Lilian Miranda, CEO de Nestlé Perú, conversó con Stakeholders sobre sobre su estrategia de Creación de Valor Compartido y las principales acciones que vienen implementando para superar con éxito un reto del tamaño de la pandemia de COVID-19 y , además, brindar apoyo a las poblaciones más vulnerables del país.

Por David Rodríguez Andara
drodriguez@stakeholders.com.pe

Con más de 80 años de presencia en Perú, Nestlé no sólo se ha posicionado como la empresa líder en nutrición, salud y bienestar, sino también en un importante aliado para todos sus Stakeholders, cosa que se refleja de sobremanera en los momentos como este.

Esto ha quedado demostrado durante los meses que ha durado la coyuntura nacional generada por la pandemia de COVID-19, en los que Nestlé Perú no ha parado en ningún momento sus actividades y se ha mantenido firme trabajando en varios frentes que apuntan a la creación de valor compartido y la acción social.

Al respecto, Lilian Miranda, CEO de Nestlé Perú, refiere que hoy día tienen un compromiso aún más grande con la sociedad, por lo que el propósito de la empresa de mejorar la calidad de vida y trabajar por un futuro más saludable se vuelve más relevante para todos los peruanos.

“Una organización no puede operar al margen de la sociedad en la que se desarrolla. Por eso, la Creación de Valor Compartido es nuestra estrategia de negocios y es lo que nos ha mantenido como la empresa líder en el sector de alimentos y bebidas.  Además la Creación de Valor Compartido tiene como principal objetivo crear valor en beneficio de la sociedad de forma sostenible, sin dejar de trabajar cada día para hacer a la empresa más competitiva en el largo plazo”, refiere.

Explica que, a través de acciones que abordan los principales desafíos a nivel social y medioambiental, las empresas pueden crear ventajas competitivas, que a su vez se traducen en mejores resultados para los accionistas.

“Tanto la forma de hacer negocio y operar, como los proyectos concretos de los que nos encargamos, se han mantenido a través de la crisis sanitaria. Esta forma de hacer negocio amplía el compromiso de Nestlé con las buenas prácticas y la sostenibilidad, dos factores importantes a la hora de mitigar los riesgos de nuestro negocio, proteger nuestra reputación y, en el caso de la sostenibilidad, reducir costos. Asimismo, concilia actividad empresarial y sociedad, generando valor económico de un modo que también resulta beneficioso para la sociedad. Esta es la base de nuestra forma de hacer negocios y nos permite hacer realidad nuestro propósito: mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más saludable”, asegura.

Comenta que, en materia de creación de valor compartido, las prioridades de Nestlé Perú se enfocan en las áreas donde las necesidades sociales confluyen de forma más clara con las actividades de la compañía: nutrición, desarrollo rural y agua.

“En relación con ello, trabajamos para propiciar una vida más saludable y feliz para las personas y las familias, contribuimos al desarrollo de comunidades prósperas y autosuficientes y, por último, gestionamos los recursos naturales del planeta pensando en las generaciones futuras”, afirma.

Los tres ejes fundamentales frente a la pandemia

La CEO de Nestlé Perú comenta que, gracias a los esfuerzos que han venido haciendo como empresa responsable desde antes de la cuarentena, han podido enfrentar con éxito un reto del tamaño de esta inesperada pandemia.

“Como compañía transnacional, Nestlé ha manejado desde febrero aprendizajes compartidos referidos a cómo el COVID-19  se estaba desarrollando en diferentes países de Asia y Europa. Entonces aquí en Perú recibimos lineamientos de nuestra casa matriz antes de que iniciara la cuarentena, por lo que estábamos ya preparados para enfrentar esta situación, e inmediatamente se prohibieron los viajes internacionales y nacionales para nuestro personal”, explica Miranda.

“Entrega de Donación de equipamiento Médico de Nestlé y Cruz Roja a la Marina de Guerra del Perú»

Indica que, gracias a estas decisiones que se tomaron a tiempo, pudieron adecuar todas las operaciones de Nestlé Perú para seguir activos con sus líneas de producción luego de iniciada la emergencia nacional.

Asimismo señala que con el Comité de Crisis y Comité de Liderazgo de la compañía se definió la estrategia para enfrentar la Pandemia del COVID-19 sobre la base de 3 ejes fundamentales.

Sostiene que el primero de estos ejes fue garantizar completamente la seguridad y salud de todos sus colaboradores, sobre todo los que están en las líneas de frente y siguieron trabajando en los centros de producción o en las calles, como los equipos de ventas.

“Para ello se establecieron todos los protocolos y se prepararon las fábricas para laborar con toda las medidas de seguridad, incluyendo mascarillas, toma de temperatura y distanciamiento social. Además se adaptaron todos los espacios de las fábricas y las oficinas para garantizar a cabalidad con el cumplimiento de todas estas medidas”, afirma.

Miranda asegura que el segundo eje fundamental que activó la empresa fue el de garantizar la continuidad de toda la cadena de suministro en plena crisis de COVID-19. 

“Esta es una cadena larga y compleja que va desde los ganaderos, pasando por los distribuidores, hasta llegar a los clientes y consumidores finales, en la cual seguimos trabajando durante todos estos meses para garantizar que los productos y marcas preferidas por los peruanos siguieran llegando a sus casas”, subraya.

Menciona que el tercer eje forma parte de la esencia propia de Nestlé como compañía y tiene que ver con la creación de valor compartido y de cómo seguir contribuyendo con la sociedad, actuando de manera rápida y ayudando a superar esta crisis de manera correcta.

“Con nuestro eje de social hemos estado muy activos durante la emergencia nacional por medio de diferentes donaciones de alimentos y bebidas. Al respecto hemos donado más de 184 millones de porciones de alimentos y productos de Nestlé a las familias más vulnerables en todo el país. Esto ha sido posible gracias a la articulación con diversas organizaciones como la Municipalidad de Lima, el Gobierno Regional de Cajamarca, la iniciativa empresarial Hombro a Hombro, el Despacho de la Primera Dama, el Banco de Alimentos del Perú, entre otros”, resalta.

Miranda destaca que una de las alianzas más importantes fue la que Nestlé hizo con la Cruz Roja Peruana, a través de la cual la empresa pudo colaborar con la entrega de equipamiento médico por un valor superior al medio millón de soles, para apoyar al fortalecimiento de los sistemas de salud público. La entrega fue coordinada por la Cancillería Peruana y entregada a la Marina de Guerra del Perú y el Ministerio de Salud del Perú.

Desarrollo integral de los niños

Crear valor está en la esencia Nestlé Perú y el éxito de la empresa está en poder crecer junto con la sociedad, para así generar una ganancia compartida. Así lo sostiene Lilian Miranda, quien comenta que Nestlé es una compañía peruana con visión global que se adapta a la realidad local.

«Proyecto Nestlé por Niños Saludables habrá ayudado a más de 650,000 niños peruanos a tener vidas más sanas y felices en los próximos 3 años”

“Somos una transnacional con alma local. Por eso desde 80 años, hemos promovido diferentes iniciativas de creación de valor compartido en Perú, que no se han detenido durante esta crisis, sino que más bien, hemos adaptado a las condiciones que exige esta coyuntura nacional”, agrega.

“Uno de nuestros principales proyectos es el de Crecer Bien, un programa de educación nutricional que se viene implementando en escuelas públicas por los últimos 10 años en Convenio con el Ministerio de Educación. La iniciativa es implementada por Nestlé y se orienta al desarrollo de hábitos saludables de alimentación-nutrición, higiene y actividad física en niños de inicial y primaria. Este programa, en todos sus años de intervención, ha beneficiado a más de 1 millón de peruanos entre niños, padres de familia y docentes de las escuelas intervenidas”, indica.

Explica que el programa Crecer Bien se ha venido desarrollando a partir de un trabajo colaborativo con autoridades, docentes y padres de familia, para generar buenas prácticas que promuevan la salud y el normal desarrollo de niños y niñas. Este año, en Convenio con la Dirección Regional de Educación del Callao (DREC) y frente a la situación que vive hoy el país, Crecer Bien se digitaliza y se rediseña para incluir dentro de sus enseñanzas hábitos saludables que deben ser incorporados en la rutina diaria para prevenir la anemia y evitar el contagio y propagación del COVID-19 en los niños y sus familias.

Miranda también habla del proyecto Rico Plato, una herramienta que fomenta y promueve la alimentación balanceada en las familias peruanas. Esta  iniciativa es una iniciativa creada y desarrollada en el Perú que hoy la empresa está replicando en otros países del mundo.

Desde hace 5 años, esta herramienta busca ayudar a los padres de familia a preparar alimentos balanceados para sus hijos entre los 4 y 12 años de edad. Con el propósito de asegurar porciones adecuadas, el Rico Plato Nestlé es un molde dividido en 3 compartimientos con un color por cada grupo alimenticio: Rojo para las proteínas, Amarillo para cereales y tubérculos, y Verde para verduras. El programa busca promover una dieta balanceada, en pociones adecuadas, y el consumo diario de, al menos, una ración de verduras variadas. A la fecha se han entregado cerca de 400 mil platos.

Otro proyecto interesante que nos comenta Miranda es Creciendo Sanito, un esfuerzo de Nestlé y el Gobierno Regional de Cajamarca, a través del mecanismo de Obras por Impuestos, para reducir la desnutrición crónica infantil en zonas de escasos recursos. El proyecto se realiza desde el año 2015 y en la actualidad beneficia aproximadamente a 16,581 niños menores de 5 años y madres gestantes de Chota.

 “Hoy podemos decir que se impartieron más de 2,000 horas de capacitación en alimentación saludable a personal de salud; más de 6,000 horas a líderes y lideresas de la comunidad, más de 1,500 horas a personal del gobierno local y más de 46,000 horas a madres de niños menores de 5 años y gestantes, todo esto en el tiempo de duración del proyecto que fueron 3 años. En la actualidad el proyecto está en etapa de cierre”, afirma la ejecutiva.

Estas iniciativas forman parte del programa Nestlé por Niños Saludables, que en los próximos 3 años habrá ayudado a más de 650,000 niños y niñas a tener vidas más sanas y felices en todo el Perú.

Desarrollo comunitario

Otro de los proyectos de larga data que lleva la empresa a cabo es el de Fomento Ganadero, que viene realizando desde hace más de 75 años, incluso cuando ni se conocía el concepto de responsabilidad social en todo el mundo.

“El programa Fomento Ganadero brinda asesoría técnica cuyo principal objetivo es mejorar la productividad y calidad de vida de los ganaderos”

Las acciones de Fomento Ganadero han sido desarrolladas a lo largo de toda la región de Cajamarca, en provincias como Chota, Hualgayoc, San Pablo, San Miguel, Celendín, Cajabamba, San Marcos y Cajamarca. Esta iniciativa consiste en acompañamiento técnico por Nestlé, enfocado en incrementar la producción y optimizar la calidad, con el objetivo de mejorar los ingresos y las condiciones de vida de los ganaderos de la zona.

“Este programa se maneja como una escuela de campo que le brinda las herramientas y conocimientos adecuados a los ganaderos para que estos sean más productivos, puedan obtener mejores ganancias y puedan tener un mejor manejo de sus propios ganados”, comenta Miranda.

“El programa Fomento Ganadero impacta toda la cadena de valor de la leche”

Al respecto, los especialistas de Nestlé generan una serie de capacitaciones para los productores, sobre alimentación, sanidad y genética, para así convertir su actividad en un negocio competitivo y viable.

Según la CEO de Nestlé Perú hasta ahora más de 5 mil familias de ganaderos se han visto beneficiadas por este importante programa que lleva a cabo la empresa y que sigue en marcha luego de varias generaciones, que hoy agradecen todo el apoyo brindado durante este tiempo.

Apoyando a los jóvenes

Desde 2015, Nestlé Perú viene implementando Iniciativa por los Jóvenes, un programa que busca fortalecer la empleabilidad en los jóvenes entre los 18 y 30 años de edad. Miranda menciona que este programa surgió por el marcado nivel de desempleo, sub empleo y empleo informal que hay en todo el país entre los jóvenes, que es incluso mayor al promedio de desempleo general. De hecho, se estima que 8 de cada 10 jóvenes peruanos trabajan de manera informal en Perú.

 “Sabemos que obtener el primer empleo cuesta mucho para un joven, por eso con este programa buscamos ayudar a los jóvenes a tener su primera posibilidad de trabajo formal. La idea es que los jóvenes estén mejor preparados para lograr una oportunidad de empleo formal, y para ello el programa les brinda diferentes tipos de charlas, los ayuda a mejorar su hoja de vida, prepara su calificación profesional y realiza entrevistas simuladas de trabajo para que estén mejor preparados a la hora de salir al mercado laboral”, explica.

“Reunión de Alto Nivel por la Empleabilidad Juvenil de la Alianza del Pacífico, organizada por Nestlé”

Durante el 2019, Nestlé Perú llegó a impactar a más 28 mil jóvenes a nivel nacional en los pilares con los que trabaja esta iniciativa: obtener empleo, fortalecer habilidades, brindar apoyo, generar oportunidades, emprendimiento y agro emprendimiento.

“Este año hemos realizado ya varias charlas con voluntarios de la propia compañía, que han dedicado parte de su tiempo libre a brindarles las mejores herramientas a estos jóvenes. Asimismo creamos Alianza por los jóvenes que es un sub eje del programa Iniciativa para los jóvenes, en el cual Nestlé Perú ha creado una red de apoyo con más de 20 empresas que hacen parte de esta importante alianza en la que juntos generamos capacidades y logramos un mayor impacto en los jóvenes que lo necesitan”, agrega.

Frente a la coyuntura actual, en la cual es más necesaria que nunca fortalecer la empleabilidad de los jóvenes del país, Nestlé Perú ha reinventado muchas de las acciones que venía realizando a través de esta iniciativa.

“Por ejemplo, los procesos de reclutamiento de contrataciones y de prácticas han migrado a un formato virtual, al igual que las ferias laborales y charlas de empleabilidad. Asimismo, se ha organizado una serie de Webinars en temas especializados que contribuyen a la formación de los jóvenes. También se participará en una serie de eventos virtuales como el Encuentro de Líderes Empresariales, organizado por la empresa social de educación ejecutiva CAENE, así como en el Desafío KUNAN, evento organizado por la plataforma peruana de fortalecimiento al ecosistema de emprendimiento social y ambiental más grande en el país”, acota.

“Jóvenes representantes de Perú en el I Encuentro por los Jóvenes de la Alianza del Pacífico”

Un agente de cambio

A juicio de Miranda, Nestlé busca siempre liderar ese cambio que necesita la sociedad peruana y que gracias a los buenos ejemplos que dan y que van a seguir implementando como empresa, se ha convertido en un agente de cambio para que otros muchos los sigan en todo el país.

“La principal enseñanza que ha dejado esta crisis, que ha sido de salud, social y financiera al mismo tiempo, es que estamos frente a una sociedad que ahora es menos individualista y somos seres humanos mejores que estamos contribuyendo más con la sociedad. Hemos demostrado que podemos juntar personas cuando hay una necesidad y así poder ayudar a la población más vulnerable. Debemos seguir con esta actitud, porque a partir de ahora las empresas con buenos individuos serán las que tengan más éxitos”, expresa.

Señala que, en lo personal, está agradecida por todo lo que el equipo de la empresa ha hecho en estos meses, sobre todo los que están en primera fila: desde la fábrica, parando por los centros de distribución y la fuerza de ventas que esta día a día en las calles.

“Estoy muy agradecida con las ganas que estas personas tomaron su responsabilidad, contribuyendo a que los peruanos siguieran contando con los productos que siempre han tenido en sus mesas. Porque no hay nada más reconfortante que tener las marcas preferidas en sus casas”, afirma.

Por último, la CEO de Nestlé Perú reafirma que “como país solo vamos a lograr superar esta situación si empezamos a cambiar nuestros hábitos y asumimos en todo momento y con responsabilidad los protocolos básicos necesarios para nuestro propio cuidado. Debemos cumplir las reglas que son básicas y son necesarias por respeto con las otras personas y para así poder seguir adelante”.

Promoviendo la acción social

La promoción del voluntariado dentro de las filas de Nestlé Perú es importante para lograr colaboradores que estén dispuestos a ayudar a hacer los cambios que se necesitan en la sociedad, sobre todo en estos momentos tan difíciles para el país.

“Durante la pandemia un grupo de voluntarios de Nestlé Perú viene trabajando en diferentes acciones como ayudar a la Cruz Roja a elaborar las canastas de alimentos que se entregan a las poblaciones más vulnerables de la capital. Otro grupo de voluntarios ha acudido ya en 3 oportunidades a la Casa de Todos y trabajó en la preparación de una chocolatada con panetón D’Onofrio para las personas que estaban en este refugio construido por la Municipalidad de Lima”, señala.

Estos son algunos ejemplos de toda esta actividad social que habla bien de los trabajadores de la empresa que también comparten valor con la sociedad.

“Voluntarios de Nestlé en el almacén de la Cruz Roja para armar canastas de alimentos básicos entregadas a familias vulnerables»
“Voluntarios de Nestlé visitaron y llevaron desayuno a adultos mayores albergados en la Casa de Todos”

Esfuerzos por el medio ambiente

“Venimos rediseñando nuestros empaques para reducir el uso de materiales y alcanzar el objetivo de que el 100% de nuestros empaques sean reciclables y reutilizables a 2025, complementándolo con el desarrollo de iniciativas de recolección y reciclaje y la formación de una cultura ambiental en la ciudadanía. Todo esto es necesario para lograr resultados a gran escala, como nuestra ambición de ser “Cero emisiones Netas para el 2050”, sostiene Lilian Miranda, CEO de Nestlé Perú.

 Por otro lado, refiere que el agua cumple un rol fundamental para hacer realidad el propósito de Nestlé Perú. Por eso la empresa ha enfocado su esfuerzo en 4 ejes que forman parte de su programa Cuidando el Agua: en sus fábricas, reduciendo, reutilizando y reciclando el agua; en sus cadenas de valor agrícola, trabajando con agricultores para asegurar la sostenibilidad de nuestros negocios; en las cuencas, cooperando con sus socios para proteger el recurso que comparte; y colaborando con las comunidades para asegurar su acceso a agua limpia y segura.

 “A estos compromisos se suma que hemos adquirimos el 100% de nuestra energía eléctrica de fuentes renovables para todas nuestras operaciones y, a través de proyectos de eficiencia y optimización energética, hemos alcanzado una reducción de 35% de emisiones de gases de efecto invernadero en nuestras fábricas, en comparación a 2010”, destaca.







Regístrate

O con tu correo

Inicia sesión

O con tu correo