Entre los datos a señalar, destaca un gran avance en el empoderamiento femenino y la resiliencia económica del emprendedor peruano, pero al mismo tiempo afirma que el 63% de sus clientes recién sale de la pobreza al quinto año de relación con la entidad.

La entidad dedicada a brindar asesorías y préstamos financieros al sector micro financiero Financiera Confianza, en conjunto a la Fundación Microfinanzas BBVA, presentaron hoy su Informe de Desempeño Social 2022, en el que se revela datos significativos sobre el impacto de la organización en la vida económica de sus clientes en el Perú.

Dentro de los datos obtenidos, se destacan los avances en la Igualdad de Género en el sector financiero y la resiliencia del emprendedor peruano a la hora de emprender frente a los factores externos que han dificultado la economía peruana, siendo la pandemia y los efectos del ciclón Yaku.

«Cuando hablábamos de confianza hay que destacar que no es solo un letrero, sino en los hechos en avances del negocio y la salud financiera del mismo junto con sus hogares, salud, estilo de vida y educación, comparándolo con una cita al médico con sus exámenes» señaló Stephanie Garcia Van Gool, Directora de Medición de Impacto y Desarrollo Estratégico de Fundación Microfinanzas BBVA.

Por su parte Ana Cecilia Akanime, Gerente General de Financiera, señaló que la falta de ingresos dificulta el ahorro en la mayoría de hogares. Sin embargo, más de 50% de sus clientes encuentran en su negocio la principal fuente de ingresos, haciendo que se enfoquen mucho en desarrollarse rápidamente y se trabaje la resilencia.

«Estos datos refuerzan la importancia de instituciones financieras formales en el impulso económico y empoderamiento de la comunidad. Es fundamental seguir trabajando para ofrecer acceso financiero a aquellos que aún no lo tienen, generando nuevas oportunidades y contribuyendo a un progreso sostenible para nuestros clientes y sus familias» sostuvo.

El ahorro y la informalidad en el Perú

Financiera Confianza tiene a más de 700.000 clientes en todo el Perú y en el estudio se concluyó que el 63% de los mismos sale de la pobreza al quinto año de relación con la entidad. También se destaca que el 55% de los clientes considera a sus emprendimientos como la principal fuente de ingresos y que el 33% son pobres multidimensionales, de los cuales, al analizar factores externos, un 58% lograron mejorar sus ingresos, demostrando una fuerte resiliencia.

Antes y durante el informe se tomó en cuenta la informalidad de la economía peruana, la cual supera el 70% según el INEI, con lo cual se ve que el uso del efectivo se encuentra más extendido en los entornos rurales frente al ahorro formal en entornos urbanos y que hay una fuerte capacidad para el ahorro.

Otro dato a tomar en cuenta es que los canales de venta siguen siendo local. El trato directo se mantuvo en 31% de los casos tanto antes como después de la pandemia, seguido por los mercados de productores y ferias, que pasó de 26 a 24%, y la venta en casa de 21 a 24%.

«En salud financiera hay que pensar en ingresos, facilidades y conocimientos. No sólo resulta clave saber acompañarlos con las herramientas financieras, sino en su día a día» añadió Garcia Van Gool,

La sostenibilidad y su impacto en el sector financiero

Finalmente se presentó el Índice de Instituciones Sociales y Género (SIGI 2023) donde analiza las leyes formales, informales, normas sociales y prácticas que limitan el ejercicio de derechos, las oportunidades y el acceso a recursos.

En el caso peruano, se vio un fuerte avance en el empoderamiento femenino y la igualdad de género, habiendo obtenido 22 puntos en un índice que va del 0 al 100, siendo 0 nula discriminación y 100 absoluta discriminación.

«A nivel mundial, vemos que la discriminación es mayor en el hogar a causa de que las mujeres pasan 2.6 veces más tiempos que los hombres en trabajos domésticos. El 45% de la población cree que los hombres deberían tener más derechos a un puesto de trabajo que las mujeres y la representación política de mujeres ha mejorado, pero 1 de cada 2 personas piensa que los hombres son mejores líderes políticos que las mujeres» señaló Bathylle Missika, Jefa de División de Redes, Alianzas e Igualdad de género.

Aún así, resaltó también el avance al presentar que el 35% de cargos directivos y el 40% de los miembros del parlamento son ocupados por mujeres, cifra superior comparado con el resto de Latinoamérica. Por otro lado, sólo el 25% de la población peruana opina que los hombres tienen más derecho a trabajar a comparación del 45% antes señalado a nivel mundial.

«Para seguir avanzando, hay que promover la transformación de los roles y normas de género tradicionales, reforzar y revisar el marco jurídico para evitar el matrimonio infantil y recolectar datos desglosados por género para confirmar si la igualdad de género que existe sobre la ley se da realmente en la práctica» sentenció.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.