En un contexto donde el mundo busca salvar el planeta del calentamiento global, Pacasmayo presentó esta mañana EcoSaco, un innovador empaque que se disgrega en el trompo mezclador de concreto (a pie de obra) y que tiene como ventajas que genera menos desperdicios, reduce la contaminación y ahorra tiempo y trabajo en la obra.

“Hemos identificado nuevos patrones de consumo en el mercado, ahora prefieren marcas más responsables. A raíz de un estudio realizado en el 2019, identificamos que el 40% de nuestros consumidores en el norte del país muestran interés por productos responsables con el medioambiente. Desde ese momento hemos venido trabajando en diferentes soluciones como: mejoras constantes de nuestros cementos adicionados, suscripción y respaldo de Green Building Council (ONG enfocada en la promoción de la Construcción Sostenible)», explicó Aldo Bertoli, gerente central comercial de Pacasmayo.

El ejecutivo agregó que el Ecosaco, inicialmente, estará disponible en dos marcas reconocidas de Pacasmayo: Fortimax (antisalitre) y Extraforte, y se irá incorporando a los diferentes mercados de manera progresiva en Trujillo, Pacasmayo, Cajamarca y Chimbote. Después en Piura y Lambayeque. Como parte de los beneficios del EcoSaco, los maestros de obra y autoconstructores podrán obtener un mayor ahorro de tiempo en la obra y permitirá que más del 70 % de una casa sea construida de manera amigable con el ambiente, sin residuos de bolsas.

Presentación del Ecosaco vía Zoom

“Al ser disgregable el empaque, permite que el maestro de obra introduzca la bolsa completa en el trompo sin necesidad de abrirla. Es así como, la bolsa se convierte en parte de la mezcla sin generar residuos y sin afectar la calidad o resistencia de la obra. Los cuidados que deben darse al EcoSaco son los mismos a los de una bolsa convencional, es decir, esta debe ser almacenada en un lugar seco y protegido de la intemperie”, dijo Bertoli.

Para usar correctamente el EcoSaco, se necesita realizar la mezcla de agua (50% del total aproximadamente) y áridos (arena y piedra) en el trompo según el diseño de concreto. Después, se introduce el EcoSaco (sin abrir el empaque) directamente al trompo, que debe ser de al menos 340 litros. Como paso siguiente, se ajusta la mezcla dentro del trompo con el agua, arena y piedra restante. Finalmente, se mezcla hasta tener un resultado homogéneo, este proceso al menos deberá tomar 7 minutos.

Otra de las ventajas del Ecosaco es que beneficia a la salud de los maestros de obra, ya que reduce la exposición al polvo de cemento cuando se abren las bolsas, haciendo un trabajo más limpio y ordenado. Finalmente, permitirá reducir el número de productos adulterados en el mercado y el uso de las bolsas para otras actividades.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.