Los conflictos y las tensiones geoeconómicas han desatado diversos problemas a nivel mundial, como la escasez de energía y de alimentos, según el Informe de Riesgos Globales 2023. Esta crisis podría destruir los esfuerzos frente al cambio climático. 

IMAGEN/ANDINA
IMAGEN/ANDINA

La pandemia mundial y la guerra en Europa han dado paso a una serie de crisis: energética, inflacionaria, alimentaria y de seguridad, de acuerdo con el Informe sobre Riesgos Globales 2023 del Foro Económico Mundial. 

La última edición del estudio confirmó que los conflictos y las tensiones geoeconómicas han desencadenado diversos riesgos globales que están conectados, en donde se encuentran problemas de suministro energético y de alimentos, un elevado aumento del costo de vida y de la deuda. Además, estas situaciones podrían acabar con los esfuerzos para frenar los riesgos relacionados con el cambio climático, la biodiversidad y la inversión en capital humano.

El estudio también hace un llamado a los líderes del mundo para que tomen acciones urgentes de forma colectiva frente a la crisis climática, de lo contrario en los próximos 10 años se produciría un calentamiento global y un colapso ecológico. Asimismo, recomienda a los países sumar esfuerzos para fortalecer la estabilidad financiera, la gobernanza tecnológica, el desarrollo económico y la inversión en investigación, ciencia, educación y salud. 

¿Cuáles son los mayores riesgos que atraviesa el mundo?

El informe se basa en la Encuesta Mundial de Percepción de Riesgos 2022-2023 para entender los peligros a los que podría enfrentarse el mundo en los próximos 10 años.

Esta investigación sostiene que la crisis del costo de vida es la mayor amenaza que enfrentaremos en los próximos dos años. Le acompañan los desastres naturales y los fenómenos meteorológicos extremos, la confrontación geoeconómica también se ubica entre los 3 riesgos más graves en un futuro cercano.

Si nos ubicamos a 10 años, el cambio climático resulta como el mayor conjunto de riesgos. Desde la falta de acciones para paliar esta problemática hasta la pérdida de biodiversidad y el colapso de los ecosistemas, los cuatro mayores riesgos para los próximos 10 años son medioambientales. En tanto, la crisis del coste de la vida desaparecería por completo de los 10 primeros puestos, mientras que la confrontación geoeconómica desciende hasta el 9º.


Opiniones de expertos

«El panorama de riesgos a corto plazo está dominado por la energía, los alimentos, la deuda y los desastres. Aquellos que actualmente son los más vulnerables están sufriendo y, ante las múltiples crisis, aquellos que pueden clasificarse como vulnerables están aumentando rápidamente, tanto en los países ricos como en los pobres. El clima y el desarrollo humano deben ser las preocupaciones principales de los líderes mundiales, incluso mientras luchan contra las crisis actuales. La cooperación es la única manera de avanzar», declaró Saadia Zahidi, directora general del Foro Económico Mundial. 

Por su parte, John Scott, Director de Riesgos de Sustentabilidad de Zurich Insurance Group, sostuvo si no hay cambios en la política o inversiones respecto al cambio climático, los ecosistemas colapsarán, además se intensificarán los efectos de los desastres. “Si aceleramos las medidas, aún tendremos la oportunidad de alcanzar una trayectoria de 1.5 °C antes de que termine la década y hacer frente a las emergencias por desastres naturales”

Una oleada de crisis

La Reunión Anual del Foro Económico Mundial que se celebrará este año en Davos mostrará el número de crisis en curso. En su informe menciona que “El mundo se encuentra hoy en un punto de inflexión crítico, y que el gran número de crisis en curso requiere una acción colectiva inmediata y oportuna”.

“Las crisis seguidas, los riesgos profundamente interconectados y la erosión de la resiliencia conlleva a una “policrisis”, donde diferentes crisis interactúan de modo que el impacto global supera con creces la suma de cada parte”, detallan sus autores.

Este informe tiene como finalidad concientizar sobre los riesgos mundiales a corto, mediano y largo plazo. En esta edición ha mostrado cómo los riesgos actuales y futuros pueden formar una «policrisis” que podría darse como resultado de la competencia por los recursos naturales, competencia impulsada por riesgos medioambientales, geopolíticos y socioeconómicos desencadenando graves consecuencias.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.