Universidad de Lima instala sistema de energía renovable no convencional

La institución considera necesario que desde la academia se promueva la investigación para el desarrollo de proyectos de energías limpias, reforzando la formación no solo en las ramas de ingeniería, sino también en ciencias empresariales, humanidades y arquitectura

POR JAVIER CHOURIO
jchourio@stakeholders.com.pe

La Universidad de Lima avanza hacia la consolidación de su responsabilidad ambiental con el desarrollo de su primer proyecto de energía renovable no convencional (ER-NC), que consiste en la instalación de dos sistemas fotovoltaicos con 417 paneles solares en los nuevos edificios del Centro de Bienestar Universitario y del Centro de Innovación Tecnológica. Los sistemas permitirán una inyección de energía de 216,76 kWh al año para la red de iluminación de ambos edificios, con cero emisiones de CO2.

La iniciativa se enmarca en el eje temático de Campus Sostenible dentro de la agenda del área de Responsabilidad Ambiental, liderada por la ingeniera Annia Vargas, y va de la mano con la certificación LEED de edificios sostenibles, con la que cuentan estas nuevas construcciones, así lo expresó Alfredo Estrada, director del Centro de Sostenibilidad de la Universidad de Lima, quien dio más detalles sobre este proyecto.

Alfredo Estrada,
Director del Centro de Sostenibilidad de
la Universidad de Lima

¿Qué beneficios traerá a la Universidad la instalación de estos sistemas de energía solar?
Si bien la energía generada por los sistemas busca cubrir la demanda de iluminación en los edificios, esta se aprovechará en todo momento en los demás componentes de estos. Los paneles aportarán el 10% de la demanda energética total de los edificios, lo que permitirá reducir nuestra huella de carbono en 85 toneladas de CO2 equivalente al año, siendo este un pequeño pero gran paso hacia el cumplimiento de la gestión ambiental de la Universidad.

Tenemos planes de seguir implementando sistemas de ER-NC en las construcciones futuras, como la nueva Biblioteca y el edificio de Posgrado y Educación Continua (2024) para así lograr la neutralidad de carbono a mediano plazo. Esto último se enmarca en la visión del Centro de Sostenibilidad, impulsada por el área de Responsabilidad Ambiental.

¿Cómo se inserta este proyecto dentro de la estrategia de desarrollo sostenible que maneja la Universidad de Lima?
Este proyecto conjuga nuestro compromiso con la sostenibilidad, en el marco de nuestro plan estratégico alineado a la política de sostenibilidad de la Universidad de Lima, con la misión del Centro de Sostenibilidad, que es gestionar proyectos estratégicos que contribuyan a la lucha contra la pobreza, al cuidado del planeta y al respeto a la diversidad.

En los proyectos que contribuyen al cuidado del planeta, impulsados por el equipo de responsabilidad ambiental, nos enfocamos en tres ODS, uno de ellos es el ODS 13: “Acción por el clima”, y para ello estamos midiendo nuestra primera huella de carbono con el objetivo de implementar programas estratégicos que permitan reducirla, de manera que este nuevo proyecto se enmarca dentro de ello.

¿Con qué aliados estratégicos trabajaron?
Trabajamos con ENGIE Services Perú, una de las mayores compañías de generación eléctrica del país y en soluciones integrales vinculadas con la energía.

¿Cuál debe ser el papel de las universidades en el desarrollo de nuevos proyectos de energías renovables en el país?
Las universidades deben promover la investigación para el desarrollo de proyectos de energías limpias y para ello se debe reforzar la formación técnica, fortaleciendo las planas docentes para incorporar en las carreras cursos de energías renovables, no solo en las ramas de ingeniería, sino en carreras de ciencias empresariales, humanidades y arquitectura, debido a que estos proyectos son interdisciplinarios y actualmente existe una necesidad de profesionales expertos en este tema.

Adicionalmente a la formación técnica, consideramos que la sensibilización ambiental también es fundamental para forjar ciudadanos responsables con el medio ambiente y conscientes de la crisis climática en la que vivimos hoy en día. La academia es la cuna del desarrollo de profesionales ambientalmente responsables que promuevan un modo de vida basado en las energías limpias; esto no es un tema del futuro, sino del presente, y debemos transformar el pensamiento de los profesionales y migrar hacia estas energías en un corto y mediano plazo.

¿Qué debe hacer el nuevo Gobierno para impulsar aún más el desarrollo de energía renovable en todo el Perú?
Si bien la energía hidroeléctrica, que es un tipo de energía renovable, representa un 59,5 % de la matriz energética nacional según información del Osinergmín, aún tenemos un 34,5 % que proviene de las centrales termoeléctricas (gas natural) y un 0,3 % de centrales térmicas (diésel, residual y carbón), las cuales generan gases de efecto invernadero (GEI), lo que contribuye al calentamiento global. Tomando en cuenta la alta vulnerabilidad al cambio climático del Perú y su gran potencial de generación de energías renovables (eólica, solar, biomasa y geotérmica), es una prioridad nacional incrementar el porcentaje de ER-NC, el cual solo representó un 5,6 % para 2020.

Pero para lograrlo, se necesita contar con una política energética que pueda asegurar una correcta integración de dichas tecnologías al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), ya que actualmente este no está preparado y su confiabilidad podría verse afectada. Con un marco legal apropiado y con visión de futuro será posible establecer porcentajes objetivos mínimos de energías renovables.

Por ejemplo, una herramienta interesante es la generación distribuida, normada por la Ley 28832 – Ley de Desarrollo de Generación Eficiente, porque permite la integración de recursos renovables de pequeña escala, es decir, permite que los mismos consumidores puedan generar energía eléctrica e incluso vender los excedentes. Esto podría tener grandes beneficios económicos y sociales, como ocurre en comunidades energéticas exitosas en países desarrollados. Sin embargo, es necesario contar con una reglamentación de generación distribuida.

Como se ve, la responsabilidad ambiental efectiva es el resultado de diversas aristas y temáticas que venimos analizando y trabajando en el Centro de Sostenibilidad.

 

1 https://observatorio.osinergmin.gob.pe/produccion-tipo-combustible