El Ministerio del Ambiente (Minam) realizó un conversatorio virtual sobre investigaciones relacionadas con los glaciares y ecosistemas de montaña del país, a fin de conocer los avances y adoptar acciones de adaptación frente a los impactos del cambio climático en la población vulnerable y en los sistemas productivos que dependen del agua de los glaciares.

En ese evento los especialistas del Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem) presentaron evidencias sobre el impacto del cambio climático en nuestras montañas, nevados y lagunas de origen glacial, cuyas consecuencias representan un potencial peligro para la población; además, se abordaron asuntos vinculados al deterioro de la calidad del agua por la desglaciación.

También se presentó el caso del río Quillcay, en Ancash, afectado por el drenaje ácido de las rocas, donde el retroceso glacial deja al descubierto rocas sulfurosas. Asimismo, se informó respecto a la elaboración de una metodología para medir los impactos socioeconómicos del drenaje ácido en la cuenca del citado torrente.

Los expertos también explicaron el impacto del carbono negro, cuya presencia acelera el derretimiento de los glaciares. Dicho producto es consecuencia de los incendios forestales, la quema de pastizales, el uso leña para cocinar y por combustión incompleta del parque automotor, entre otros.

Actualmente, se está investigando los efectos de la instalación de diferentes sistemas de cobertura forestal en el régimen hídrico, comparando respuestas en la retención de agua por coberturas forestales y de pastos naturales, así como sistemas de zanjas de infiltración, prácticas habituales en la conservación de suelos y la restauración de tierras degradadas.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.