vigentes inclusive durante el valle de los ciclos de precios. Esto es viable en una operación minera competitiva en un país competitivo”, puntualizó Arias de Sologuren.

MINERÍA Y SOSTENIBILIDAD

Del mismo modo, en referencia al lema del evento, ¿de qué forma es posible que las empresas del sector extractivo puedan lograr la sostenibilidad de los proyectos? Para el Presidente del Encuentro Social de PERUMIN 33 Convención Minera, el objetivo es que exista predictibilidad y certidumbre en el desarrollo de los proyectos mineros en el Perú; en ese sentido, en nuestro país y a nivel internacional las compañías mineras han ido incorporando estrategias para darles sostenibilidad a sus unidades, focalizándose en mejorar la calidad de vida de los pobladores de la zona donde se desarrolla, e indirectamente donde llegan los beneficios de sus operaciones.

El Ing. Gobitz, por su parte, opinó que muchas empresas en el país ya cuentan con procesos y estrategias para garantizar la sostenibilidad de sus operaciones y favorecer el desarrollo de la comunidad. Han logrado generar impactos positivos principalmente en infraestructura, especialmente agua, desarrollo productivo y calidad educativa. La minería es una actividad económica de suma importancia en el país, por ejemplo, ha ejecutado múltiples proyectos de construcción y mejora de vías, escuelas y establecimientos de salud en las zonas cercanas a sus unidades mineras. Impulsa principalmente proyectos de agua y saneamiento, así como obras de infraestructura hídrica que mejoran el uso del agua y la producción agrícola.

De la misma forma, Eva Arias de Sologuren destacó como necesaria la sostenibilidad en una operación minera. “Es necesario ser sostenibles, mantenerse a lo largo del tiempo en una relación adecuada con nuestro entorno social y ambiental; sentando las bases para que el progreso y desarrollo de la zona subsistan más allá de la vida de la mina. Es la otra cara de la misma moneda. Intercambiaremos experiencias sobre cómo se va construyendo sostenibilidad en nuestro entorno mientras operamos”, explicó la Presidenta de PERUMIN 33 Convención Minera.

MINERÍA Y DIÁLOGO

Un último punto clave cuando se habla de minería es abordar el tema del diálogo. Y es en que no solo debe ser tratado al momento en que se suscita algún tipo de conflicto de carácter social o ambiental, sino desde que uno tiene un contacto directo con alguna determinada comunidad antes de que se inicien las operaciones. Inclusive si se piensa de forma estratégica mucho más antes cuando se inician las respectivas exploraciones. En este sentido, ¿cuál es el rol que debe cumplir el diálogo?

En palabras del Ing. Jorge Merino, Presidente del Encuentro Social de PERUMIN 33 Convención Minera, el diálogo con los actores involucrados en un proyecto minero es importante, ya que ellos requieren toda la información posible y del impacto que se generaría en la comunidad. Para las empresas mineras es fundamental destacar que no están para confrontar a las comunidades, si no para generar valor.

Ing. Jorge Merino

“Tenemos la necesidad de trabajar de manera conjunta con las autoridades para lograr el crecimiento del país, por ello es fundamental que el Gobierno acompañe estas iniciativas”, puntualizó. Entonces, ¿de qué forma debe ser abordado el diálogo para conciliar los intereses de las partes involucradas dentro de un conflicto social o ambiental? ¿Qué es lo que debe primar ante todo?

Según Eva Arias de Sologuren, se debe reforzar el mensaje que la minería no sólo implica la movilización de capitales y maquinarias, sino que es un pilar fundamental para combatir la pobreza y mejorar la calidad de vida, ya que fomenta el empleo y permite el desarrollo de infraestructura para atender necesidades básicas de la población, tales como la salud y la educación. “El sector impulsa el progreso, tiene un poder integrador que engrana a innumerables actividades productivas y de servicios. Consideramos que debe primar el diálogo y la información. Una total claridad de procesos y procedimientos”, afirmó.

RETOS AL BICENTENARIO

Por último, ¿cuáles son los mayores desafíos que el Perú enfrenta en el sector extractivo de cara al Bicentenario? En palabras del Ing. Gobitz, enumeró los siguientes:

  1. El principal de ellos es desarrollar su cartera de proyectos mineros, que asciende a 47 mil millones dólares. En PERUMIN 33 Convención Minera, esperamos tener anuncios concretos sobre el desarrollo de los proyectos mineros Quellaveco (Anglo American), Justa (Minsur), Corani (Bear Creek), Michiquillay (ProInversión) y Tía María (Southern),   que marcarán el repunte de la minería peruana.

 

  1. Para conseguir lo anterior, un segundo desafío es lograr construir una relación madura entre las empresas y las comunidades campesinas de las zonas de influencia por dos razones: para resolver las expectativas de las comunidades de manera ordenada, secuencial y con la participación del Estado; y para que las negociaciones se den dentro de plazos y costos predecibles para la empresa minera.

 

  1. Un tercer desafío de las mineras peruanas es continuar sus esfuerzos por optimizar los costos de operación, los cuales podrían incrementarse por la disminución de la producción de metal debido a menores leyes de mineral. Por ello, se deberán mantener esfuerzos permanentes por innovar e investigar. En dicho sentido, es necesario incentivar a la comunidad académica a invertir en investigación y desarrollo.

 

  1. Finalmente, no debemos olvidarnos del desafío ambiental. En el Perú existe una serie de actividades mineras auríferas que se desarrollan en el entorno informal que impactan negativamente el ambiente. En ese sentido, PERUMIN 33 no solo será el espacio ideal donde se presentarán los últimos avances tecnológicos y se discutirán soluciones efectivas a los desafíos que afronta la industria minera peruana, sino, sobre todo, será el encuentro donde se dará un mensaje de esperanza y optimismo para el futuro del Perú.

Del mismo modo, agrega Eva Arias de Sologuren, Presidenta de PERUMIN 33 Convención Minera, entre los más importantes desafíos que enfrenta el sector se puede mencionar la puesta en marcha de la cartera de proyectos mineros y la renovación de los mismos como resultado de nuevas exploraciones; el mejoramiento de la calidad de vida de las poblaciones vinculadas al sector; el lograr sinergias con estas poblaciones en base a una buena comunicación sin el ruido causado por personas externas dificultan el diálogo; mantener y mejorar las buenas prácticas en la protección del ambiente, entre otros.

El evento, de esta forma, representa un espacio ideal para que el sector extractivo no solamente congregue a destacados especialistas, sino para también promover con mayor competitividad y sostenibilidad todas las oportunidades de desarrollo social y económico que pueden impulsar la economía de nuestro país.

Etiquetas: , , , , ,