El rol del gestor de sostenibilidad en el diseño de una “nueva normalidad”

Close up of crystal globe resting on grass in a forest - environment concept

Por Cecilia Rizo Patrón – Docente de Centrum PUCP

Cecilia Rizo Patrón, Docente de CENTRUM PUCP

En junio de este año el Global Reporting Initiative (GRI) presentó los resultados de la investigación “The role of sustainability and transparency in designing the new normal” que buscaba conocer cuáles eran los mayores desafíos para la sostenibilidad y la transparencia de las organizaciones, durante estos tiempos de pandemia del COVID-19 

De acuerdo a esta investigación estos desafíos, en orden de prioridad, son:

  1. El Bienestar del trabajador y la supervivencia de la empresa
  2. Prosperidad en la nueva normalidad ¿Cómo las empresas  pueden prosperar en la nueva normalidad después de salir de la crisis provocada por la pandemia? ¿Cómo las organizaciones y grupos de interés pueden salir más fuertes después de esta crisis? 
  3. Importancia clave de las alianzas  Hoy mas que nunca las alianzas son mas importantes. Las alianzas entre Estado,  empresa y sociedad son claves para encontrar soluciones para enfrentar el COVID-19 y sus impactos de largo plazo.
  4. Mayor énfasis en la sostenibilidad y la transparencia Las organizaciones que han integrado la sostenibilidad y la transparencia estratégicamente en sus operaciones antes de la crisis del COVID-19  están poniendo incluso un mayor enfoque en ambos temas. Para estas organizaciones, sostenibilidad y transparencia aseguran la rentabilidad de la empresa y es parte  integral de cómo hacen negocios.

Asimismo este estudio ha identificado que esta situación de crisis también ofrece oportunidades que deben tomarse en cuenta:

  • Repensar la forma de hacer negocios. No podemos volver a hacer negocios as usual. En lugar de ello, las empresas deben PENSAR, CONSTRUIR e INNOVAR 
  • Incremento en la demanda de las áreas de sostenibilidad o ambientales sobre cómo gestionar nuevos temas de sostenibilidad, tales como gestión de riesgos, desarrollo de estrategia, abastecimiento y salud y seguridad en el trabajo.

En esta misma línea, según un estudio del Financial Times de Mayo de este año “The ESG revolution is widening gaps between winners and losers”, de enero 2019 hasta enero de 2020, los fondos de capital ASG (que significa invertir en empresas que identifiquen, aborden y mitiguen riesgos ambientales , sociales y de gobernanza con éxito) recibieron US$70 mil millones en activos, mientras que los fondos de capital tradicionales experimentaron casi US$200 mil millones en flujos de salidas. 

De enero a marzo del 2020 fueron los peores meses para Wall Street desde el 2008; sin embargo, los fondos ASG se opusieron a esta tendencia: el 44%de los fondos mutuos «sostenibles» registraron retornos en el cuartil superior mientras que sólo el 11% cayó en el cuartil inferior de sus pares. 

Hay más de 2.000 estudios que muestran que las empresas con sólidas prácticas de ASG producen un mejor desempeño financiero corporativo”, manifiesta Meredith Jones, socia y líder global de prácticas de ESG en Aon, la firma británica de inversiones más grande de Inglaterra. Asimismo, concluye  que al observar los datos históricos de quiebras y volatilidad de las acciones, también hay pruebas sólidas de que esas empresas también pueden ser más resilientes.

Dado estos resultados, es poco probable que la crisis del COVID-19 disminuya el enfoque de los inversores en las prácticas y resultados de gestión ASG. Por el contrario, los problemas de la gestión de aspectos ASG que saltaron a primer plano por no ser bien gestionados durante la pandemia, pueden intensificar el escrutinio de los inversores.

Es así que el rol de la gestión de sostenibilidad o gestión de aspectos ASG en esta nueva normalidad deberá enfocarse en gestionar aquellos temas ambientales, sociales y de gobernanza que representen un mayor riesgo para la empresa en términos económicos, reputacionales y de licencia social.

Finalmente, nuevos temas deberán ser aprendidos por los profesionales que gestionen la sostenibilidad de las organizaciones, tales como gestión de riesgos, desarrollo de estrategias, finanzas y habilidades blandas que nos ayuden a empatizar con nuestros grupos de interés y entender los diferentes aspectos en los que esta pandemia los ha afectado.

Etiquetas: