Foto: EFE

El secretario general adjunto de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), Ulrik Vestergaard Knudsen, dijo que no está preocupado por el ritmo al que Perú recorre el camino para su adhesión al organismo internacional, un proceso que podría tardar hasta ocho años.

«Se está llevando a cabo de una manera muy profesional, no estoy preocupado por el proceso de adhesión de Perú», indicó Vestergaard Knudsen en una rueda de prensa ofrecida durante la visita oficial que hace una misión de la OCDE a Lima.

Afirmó que ha constatado un apoyo por parte de todos los partidos políticos a este proceso, y felicitó al país por los compromisos logrados hasta el momento en la implementación de la hoja de ruta.

Vestergaard Knudsen explicó que Perú ya ha aplicado reformas con los estándares de la organización en diversas áreas como en la evasión tributaria, integración o gestión de aguas, y deseó éxito al Gobierno para la participación de la sociedad civil o las empresas en este camino de adhesión.

En cuanto al tiempo que demorará la incorporación de Perú hasta que logre ser miembro de la OCDE, el secretario adjunto dijo que podría ser de entre tres a ocho años y agregó que el período dependerá «del ritmo y de la calidad» al que el país vaya adoptando los requisitos de la hoja de ruta, así como los necesarios cambios en la legislación.

Explicó que este momento del camino es principalmente técnico y que están trabajando 24 comités de diferentes materias para la implementación de estas exigencias.

«Es más importante ahora que nunca que los países con el compromiso de la democracia derecho humanos sumen sus esfuerzos dentro del marco de la OCDE», dijo.

En la misma conferencia, participaron el presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, el canciller, Miguel Ángel Rodríguez, y el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez, quienes reiteraron la importancia que tiene para el país formar parte de la organización, y el trabajo que están llevando a cabo de forma articulada para conseguirlo.

«Tenemos que trabajar muchísimo en materia de educación, de salud, de conservación al medio ambiente, en materia de infraestructura, y todo aquello que requiere el país», dijo Torres al indicar que el objetivo de adhesión «es una política de Estado».

Reconoció que «no es un camino fácil», y manifestó el deseo del Gobierno para ver concluida «la tarea» de que Perú forme parte del organismo.

«Estamos muy comprometidos y muy ilusionados con el proceso para que el Perú pueda incorporarse a la OCDE, no es un proceso automático, hay un camino y para ese camino hay una hoja de ruta aprobada por la OCDE. Nosotros, como país, como Gobierno, estamos llevando adelante este proceso con política de Estado», dijo el canciller peruano.

Rodríguez también agradeció «el acompañamiento» de la institución en el proceso y aseguró que la Cancillería ha puesto en marcha «un vector de trabajo imperturbable» con profesionalismo para conseguir logros en el proceso.

«Perú quiere estándares de desarrollo, y por eso estamos aquí comprometidos», dijo el canciller al indicar que han conseguido 47 instrumentos de la hoja de ruta, pero que este número no llega «ni a la mitad» de los requeridos.

Perú, que es el único país de la Alianza del Pacífico fuera de la OCDE, recibió en enero pasado la invitación para adherirse a la organización, junto con otros cinco países candidatos: Argentina, Brasil, Bulgaria, Croacia y Rumanía, y, en junio pasado, el país andino emprendió el camino de adhesión a la organización tras adoptar la hoja de ruta.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.