POR DENISSE ACEVEDO

dacevedo@stakeholders.com.pe

Women CEO Perú presentó su ‘Guía de Líderes Empresariales: De la Diversidad hacia los Directorios’. El enfoque en igualdad de género, diversidad e inclusión son importantes en las empresas que buscan una sólida cultura corporativa. Nuestra realidad refleja que 1 de cada 9 directorios está conformado por una mujer.

Algo que tiene que cambiar es la proporción entre hombres y mujeres en gerencias generales, que es de 70 % y 30 %, respectivamente. Lo mismo pasa en los cargos de gerencia general, donde el porcentaje es de 86/14, esta situación se ha agravado a raíz de la COVID-19.

Estos indicadores evidencian las profundas brechas que aún existen en las organizaciones y sus líderes. La pandemia ha provocado una reducción considerable en la ocupación de las mujeres, que lamentablemente representa un retroceso, el más grande en el ámbito laboral de los últimos diez años.

“La finalidad es lograr organizaciones coherentes con los valores humanos, que respetan a la persona a partir de sus diferencias y que perciben en la diversidad de criterios, experiencias, habilidades y perfiles una oportunidad de crecimiento y excelencia”, afirma Cecilia M. Flores, presidenta de Women CEO Perú.

¿Y a nivel formativo?

Las mujeres que tienen alcance a un postgrado solo llega al 49%, indicador que refleja una sociedad que no termina de abrazar la diversidad e igualdad de oportunidades. En este contexto, Women CEO Perú y PwC presentaron la ‘Guía para Líderes Empresariales’ para implementar la diversidad de género.

La conciencia de género es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y que resulta esencial en el desarrollo inclusivo. Parte de reconocer que toda persona debe tener las mismas posibilidades para su crecimiento, ya que sus derechos no son inferiores a los otros. El propósito de la inclusión es que todos se sientan valorados.

Pasos para que la gestión de diversidad sea clave en su organización:

  • Cultura y propósito: una organización que cumpla con el respeto a los derechos de las personas.
  • Asegurar que la organización y socios estratégicos cumplan con las normas que reconocen el derecho a la igualdad y no discriminación.
  • Mantener alianzas con organismos que promueven el liderazgo de las mujeres en el campo laboral.
  • Poner a la persona como centro de la atención, como líder de cambio.
  • Crear una gerencia en gestión de la diversidad.
  • Implementar estrategias para la diversidad.
  • Integrar la política de igualdad de género con las demás existentes en su empresa.
  • Promover el liderazgo de las mujeres.

Finalmente, para el directorio de una empresa debe quedar claro que es importante sensibilizar a sus trabajadores en igualdad de género, alcanzar la meta de participación de las mujeres en los espacios de toma de decisiones.

Contar con políticas de sucesión en la diversidad, buscar la visibilidad de candidatas a través de plataformas confiables, promover incentivos en diversidad e inclusión y romper barreras, para que las mujeres participen en el desempeño de la alta gerencia.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.