“El CADE Ejecutivos 2020 invita a todos los peruanos a poner las piezas en su lugar para construir un país de oportunidades para todos”

Mariana Rodríguez, Presidenta de CADE Ejecutivos 2020

Mariana Rodríguez, presidenta de CADE Ejecutivos 2020, señala que esta situación crítica se debe ver como una oportunidad para plantear nuevas y distintas soluciones en el país, así como para lograr un cambio de mentalidad empresarial y un liderazgo enfocado en un mayor compromiso con la sociedad.

Por David Rodríguez Andara
drodriguez@stakeholders.com.pe

Con el paso de los años, el CADE Ejecutivos se ha convertido en el encuentro empresarial más importante a nivel nacional. Pero este año, el evento organizado por IPAE Asociación Empresarial se realizará de manera virtual, en medio de una coyuntura compleja a nivel político, económico, sanitario y social.

De esta manera y bajo el lema “Un Nuevo Comienzo. Hagámoslo Diferente”, la 58° edición de CADE Ejecutivos tiene como trasfondo la celebración del Bicentenario, las elecciones presidenciales y los retos del período post pandemia, los cuales representan desafíos claves que el Perú tendrá que afrontar en el año 2021.

“El lema ‘Un Nuevo Comienzo. Hagámoslo Diferente’ invita a todos los peruanos a poner las piezas en su lugar para construir un país de oportunidades para todos. En esta situación es indispensable el compromiso de los líderes, los políticos, los empresarios y los ciudadanos para que, de cara a los doscientos años de independencia, actúen desde sus propios espacios en aras de alcanzar el Perú que todos queremos”, señala Mariana Rodríguez, presidenta de CADE Ejecutivos 2020.

Como explica Rodríguez, con el evento se piensan alcanzar diferentes propuestas que permitan ver esta situación crítica como una oportunidad para plantear nuevas y distintas soluciones en el país, para así poder resolver los problemas y brechas que se acentuaron con la pandemia.

“Perú ha sido uno de los países más impactados por la crisis de COVID-19, lo que demostró que no estábamos tan bien como creíamos, a pesar de tener años de crecimiento económico. Pero la realidad demostró que en el país hay alta informalidad y grietas institucionales. Por eso un nuevo comienzo no significa que vamos a regresar a lo de antes, que nos parecía que estaba bien y en verdad no estaba funcionando. Debemos entonces hacer distintas las cosas y lograr un cambio de mentalidad en los líderes de todos los sectores”, afirma.

Refiere que la propuesta del evento se enfoca en un cambio en la forma de pensar, en el liderazgo que se necesita y en la actitud que se debe tener frente a los compromisos que hay para lograr un mejor país.

“En medio de este contexto, también debe haber un cambio de concepción del rol de la empresa en la sociedad, para que genere valor a sus diferentes grupos de interés. En esta transformación profunda, debe quedar claro que la sostenibilidad no es responsabilidad social empresarial. La sostenibilidad hay que llevarla al ADN de la empresa, en la forma de hacer negocios y en la visión de los líderes empresariales”, comenta.

Asegura que la incertidumbre generada por la pandemia, deja al descubierto que las recetas y fórmulas se acabaron en un mundo que ahora es bastante incierto y en el que el bienestar debe ser para todos y no solo para algunos.

“Hay que resolver los retos sociales que son impostergables si queremos avanzar. Si no el Perú del Bicentenario será un país insostenible, con una institucionalidad frágil. Por eso desde el CADE Ejecutivos 2020 queremos dejar claro que la reactivación económica no es un sálvese quien pueda y ni un volver a lo mismo. Es un sacar al Perú adelante”, puntualiza.