De acuerdo con un estudio de Nature, un porcentaje de las hojas de los bosques tropicales está llegando a su límite crítico para realizar la fotosíntesis y si la temperatura de la tierra sigue en aumento podrían empezar a morir en gran proporción.

Close-Up Of Dark green leaves black background

El calentamiento global está frenando la fotosíntesis de las hojas en una pequeña proporción de los bosques tropicales de la Tierra, así lo reveló un estudio de Nature, el cual muestra que nos estamos acercando a un umbral donde este proceso bioquímico podría detenerse en su totalidad.

Los bosques tropicales, como la Amazonía de Sudamérica, son fundamentales en la naturaleza, ya que se trata de reservas críticas de carbono y del hábitat de una gran parte de la biodiversidad animal y vegetal. Sin embargo, dichas áreas naturales son muy sensibles al incremento de las temperaturas del planeta.

De acuerdo con el equipo de investigadores, liderado por Christopher Doughty, en la actualidad, el 0,01% de todas las hojas en las copas de los árboles tropicales ya superan un umbral crítico para el normal desarrollo de la fotosíntesis, el cual se estima en una temperatura promedio que alcanza los 46,7 °C.

«Diría que la fotosíntesis se ha detenido debido a la muerte de las hojas en un pequeño porcentaje de hojas por árbol en un año típico», señala Doughty.

«Una vez que las hojas individuales alcanzan la temperatura crítica de aproximadamente 46,7 °C, generalmente mueren sin recuperación», agrega.

Para la investigación, Doughty y sus colegas estudiaron las temperaturas de la superficie terrestre a escala global, incluido en países como Brasil, Puerto Rico y Australia, con apoyo de las mediciones de un instrumento a bordo de la Estación Espacial Internacional. Estas mediciones fueron tomadas entre 2018 y 2020.

Con dichos datos, los autores encontraron que las temperaturas de la parte superior de los bosques, también llamado dosel, alcanzaban en promedio cerca de 34 °C y que solo una pequeña proporción superaba los 40 °C.

Según los hallazgos del artículo, los bosques tropicales podrían soportar un aumento de hasta 3,9 °C sobre la temperatura actual del aire antes de llegar a un punto de inflexión que podría derivar en la muerte de hojas a gran escala.

En vista de esos resultados, los científicos recomiendan tomar medidas de acción para velar por estos ecosistemas.

“Si seguimos en lo mismo, sin ninguna mitigación climática, las temperaturas del aire tropical podrían superar el umbral de 4 °C, lo que puede llevar a un punto de inflexión.

Sin embargo, con una mitigación climática moderada y una reducción de la deforestación, es poco probable que se supere este umbral”, señala Dougthy.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.