A las 8:30 p.m. de este sábado 26 de marzo inicia el mayor movimiento ambiental que busca salvaguardar el bienestar de la Tierra, revertir la pérdida de la naturaleza y lograr estabilizar el clima

Va más allá de apagar la luz. La Hora del Planeta es el mayor movimiento ambiental de la historia, cuyo objetivo es motivar a la ciudadanía a desempeñar un rol determinante para construir un futuro en beneficio de la Tierra: la iniciativa promueve el ahorro de energía, la disminución de las emisiones contaminantes y la reducción de la contaminación lumínica.

Nació en 2007, cuando 2.2 millones de personas en Sídney (Australia) apagaron sus luces en un llamado a la acción frente al cambio climático. Quince años después, es la celebración más grande para mitigar la huella ambiental: solo el año pasado se involucraron 192 países y territorios.

Perú no es ajeno a este evento impulsado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés). Según el Ministerio del Ambiente (Minam), desde el 2009 han participado al menos 8 millones de peruanos, lo que ha convertido al país en uno de los líderes de la iniciativa a nivel global.

Desde las 8:30 p.m. de este sábado 26 de marzo, la Hora del Planeta invita a apostar por una economía diferente y buscar soluciones positivas para la naturaleza, las cuales serían capaces de crear alrededor de $ 10.1 billones en oportunidades de negocio para el 2030, de acuerdo con el Minam.

Junto con la voz de diversos científicos, los promotores del movimiento recalcan que el cambio climático ya es un hecho contrastado: si no se hace algo, las secuelas pueden ser devastadoras. El simple hecho de apagar las luces durante una hora no evitará ninguna consecuencia climática, pero “marca un precedente en la conciencia de las personas para que sus actos sean más responsables con el medio ambiente”, según WWF. 

El lema elegido para este 2022 es «Un Momento de Reflexión»: es un año determinante que requiere la alianza de gobiernos, organizaciones y la sociedad civil para frenar y revertir la pérdida de la naturaleza, además de cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) previstos en la Agenda 2030.

Luego de esta edición se prevé la reunión de líderes mundiales en la COP15 del Convenio de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica, donde se presentará un plan de acción ambiental mundial para la próxima década.

¿Qué se puede realizar durante La Hora del Planeta?

La WWF ha establecido algunas actividades que se pueden ejecutar durante esta hora.

-Renovar la energía del hogar

Apuesta por la energía eficiente: reemplaza las bombillas viejas por bombillas ahorradoras fluorescentes, instala interruptores de energía (de forma que puedas apagar aparatos electrónicos más fácilmente) y cambia los filtros del aire acondicionado. 

También puedes dar un paso más allá: a la hora de comprar electrodomésticos nuevos, opta por los que sean de clase A de ahorro energético y llama a tu compañía de electricidad para solicitar energía verde (eólica, hidráulica o solar)… crea la inquietud en ellos.

-Realizar una buena limpieza y reciclar

Con el uso de una linterna, puedes plantear como un juego la búsqueda en el hogar de objetos para reciclar: busca latas, botellas, papeles y cartones, envases y utensilios de plástico. Aprovecha esta hora para ir a los contenedores y volcar todo lo que has encontrado.

-Reducir el consumo de energía en la oficina

Aunque no puedas apagar todas las luces de tu oficina, busca qué aparatos se pueden desconectar, apagar o usar de forma eficiente (por ejemplo, consumir menos papel imprimiendo por ambos lados). 

Si no vas a la oficina el sábado, déjalo listo desde el día anterior. Todos los días millones de pantallas de computadores e impresoras se quedan encendidas durante la noche: ¡apágalas! Habla con tus colegas sobre qué se puede hacer para ahorrar energía y marcar la diferencia. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.