“Biocalor con pellets”, proyecto que busca combatir las heladas con energía limpia

En el Perú, en pleno siglo XXI, cientos mueren cada año por las heladas en las zonas altoandinas, pues las temperaturas bajan a -15° C y no existe calefacción en el país. El frio afecta la salud, ocasiona gastos en medicina, impiden que niños vayan a escuelas y padres a trabajar. Las frazadas donadas no son soluciones efectivas.

Frente a esta problemática, la empresa peruana Biopower Capital, con el apoyo del programa estatal de innovación INNOVATE, y en coordinación con la Asociación Jesús Obrero CCAIJO, viene implementando el proyecto “Estufas a Base de Pellets”, que se viene desarrollando desde enero del 2018 en el distrito de Ocongate, provincia de Quispicanchi, Cusco.

¿Cuál es la finalidad del proyecto?

1) Producir pastillas de leña seca a partir de los residuos de poda y raleo de los bosques de pino, denominados pellets.

2) Instalar estufas a base de pellets en las ciudades del altiplano para luchar contra las heladas y el friaje que deterioran el desarrollo social y económico de las familias.

Los pellets son pastillas comprimidas de leña seca que funcionan como combustible limpio. Esta energía a partir de biomasa, es utilizada por más de 100 países hace 50 años como calefacción. En el caso del proyecto, los pellets serán producidos a partir de los residuos de los miles de árboles de pinos sembrados hace 7 años en Ocongate y Ccatcca.

Las estufas son inteligentes y automatizadas, pues pueden medir la temperatura actual de las instalaciones y con solo programarlas, calientan el ambiente hasta por 8 horas continuas. Estos pequeños aparatos de calefacción tienen un tornillo sinfín que distribuye los pellets de acuerdo a la temperatura deseada.

¿Cuáles son los beneficios que tiene este proyecto?

  • Las estufas a base de pellets permitirán generar calor en hogares rurales, escuelas, centros de salud, centros de encuentro y otras instalaciones.
  • Los pellets permitirán sustituir la quema de leña húmeda, prohibida en muchos países, pues emite material articulado y cenizas que están relacionadas a enfermedades pulmonares, cardiovasculares e inclusive el cáncer.
  • A partir de los residuos del manejo de las plantaciones (poda y raleo de árboles de pino), las comunidades locales podrán autogestionar nuevos ingresos sostenibles.
  • La producción de pellets promoverá el manejo sostenible del bosque, pues sus residuos generan nuevas fuentes de ingresos que incentivarán esta actividad forestal.
  • Al usar los residuos abandonados en el campo, reducirá el resto de incendios forestales en épocas secas.

La Ing. Ind. María Elena Gutiérrez Herazo, gerente general de Biopower Capital expresó que con este proyecto se ha podido demostrar la viabilidad de la tecnología en los Andes. También se ha dado valor agregado a los residuos forestales, y se ha generado empleo e ingresos económicos en zonas rurales. Pese a ello, se necesita inversión y financiamiento para crear el mercado de calor en el Perú