Stakeholders revisó los planes de gobierno de los postulantes Rafael López Aliaga, de Renovación Popular; Daniel Urresti, de Podemos Perú; y de George Forsyth, de Somos Perú, con el fin de saber si habían incorporado los criterios de sostenibilidad necesarios para construir ciudades sostenibles. Esto fue lo que hallamos.   

Foto: Guetty images

A solo una semana de las elecciones regionales y municipales, el equipo de Stakeholders ha analizado los planes de gobierno de los tres principales candidatos a la alcaldía de Lima: Rafael López Aliaga, de Renovación Popular; George Forsyth, de Somos Perú; y Daniel Urresti, de Podemos Perú. La idea es saber si dichas hojas de ruta han contemplado el foco de sostenibilidad y cuáles son sus principales propuestas para conseguir que Lima avance hacia un desarrollo sostenible. 

El plan de gobierno de Rafael López Aliaga, cuestionado porque sus empresas deben millonarias sumas a la SUNAT, contempla una lucha frontal contra la inseguridad ciudadana y la corrupción. Entre sus propuestas destacan la creación de comités de autodefensa vecinal y de un sistema de reservistas de las Fuerzas Armadas que apoyarán la seguridad en zonas críticas. También impulsará la clausura de centros de venta de celulares robados. 

En cuanto a la lucha contra la corrupción, propone eliminar las contrataciones directas y las consultorías. Asimismo, señala que la municipalidad estará impedida de contratar exfuncionarios sancionados por corrupción o empresas cuestionadas. 

Un segundo eje desarrollado por López Aliaga es el programa “Hambre cero”, que incluye el apoyo a las ollas comunes y la instalación de caños de agua potable comunes en zonas alejadas. Otras medidas son la implementación de casas solidarias, para madres y niños víctimas de violencia; el programa anemia cero; internet gratuito en parques; escaleras solidarias, entre otros. 

«Respecto al problema en el transporte, el líder de Renovación Popular propone renegociar las concesiones de peajes, implementar teleféricos urbanos, adquirir un tranvía universitario con energía renovable y mejorar la infraestructura vial»

En cuanto al eje de salud, López Aliaga propone que la municipalidad metropolitana ejerza autoridad en este sector, mediante la transferencia de funciones; que se aumente el número de hospitales solidarios. Además, plantea la venta de medicamentos genéricos en todas las farmacias de la capital. 

Respecto al problema en el transporte, el líder de Renovación Popular propone renegociar las concesiones de peajes, implementar teleféricos urbanos, adquirir un tranvía universitario con energía renovable y mejorar la infraestructura vial. 

En el sector educación, López Aliaga también sugiere que el municipio metropolitano asuma funciones en este rubro. También plantea entregar una computadora con Internet en cada aula de colegio de Lima y crear una biblioteca municipal virtual para todos los estudiantes. 

Para luchar contra la violencia de género, el candidato de Renovación Popular creará más albergues municipales, así como cunas solidarias para los hijos de las mujeres trabajadoras. También promete instalar centros de protección y refugio, para las víctimas de violencia.  

En materia ambiental, López Aliaga se ha comprometido a recuperar y expandir las áreas verdes en Lima, así como lanzar un concurso internacional para el tratamiento de residuos sólidos con tecnología de punta. Sin embargo, sus propuestas están muy centradas en solucionar problemas actuales de manera inmediata, sin prever un futuro sustentable. 

Hay poca alusión a la transición energética o a la movilidad sostenible, tampoco se incorporan ideas innovadoras para remediar problemas. Su plan, al igual que el de Urresti, se enfoca con fuerza en la inseguridad ciudadana que, si bien es uno de los principales problemas de Lima, no es el único. 

Podemos Perú 

El plan de gobierno de Daniel Urresti, investigado por el asesinato del periodista Hugo Bustíos, prioriza la seguridad ciudadana como eje central. Entre las medidas a implementar destaca el patrullaje policial, la construcción de tres megacomplejos de seguridad y de justicia, y la presentación ante el Congreso de tres proyectos de ley para sancionar a los detenidos en flagrancia y que se les pueda procesar por sus delitos cometidos. 

Otro de los aspectos que prioriza Urresti es el tema de la gobernanza sin corrupción. Para ello propone digitalizar aún más los servicios de atención del municipio metropolitano, crear una plataforma de fiscalización digital y una oficina de integridad municipal, entre otras medidas. 

También apuesta por reducir las brechas en cuanto a salud y educación. El plan de gobierno de Urresti considera aumentar en 30 % la cobertura de salud de personas vulnerables e impulsar programas de reforzamiento estudiantil en Lima. Otra medida relevante es la implementación de traductores quechua-español para la oficina de atención al ciudadano de la municipalidad metropolitana. 

«El plan de gobierno de Urresti se centra en la seguridad ciudadana, pero promueve pocas acciones para el desarrollo sostenible de Lima en los aspectos sociales, ambientales y de gobernanza».

El candidato de Podemos Perú también propone iniciar programas de emprendimiento para personas víctimas de violencia de género, construir casas refugio para víctimas y guarderías municipales. También contempla el apoyo a la agricultura urbana para luchar contra la crisis alimentaria, aunque no ahonda en cómo lo hará. Asimismo, Urresti planea promover la construcción de grandes mercados agropecuarios en Lima y apoyar a las ollas comunes

Uno de los aspectos más críticos en Lima es el transporte. En ese sentido, Urresti recomienda la construcción de más ciclovías, así como el impulso de la movilidad sostenible. Aunque en este punto no considera medidas concretas para combatir la emisión de carbono o la adquisición de buses verdes.  

Hacia el final del documento hay un eje llamado Lima sostenible, que incluye desarrollo ambiental y gestión de riesgos de desastres. Entre las propuestas destacan la ampliación de áreas verdes y la implementación de un centro de reciclaje. En síntesis, el plan de gobierno de Urresti se centra en la seguridad ciudadana, pero promueve pocas acciones para el desarrollo sostenible de Lima en los aspectos sociales, ambientales y de gobernanza. 

Somos Perú

Según las más recientes encuestas, el candidato George Forsyth, de Somos Perú ocupa el tercer lugar en intención de voto para Lima Metropolitana. De la revisión de su plan de gobierno podemos destacar que el equipo de Forsyth apuesta por transformar a Lima en una ciudad inteligente y sostenible. 

¿Cómo lo hará? Con el uso de tecnología. Su plan de gobierno señala que se instalará un centro de operaciones inteligente, que usará inteligencia artificial pero será monitoreado por personal municipal. Asimismo, se creará un aplicativo móvil que concentrará todos los servicios municipales para el usuario, como residuos sólidos, transporte, seguridad, etc. 

En materia de seguridad ciudadana, Forsyth propone instalar 1000 cámaras inteligentes más en Lima y botones de pánico, fortalecer el patrullaje integrado, promover la participación de las juntas vecinales, etc. Sin embargo, son programas y acciones que en la actualidad ya funcionan y no han logrado disminuir los índices de delincuencia en la capital peruana. 

«Entre sus propuestas destacan la creación de un sistema de citas digitales, la implementación de la historia clínica digital y el reforzamiento del primer nivel de atención».

Forsyth, igual que López Aliaga, considera que el municipio debe tener autoridad en el sector educación, mediante la delegación de facultades. Una vez conseguido, se invertirá en tecnología para los colegios y en la capacitación de los docentes. También apunta a que el municipio tenga facultades en el sector salud. 

Entre sus propuestas destacan la creación de un sistema de citas digitales, la implementación de la historia clínica digital y el reforzamiento del primer nivel de atención. Otra de las propuestas del candidato de Somos Perú es apoyar las ollas comunes. 

En el sector transporte, Forsyth apuesta por el teleférico del Cerro San Cristóbal, que también impulsará el turismo. En cuanto a propuestas medioambientales, el plan de trabajo de Forsyth recomienda instalar luminarias solares en zonas donde no hay energía eléctrica. Asimismo, plantea crear la gerencia de asuntos ambientales en la municipalidad. 

También sugiere impulsar el programa de chatarreo vehicular, así como crear un registro de dueños de vehículos contaminantes. Son propuestas valiosas y que se acercan más a la gestión de una ciudad sostenible, pero todavía falta el modo en que concretará todos esos proyectos. 

Los temas ambientales urgentes

La Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) acaba de publicar una guía de los problemas ambientales más urgentes que necesita solucionar Lima Metropolitana. “Para el año 2026, la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) deberá garantizar que los espacios públicos sean seguros, inclusivos y accesibles, así como incrementar cada año 1 m2 de áreas verdes y espacios públicos por habitante. Ambos objetivos deben estar presentes en los instrumentos de planificación de la ciudad”, señala el documento. 

Otro de los asuntos pendientes es la gestión de los residuos sólidos con una mirada de economía circular. De hecho ninguno de los planes de los candidatos menciona esta última palabra. “La próxima gestión edil de Lima deberá planificar y priorizar esfuerzos para aprobar el Plan Integral de Gestión Ambiental de Residuos Sólidos de la Provincia de Lima 2026–2030”, señala el documento de SPDA. 

Dicho plan debe considerar “autorizar el funcionamiento de infraestructura de disposición final de residuos sólidos, sean rellenos sanitarios o rellenos de seguridad. Igual en el caso de promover y autorizar la construcción de plantas de tratamiento de residuos sólidos alternativos y sostenibles, como las plantas de compostaje y de reciclaje”. 

Otro punto clave es la gestión integral de la Costa Verde. En ese sentido, se plantea que “la nueva autoridad deberá modificar la Ley 26306, a fin de incluir como miembros del Consejo Directivo a la DICAPI y a una organización representativa de la sociedad civil que trabaje por la protección de la Costa Verde. En tanto se apruebe esa ley, la presidencia de la autoridad deberá crear una mesa de trabajo para abordar la gestión integral de la Costa Verde a fin de incorporar a dichos actores clave”. 

Sobre movilidad sostenible, SPDA considera importante que, “además de la necesidad de elaborar proyectos de inversión pública vinculados con la instalación de ciclovías en las vías metropolitanas, resulta indispensable que la nueva autoridad edil impulse otros sistemas masivos de transporte: el Metropolitano, el Tren Eléctrico y los corredores complementarios con gas natural”.

Otro aspecto importante es la seguridad hídrica, mediante la protección de las cuencas Chillón, Rímac y Lurín. Se necesita implementar proyectos de inversión en favor de la conservación, recuperación y rehabilitación de la infraestructura natural, en un trabajo articulado con las comunidades de estas cuencas. “Las nuevas autoridades ediles deberán incluir en sus instrumentos de planificación tres enfoques esenciales: gestión integrada de las cuencas; puesta en valor de la infraestructura natural y seguridad”, recomienda. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.