De acuerdo con Sheila La Serna, Gerente Principal de Legal de Profuturo AFP, la conexión entre el desempeño financiero y no financiero es inevitable, pero no se puede hablar de solidez entre ambos aspectos porque ‘el mercado ASG está en crecimiento’.

POR JAVIER CHOURIO
jchourio@stakeholders

Sheila La Serna,
Gerente Principal de Legal de Profuturo AFP

Varios hitos definieron el rumbo hacia el establecimiento de criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) a la hora de tomar decisiones empresariales, entre los que se encuentran el Acuerdo de París, firmado por el Perú, que fue clave para que las empresas comenzaran a reducir los gases de efecto invernadero; y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015-2030) establecidos por las Naciones Unidas.

Así lo señala Sheila La Serna, Gerente Principal de Legal de Profuturo AFP, quien también refiere que uno de los principales referentes de la sostenibilidad en el mundo corporativo es el Stakeholder capitalism: una modelo de capitalismo basado en la transparencia y la confianza en la que las empresas buscan la creación de valor a largo plazo teniendo en cuenta las necesidades de todas sus partes interesadas y de la sociedad en general.

La Serna también explica que el concepto de grupo de interés o stakeholder, que parte del Manifiesto de Davos de 1973, responde a la idea de huir de la perspectiva de tomar en consideración únicamente los intereses del accionista para incorporar también las inquietudes de otros públicos como los empleados, los clientes, los proveedores, las comunidades, y sobre la base de este concepto, desde 2018 las empresas con mayor capitalización del mundo armaron un statement para alinear el interés empresarial con los actores internos y externos estableciendo una tendencia fuerte en los EE.UU que ha trascendido las fronteras.

Al respecto, comenta que se han elaborado varias herramientas para ayudar a medir el “capitalismo de los stakeholders”, entre las que destacan “Measuring Stakeholder Capitalism: Towards Common Metrics and Consistent Reporting of Sustainable Value Creation”, publicado en septiembre de 2020 por el Foro Económico Mundial; y “WEF IBC common metrics: Implementation guide for sustainable value creation”, publicado recientemente por la empresa KPMG.

Ambas herramientas, a su juicio, permiten poner un foco estratégico en el “quién” y el “qué”, girando sobre cuatro pilares: principios de gobierno, planeta, personas y prosperidad; 21 métricas core y 34 ampliadas que sirven de guía en el reporting hacia los grupos de interés. Al mismo tiempo, su enfoque mantiene sintonía con la Agenda 2030 y otros marcos ya existentes, como por ejemplo Global Reporting Inititiave (GRI), Sustainability Accounting Standards Board (SASB), la Task Force on Climate Related Disclosures (TCFD) y la International Integrated Reporting Council (IIRC).

La representante de Profuturo AFP manifiesta que para los inversores es fundamental que las nuevas tendencias ASG se vean reflejadas en los criterios de las empresas y en el engagement que tienen con los emisores. Agrega que la gobernanza ha sido la base, especialmente en Latinoamérica y el Perú, para conocer el carácter de la empresa, cómo se comporta en el plano ético y si cumple las leyes y las regulaciones.

“Hay una idea equivocada de que el gobierno corporativo es solo contar con un directorio independiente, pero también implica que tenga solvencia moral y profesional, que sea diverso en edad y sexo”, apunta La Serna.

Asegura que otro elemento que debe privar dentro del gobierno corporativo es la rotación de auditores externos, pues considera que la sociedad auditora debe cambiarse por lo menos cada 10 años, mientras que el equipo auditor lo debe hacer por lo menos en cinco años, ya que ambos son aspectos que los inversores observan cuando van a invertir en deuda o en acciones.

Inversores institucionales y factores ASG

Los inversores institucionales están enrumbados en desarrollar políticas de inversión responsable, explica La Serna. Por lo tanto, agrega que Profuturo AFP como inversor institucional asumió el compromiso de incorporar una política ASG en sus inversiones directas como equity, acciones y deudas; pero también en inversiones a través de terceros, tomando en cuenta que tienen la potestad de poder invertir en fondos que compran empresas.

“No buscamos simplemente excluir inversiones, sino maximizar la rentabilidad del portafolio, tener instrumentos rentables, pero que a la vez incorporen dentro del análisis provisional financiero, el análisis no financiero que contenga factores sociales y ambientales. Entonces, no solo voy a ver ROI de la empresa, sino el conflicto social, cuántas metas tuvo, sí tiene como fin la identificación de riesgo, transparencia y las oportunidades de gestión para agregar valor en la marca”, dice.

En su opinión, cada uno de los factores ASG tiene una ponderación distinta dependiendo de cuál país es el emisor y a qué industria pertenece, por ello, en el caso de un inversor institucional como Profuturo AFP, a pesar de haber implementado recientemente una política ASG que cubre todo los sectores, desde hace años el equipo de riesgo manejaba un cuestionario de preguntas ambientales y conflictos sociales en industrias como la manufacturera y la minera.

“Pero no solo se limita a eso, como administradores de fondos de pensiones y para defender los derechos de accionistas minoritarios, los inversores institucionales como las AFP tienen que asistir por medio de representantes a juntas de accionistas y asambleas de bonistas para revisar todos los puntos de agenda y así dotar tanto la parte técnica como regulatoria. Hacer intercambio con los emisores para ver por qué están haciendo determinadas operaciones porque es nuestro deber fiduciario; nosotros representamos los intereses de los fondos de pensiones y por ende la de nuestros clientes”, manifiesta La Serna.

Emisores locales y tendencias ASG

Los emisores locales listado en el Registro Público del Mercado de Valores (hay excepciones para el mercado alternativo) han hecho un excelente trabajo reportando de forma anual y voluntaria sus buenas prácticas de gobierno corporativo y su reporte de indicadores de sostenibilidad, según considera La Serna, pero también cree que hay oportunidad de mejoras, porque las empresas no solo se deben limitar a responder un cuestionario en el que expresan si cuentan con una determinada política ASG o tienen una buena práctica.

“Es igual de importante justificar por qué no cumplen, tomando en cuenta que la metodología de este reporte es comply or explain. La calidad de la información también es clave y emitir una comparación de métricas año a año”, sostiene.

Indica que mediante la Resolución de Superintendente N°018-2020-SMV/01, publicada el 8 de febrero de 2020, la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) aprobó la actualización del Reporte de Sostenibilidad Corporativa (RSC), a través del cual los emisores de valores objeto de oferta pública revela al mercado información acerca de sus actividades y gestión de riesgos inherentes al desarrollo medioambiental y social.
De acuerdo a la SMV el nuevo RSC se enmarca a las actuales tendencias en materia social y medioambiental, lo que permite que tanto los accionistas, inversionistas y otros grupos de interés puedan disponer de información relevante. Además precisa sobre las políticas, estándares y acciones que los emisores están implementando para asegurar su sostenibilidad en el largo plazo.

Para La Serna, la actualización del reporte de sostenibilidad permite poner el foco en los compromisos que tienen los directorios en la sostenibilidad y facilita comparar la huella hídrica y eléctrica, porque con el anterior reporte los emisores usaban distintas métricas y no medían su huella de carbono.

Nuevo índice ASG para Perú

La Bolsa de Valores de Lima (BVL) y S&P Dow Jones Indices (S&P DJI) lanzarán un nuevo índice ESG (criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo) para el mercado peruano que sustituirá al actual S&P/BVL IBGC (Índice de Buen Gobierno Corporativo) y entrará en vigencia a partir de diciembre de 2021. Sobre esta actualización, Shiela La Serna explica que es un nuevo benchmark de rendimiento de buen gobierno corporativo, más enfocado en sostenibilidad.

En función de eso, considera que actualmente todos los emisores locales están en un proceso de adecuación a estándares internacionales que les permite alinear los intereses de los emisores, quienes buscan una menor carga regulatoria, con el nivel de detalle que necesitan los inversionistas.

Sin embargo, enfatiza que en otras plazas a escala global el requerimiento informativo sobre factores ASG ha crecido como 10 veces en los últimos 25 años. Por otra parte, la tendencia en emisiones de deudas sostenibles y sociales se ha incrementado sustancialmente en los últimos años, tal y como apunta la especialista.

Actualización de criterios ASG

La Serna subraya que la consciencia hacia criterios ASG obliga a revisar constantemente las oportunidades de mejoras y alinearse con las nuevas tendencias. Considera que es una tarea conjunta que involucra a inversionistas y que se retroalimenta en el mercado, porque es clave que haya calidad y materialidad en la información para que los inversionistas puedan realizar una buena praxis.

Señala que siguiendo la tendencia internacional, el regulador no obliga a reportar de manera mandatoria, pero sí de manera voluntaria, entonces una vez que los emisores reporten, la información emitida debe ser veraz y exacta.

“Si no tienes información en un mercado privado o cuando el emisor público no te da esa información, puedes castigar con una prima, porque hay un nivel de incertidumbre, entonces es importante por el lado del regulador que propicie que los emisores sean transparente en la información que reportan”, recalca la especialista.

De esta manera, refiere que el reto que tiene el regulador es lograr que el reporte sea eficiente e integrado, que tenga tantos aspectos de gobierno corporativo como ASG, porque hoy emiten dos: de cara a la SNV se emite uno sobre gobierno corporativo; y por otro lado, se emite otro sobre sostenibilidad.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.