Adjudicación de la terminal del Aeropuerto Jorge Chávez
  • Después de un arduo y competitivo proceso de selección, LAP eligió al consorcio Inti Punku, conformado por las empresas Sacyr y Cumbra, para la ejecución de las obras del nuevo terminal de pasajeros.
  • La inversión global del Proyecto de Ampliación supera los US$ 1,200 millones dólares, una de las inversiones privadas más significativas del país para el desarrollo de una nueva infraestructura como catalizador y motor del desarrollo económico para los próximos años.

De acuerdo a lo programado para este tercer trimestre del año, la empresa operadora del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, Lima Airport Partners (LAP), adjudicó al Consorcio Inti Punku los trabajos para el diseño y la construcción del nuevo terminal de pasajeros que entrará en operación en el 2025.


La firma del contrato, para la adjudicación de esta importante obra del Paquete 3, se llevó a cabo
a través de una ceremonia protocolar que estuvo presidida por el Presidente de la República,
Pedro Castillo, acompañado por los ministros de las carteras de Transportes y Comunicaciones,
Comercio Exterior y Turismo, y Economía y Finanzas; entre otras autoridades invitadas.


“Debemos de entender la gran importancia que tiene el Jorge Chávez para el país, por ser la
principal puerta de entrada al Perú y en estos últimos tiempos una pieza clave en la reactivación
económica y lucha contra la pandemia. Esta ampliación posicionara al país como uno de los
principales ejes logísticos y turísticos de la región, permitiendo la llegada de más turistas y más
aerolíneas”, sostuvo el Primer Mandatario.


La selección del nuevo consorcio se llevó a cabo después de un arduo proceso que inició en
agosto de 2019, con un primer acercamiento a reconocidas empresas del sector de la
construcción. En abril del 2020, se realizó un Llamado Internacional que congregó el interés de
más de 26 reconocidas empresas nacionales e internacionales. Finalmente, en enero de este
año, se seleccionó la lista corta de postores que participaron en un competitivo proceso de
diseño, que culminó en el mes de julio con la entrega de las propuestas técnicas y económicas.


“Este es el hito más importante, para LAP, en sus 20 años operando el aeropuerto, con ello,
reafirmamos nuestro compromiso con el Perú. La ampliación del Nuevo Jorge Chávez es pieza
clave para la reactivación económica, ya que pone en valor la inversión privada y la apuesta del
Gobierno por avanzar con una infraestructura de primer nivel para el desarrollo del país”, señaló
Juan José Salmón, CEO de LAP.


Durante el proceso de selección se han tenido en cuenta rigurosos criterios de evaluación, tales
como: experiencia en el sector, capacidad técnica y constructiva, robustez financiera de las
empresas, sólidas políticas de compliance y medidas anti-corrupción, amplio conocimiento del entorno social, manejo de estrategias de mitigación ambiental bajo estrictos estándares de salud
y seguridad ante el COVID-19, entre otros.


“Pese al desafío que ha representado llevar a cabo un proceso de adjudicación internacional y
replantear el diseño del nuevo terminal -adecuándolo al nuevo contexto global- en medio de la
pandemia, estamos muy orgullosos de poder avanzar hacia la etapa de construcción del nuevo
terminal. En el 2025, le entregaremos al Perú un nuevo aeropuerto Jorge Chávez que se
posicionará entre los mejores de Sudamérica”, señaló Anton Aramayo, director del Proyecto de
Ampliación.


Por su parte, Miguel Ángel Lozano, Gerente del Proyecto de Inti Punku, destacó la importancia
del desafío técnico que deberán enfrentar para desarrollar parte de la infraestructura que
convertirá al Aeropuerto Jorge Chávez entre los más destacados de la región latinoamericana.
“Nos motiva tremendamente participar en uno de los proyectos de infraestructura más
emblemáticos del país en los últimos años. Estamos convencidos que el nuevo aeropuerto será
un motivo de orgullo para todos los peruanos que lo utilizarán y, sobre todo, que los visitantes y
turistas vendrán a conocer las maravillas de este país”.


El Consorcio Inti Punku lo conforma una alianza estratégica entre Sacyr Ingeniería e
Infraestructuras (SII), compañía global de desarrollo de infraestructuras con amplia experiencia
en el sector aeroportuario con más de 21 proyectos culminados y en funcionamiento; y Cumbra,
una de las principales empresas de construcción peruanas. Este consorcio está actualmente
ejecutando la construcción del nuevo campo de vuelos y la segunda pista de aterrizaje y
despegue.


Con esta adjudicación, LAP culminan los procesos de licitación de los paquetes de trabajo para
el Proyecto de Ampliación del aeropuerto. El alcance de dichas obras incluye el desarrollo de
infraestructura complementaria que maximizará la ya existente, tales como nuevas vías de
acceso, más plataformas para aeronaves, calles de rodaje, nuevas áreas de servicios y de apoyo
logístico que colocará a Lima y a la provincia constitucional de El Callao, en una posición
privilegiada en la región.


Este proyecto se financia con una inversión 100% privada asumida por el concesionario,
permitiéndole duplicar la capacidad aeroportuaria, impulsando significativamente el desarrollo
del Perú.


En la actualidad, el Nuevo Jorge Chávez es también una fuente importante de empleo, las obras
del Lado Aire cuentan con más de 2,500 trabajadores. Durante los próximos tres años de
construcción del nuevo terminal de pasajeros, se tiene proyectado crear alrededor de 3,500
nuevos puestos de trabajo.

Sacyr, como socio internacional y líder del proyecto, además de su participación en la
construcción de la segunda pista del aeropuerto Jorge Chavez, está llevando a cabo otro
proyecto aeroportuario en Chiclayo y en otros lugares del mundo, cuenta con la experiencia de
21 proyectos, muchos de ellos en América Latina y España.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.