El alcalde de San Borja, Alberto Tejada, asegura que para mejorar los índices de desarrollo de los distritos del Perú se requiere trabajo articulado entre el gobierno local, regional y nacional.

El alcalde de San Borja, Alberto Tejada, está próximo a dejar el sillón municipal y, si bien asegura haber cumplido con la mayoría de sus objetivos en el distrito, es consciente de que se requiere un trabajo articulado entre las diversas instituciones del Estado. 

«Tenemos que superar cómo poder articular los tres niveles de gobierno en el país, porque todos se quitan la pelota y al final nadie hace nada», señaló a Stakeholders.

En ese sentido, explicó que para hacer políticas públicas que contribuyan con la sostenibilidad se requieren los «brazos de un gobierno territorial», así como la intervención ciudadana

«Hay que ver la forma de cómo podemos ser solidarios con los que no tienen para que la política llegue a todos los distritos y se trate de una manera no populista sino realista de crecimiento y desarrollo de cada colectividad», comentó.

Agregó que se requiere comunicación y planificación constante entre los gobiernos locales, regionales y el ejecutivo nacional.  

Las metas de San Borja

San Borja se ha propuesto ser un distrito sostenible. Reducir residuos, aumentar el uso de transporte no contaminante, entre otros programas que buscan disminuir la contaminación ambiental.

Desde el 2019, San Borja amplió su red de ciclovías hasta alcanzar los 57 kilómetros de vías interconectadas en este medio de transporte sostenible.

También apostó por el uso de residuos orgánicos. Para ello, habilitó una planta de compostaje en el interior del Cuartel General del Ejército. Allí se pone en práctica un sistema de reutilización de recursos que consiste en transformar la maleza generada por el mantenimiento de parques y jardines en compost. 

Asimismo, este año iniciaron su funcionamiento las novedosas “Islas ecológicas inteligentes”, una alternativa para fomentar que más vecinos se sumen a las labores de reciclaje. En total son nueve islas, cada una con tres contenedores para la acumulación segregada de residuos, los mismos que funcionan con sensores y tarjetas electrónicas que fueron entregadas a más de mil vecinos del distrito.

«Está planificado casi 22 millones de soles en obras de infraestructura que jamás en la historia de San Borja se ha ejecutado», indicó Tejada, quien asegura que a diciembre se usará el 100% de su presupuesto. Actualmente el gasto está en un 69%. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.