Tecnología Aplicada Para el Desarrollo Sostenible

Por Carlos Zapata
ESG Portfolio Manager/Consultor en Sostenibilidad/Catedrático de Sostenibilidad en la Universidad de San Francisco

En países emergentes y en vías de desarrollo el alcance a la tecnología es escaso, y no únicamente por razones económicas. Muchas veces los marcos legales e institucionales se presentan como obstáculos.

Sin embargo, la transformación digital y la sostenibilidad, ambas de la mano, han experimentado una gran evolución en los últimos años, y se podría asegurar con cierto nivel de certeza, que continuarán en el proceso de evolución por unos años más.

Resultaría mezquino no señalar que incluso durante la pandemia del COVID-19, las oportunidades para integrar transformación digital y sostenibilidad en las operaciones de toda empresa, se han mantenido en vigencia, e incluso gozar de mayores oportunidades. Por ejemplo, el uso e integración de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (Machine Learning) en cualquier organización podría contribuir sobremanera en los planes y estrategias de sostenibilidad. Así tenemos que estas tecnologías aplicadas se podrían utilizar para tecnologías limpias, procesos de producción y manufactura sostenibles, y hasta mejorar la imagen sostenible de la organización. Más específicamente, podríamos mencionar que la inteligencia artificial podría jugar un papel importantísimo en casos de atención a desastres naturales, reducir la contaminación ambiental, facilitar el acceso y costo de fuentes de energía renovable, contribuir a la eficacia de consumo de energía en estructuras de bienes raíces comerciales, entre otras cosas.
Por otro lado, el aprendizaje automático (ML por sus siglas en inglés) viene siendo empleado, entre otras cosas, para automatizar procesos de impacto ambiental, mantenimiento predictivo, y proyecciones de energía renovable en casos de energía solar y eólica. A su vez, también se emplea en la recaudación de data para analizar procesos de producción y evaluación de impacto ambiental.

La industria de la energía, es un caso donde podemos observar grandes innovaciones en este campo, ya que pasaron del ámbito preventivo -debido a las serias controversias- a ser importantes generadores de oportunidades de crecimiento en la parte comercial. Es así, que muchas compañías que operan en este sector han logrado reducir sus huellas de carbono gracias a estas tecnologías mencionadas, a la vez de lograr soluciones más limpias en la emisión de gases de efecto invernadero y dióxido de carbono.

Es inevitable la aceleración de la convergencia de la sostenibilidad y la transformación digital, pero para que las organizaciones y compañías puedan lograr establecerse como líderes en sus respectivos sectores, están en la obligación de realizar inversiones en este rubro. En el caso del Perú, esta convergencia inevitablemente generará oportunidades de inversión extranjera, debido al empuje de inversionistas institucionales por estándares ASG (Ambientales, Sociales y de Gobierno).

En pocas palabras, el beneficio es para todos. En los Estados Unidos, las inversiones en fondos mutuos sostenibles durante, solamente, el primer trimestre del 2020 duplicaron las inversiones en estos mismos fondos durante todo el año 2019.

La enorme empresa estadounidense Salesforce, proveedora de software de gestión de clientes, ha creado una herramienta muy importante, Salesforce Sustainability Cloud, para que compañías puedan analizar, reportar y seguir su data ambiental, que a su vez les ayuda a identificar posibilidades de reducción en sus emisiones de gases de efecto invernadero y dióxido de carbono.

Las empresas peruanas se encuentran en la obligación de evaluar e implementar estas tecnologías y procesos de transformación digital para así poder posicionarse mejor en el ámbito internacional, generar fuentes de trabajo, mayor inversión extranjera, y así también contribuir con las metas del Acuerdo de Paris y la reducción de gases de efecto invernadero y dióxido de carbono.