El ministro del Ambiente, Modesto Montoya, demandó a la minera Volcan que indemnice de inmediato a la población afectada por el derrame de 34 toneladas de zinc en el río Chillón, ocurrido durante la mañana del pasado lunes.

El accidente afectó a la acuicultura de la zona (cultivo de truchas) en un sector conocido como Culluhuay, provincia de Canta, según el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional de Perú (COEN), que evalúa la magnitud del daño junto con la cartera de Ambiente.

La institución confirmó que tres centros acuícolas dedicados a la cría de peces, mayoritariamente truchas, se vieron afectados y un hombre permanece hospitalizado tras resultar herido durante el accidente.

Volcan, propietaria del camión que produjo el accidente, indicó que coordina con los propietarios de las piscigranjas para otorgar una “compensación económica”. Aunque la minera alega que ha coordinado con “las autoridades ambientales”, Montoya afirmó que hasta la fecha no ha tenido contacto con su sector. 

La Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Lima Norte, a cargo de Silvia Cáceda Román, ha abierto una investigación preliminar por el presunto delito de contaminación ambiental contra la empresa Wari Service SAC, subcontratista de la compañía minera, así como contra los que resulten responsables.

Ante este desastre ecológico, el vocero del Frente de Defensa de Comunidades Campesinas de Canta, Elmer Páez, anunció que seguirán realizando protestas. En la víspera trataron de cerrar la vía.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.