Una investigación ha dado cuenta de que mediante un proceso 100% eficiente y de bajos costos se puede optimizar la industria del reciclaje, para así evitar el excesivo uso del plástico y contribuir a una menor contaminación.

En los últimos días la Universidad de Cantabria (España) ha dado a conocer la creación de un catalizador magnético para descomponer plásticos por parte de un grupo de investigadores. El invento tiene un gran potencial para contribuir a una economía circular, en la que sea posible reducir la utilización de plásticos.

Específicamente, esta tecnología se basa en la combinación del uso nanopartículas magnéticas y líquido iónicos, que permite obtener la materia prima (monómeros de partida)  a partir de la descomposición de los polímeros de plástico PET (tereftalato de polietileno, uno de los polímeros más utilizados para envases).

Normalmente, explicaron desde la institución, en la descomposición de plásticos se usan métodos mecánicos como químicos, siendo este último un campo donde se emplean vías como la filtración, destilación al vacío o centrifugación para la recuperación de catalizadores tradicionales, lo que resultan en “procesos industriales complejos y caros para la industria”.

Las ventajas de la valorización de plásticos mediante campos magnéticos son evidentes, tal como señalan los investigadores. Y es que los estudios han revelado que la materia prima mantiene su vigencia tras 15 ciclos de reutilización, sorprendentemente, configurándose así como un proceso de 100% de eficiencia y con bajos costos para su funcionamiento.

Menor contaminación por plásticos

Imanol de Pedro del Valle, líder de este proyecto y miembro de la mencionada universidad, ha manifestado que este tipo de catalizador se distingue por no ser tóxico y contar un gran potencial para ser aplicado al sector industrial, lo que deviene en un impacto positivo al medio ambiente y, además, viabilidad económica.

“Reciclar el plástico postconsumo es una obligación, pero además supone una oportunidad. De acuerdo a la Estrategia Europea de Economía Circular, en el año 2030 todos los envases de plástico distribuidos en la UE serán 100 % reciclables”, mencionó.

Los resultados de la investigación se han publicado en la revista científica “Applied Catalysis B-Environmental”. Asimismo, su difusión le ha valido que la American Chemical Society (ACS) señale que este invento es uno de los más innovadores y eficientes para el sector reciclaje.

Más importante aún, es el acercamiento con organizaciones internacionales que muestran interés por esta tecnología, especialmente cuando lo que sigue en su desarrollo es ser aplicado a grandes escalas, como lo es la construcción de un prototipo de planta de catálisis.

En la investigación resalta también la colaboración de otras instituciones académicas como la Universidad de Nottingham mediante su departamento Carbon Neutral Laboratory. Israel Cano y Carmen Martín fueron otros de los especialistas que han hecho que sea realidad implementar este novedoso catalizador magnético para descomponer plásticos.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.