“Queremos seguir siendo una empresa catalizadora de cambios, que crea valor compartido para nuestros grupos de interés”

Verónica Bonifaz, directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Arca Continental Lindley, conversa en esta entrevista con Stakeholders sobre las motivaciones que han tenido como organización para seguir apostando por el desarrollo del país y su gente, dentro del marco de su 110 aniversario.

Por Renzo Rojas
rrojas@stakeholders.com.pe

Cumplen 110 años. ¿Cuál considera usted que es el valor diferencial de Arca Continental Lindley en el despliegue de sus actividades?
Arca Continental Lindley cumple 110 años de gran trayectoria, acompañando y siendo parte de la historia del Perú. Nuestra esencia siempre ha sido y será nuestra gente.

Verónica Bonifaz,
Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Arca Continental Lindley

Este es un año atípico y somos conscientes del difícil momento que están pasando los peruanos y peruanas por la crisis sanitaria. Por eso, en este aniversario queremos valorar un aspecto que forma parte de nuestra esencia, la resiliencia.

Cada uno tendrá su propia razón para hacerle frente a los momentos difíciles, pero algo que tenemos en común todos los peruanos, es que lo hacemos a punta de coraje, esfuerzo y creatividad. Dentro del marco de este aniversario hemos lanzado la campaña “Motivos para Salir Adelante”, que es un llamado a reafirmar esa razón que tiene cada uno para sacar lo mejor de sí.

¿Cómo identifican esta esencia tanto con sus colaboradores como con sus diversos stakeholders?
Como organización, hemos demostrado que nuestro motivo para salir adelante es desarrollarnos al lado de todos los peruanos, donde nadie se queda atrás, entendiendo que juntos construiremos un futuro mejor. Cuando vemos a nuestros colaboradores trabajar para sacar adelante a sus familias, orgullosos de las marcas que producen, entendemos que su motivo es el nuestro. Lo mismo sucede con los demás actores de nuestra cadena de valor. Cuando escuchamos a una bodeguera salir adelante con su negocio y nosotros estamos con ella, estamos creciendo juntos.

Estos motivos son los que nos han llevado durante estos 110 años a trabajar arduamente y con humildad; permitiéndonos crecer y, así, poder brindar más oportunidades de trabajo, desarrollar nuestro talento, invertir en una cadena de valor sostenible, promover la competitividad de nuestros proveedores y clientes, y contribuir con el desarrollo de nuestros vecinos, en armonía con el medio ambiente. En pocas palabras, apostar por el desarrollo sostenible del país y su gente.

Obtuvieron el sello del Acuerdo de Producción Limpia (APL) ¿Qué acciones resaltan al respecto?
Este acuerdo representa uno de nuestros mayores logros, ser la primera empresa, junto a Coca-Cola, en lograr este acuerdo voluntario y ser también los primeros en recibir el sello en reconocimiento por cumplir 100% de los objetivos. Para nosotros, este es un motivo más para salir adelante.

Apostar por el desarrollo sostenible implica trabajar en alianzas y el APL es consecuente con este principio. Estamos seguros que más empresas seguirán esta senda, alineado a promover el modelo de economía circular en el país.

Las acciones que nos llevaron a cumplir este logro son:

  • Mantener 25% de PET reciclado en las botellas.
  • Fuimos la primera empresa en Sudamérica en tener una botella 100% hecha de otras botellas recicladas, de nuestra marca de agua San Luis.
  • Promovemos la retornabilidad de nuestros envases de vidrio, logrando el 30% de la producción total. Asimismo, se logró que un 40% del volumen total a nivel nacional provenga de envases retornables (plástico y vidrio).
  • Concretamos alianzas con diversos actores públicos y privados para fortalecer la cadena de valor del reciclaje.
  • Se han firmado 6 acuerdos con gobiernos locales para fortalecer la gestión de los residuos sólidos, incorporando a las asociaciones de recicladores.

Es importante comentar que, este tipo de acuerdos, está alineado a nuestro compromiso con la sostenibilidad y con migrar a una economía circular, contribuyendo de esta manera a los ODS. Para garantizar este enfoque, tenemos una política de sustentabilidad que marca los lineamientos para vincularnos con nuestros stakeholders, e incorporar sus expectativas. Entendemos que todos somos aliados para lograr la Agenda 2030.

Sobre el uso de agua, ¿cómo han propiciado la gestión sostenible de este importante recurso en sus operaciones?
La sostenibilidad del recurso hídrico es una prioridad para Arca Continental Lindley, enmarcada dentro de una sólida política ambiental. Para ello, se realizan una serie de proyectos destinados a optimizar el uso del agua, orientados estratégicamente a reducir, reutilizar y reponer este recurso. En los últimos diez años, hemos logrado ser más eficientes en el consumo de nuestras plantas hasta en un 20%.

Nuestras edificaciones ubicadas en Trujillo y Pucusana se construyeron siguiendo los lineamientos de infraestructura sostenible, que nos permitió obtener la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), en edificaciones industriales. Logramos el Nivel Oro y Platinium, por los altos niveles de eficiencia en el manejo de recursos y el cuidado de la salud humana. Es así que, por ejemplo, llegamos a ahorrar el 30% del consumo de agua potable en estas dos plantas.

¿En qué otros espacios han contribuido a la gestión de agua?
Las alianzas con las ONG, gobiernos locales y sociedad civil, nos ha permitido gestionar programas orientados a la reposición y conservación de cuencas, como el proyecto de Oxapampa y la cuenca de Chilca, donde, junto a Coca-Cola y The Nature Conservancy, apostamos por mejorar el acceso a agua en un contexto de cambio climático.

Además, el mecanismo de obras por impuesto nos ha permitido contribuir con la mejora de las redes de agua y alcantarillado del distrito de Tiabaya, en Arequipa. Actualmente nos encontramos en la actualización del perfil del proyecto “Mejoramiento y Ampliación de los Sistemas de Agua Potable y Alcantarillado del Esquema de Pucusana” que busca hacer realidad el acceso a los servicios de agua y desagüe para la población del distrito de Pucusana.

Por otro lado, han apoyado a los emprendimientos de las mujeres. ¿Cómo ha sido este proceso y qué impacto ha tenido este programa?
La elección de trabajar con mujeres no es una casualidad, como Arca Continental Lindley formamos parte del sistema Coca-Cola que, a nivel global, tiene el compromiso de potenciar el empoderamiento económico de 5 millones de mujeres, denominado 5by20. En este sentido, reconocemos los diferentes roles de la mujer y su potencial transformador en todos los espacios de nuestra sociedad, tanto dentro de la compañía como a lo largo de nuestra cadena de valor.

Desde 2014, promovemos el espíritu emprendedor y el desarrollo de las mujeres del distrito de Pucusana que tienen un negocio. A través de nuestro programa “Destapando Mi Emprendimiento”, logramos impactar a más de 170 mujeres, a quienes acompañamos brindándoles herramientas para su crecimiento personal, familiar y empresarial. El año pasado, logramos que 55 mujeres se certificaran en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, lo cual nos llena de mucho orgullo, porque detrás de ello hubo sacrificio, fuerza y persistencia. Durante este contexto, no hemos perdido este vínculo; por el contrario, hemos afianzado las relaciones con las emprendedoras, quienes hoy, tras la clausura del programa, inician un nuevo camino como líderes de la Comunidad Destapando Mi Emprendimiento. Este es un motivo más para, con ellas, salir adelante.

En esa línea, también trabajan con los bodegueros en general. ¿Cuál es la motivación para ustedes en esta labor con ellos?
Los bodegueros son nuestros socios estratégicos y piezas claves de nuestro desarrollo. Crecimos juntos durante estos 110 años, compartiendo momentos difíciles y duros; sin embargo, su fortaleza y resiliencia son para nosotros una motivación y ejemplo para salir adelante. Más del 50% de bodegas estuvieron cerradas al inicio de la pandemia. Hemos trabajado en conjunto para ayudarlos en su reactivación. La mayoría de estos negocios se reinventaron y se convirtieron en puntos clave para el abastecimiento de las familias en sus comunidades. La bodega del barrio cobró un rol importante en esta coyuntura de crisis sanitaria.

El acompañamiento a nuestros socios bodegueros ha sido permanente en el tiempo, buscando fortalecer sus capacidades a través de la Escuela de Desarrollo de Negocios. En los últimos 16 años llegamos a capacitar a más de 70 mil bodegueros a nivel nacional y esta interacción no podía parar. Fue así que la transformación digital se convirtió en la oportunidad de seguir cerca.

Para todas estas acciones, ¿cómo han enfocado la continuación de estos programas teniendo en cuenta la pandemia de COVID-19?
Durante este contexto, hemos trabajado arduamente para seguir desarrollando iniciativas de valor para nuestros socios estratégicos, entre ellos bodegueros y dueños de restaurantes. Creamos dos plataformas digitales, mibodegaabierta.pe y micocinasegura.pe, donde encuentran lo necesario para una reapertura adecuada y dentro del marco normativo, así como herramientas para que puedan digitalizar sus negocios e incrementen sus ventas.

Logramos ejecutar dos etapas de la campaña Mi Bodega Abierta y hoy estamos próximos a desplegar la segunda fase de Mi Cocina Segura. Queda claro que la coyuntura ha acelerado la transformación digital y es fundamental, que, como empresa, contribuyamos al cierre de brechas en educación y digitalización; y continuemos acompañando a quienes hacen parte de nuestra cadena de valor.

Están en el Top 20 del Ranking Merco Empresas sobre reputación. ¿Qué significa el reconocimiento para ustedes y cómo lo han logrado?
Nos llena de mucho orgullo estar en el Top 20 de las empresas con mejor reputación en el país. Este es un reconocimiento al arduo trabajo de cada una de las personas que formamos parte de Arca Continental Lindley. Sin duda, ello reafirma nuestro compromiso con nuestra gente, el país, la comunidad y el medio ambiente.

Uno de estos compromisos, se refleja en el trabajo que venimos haciendo con nuestros socios proveedores a través del programa “Negocios Competitivos” del Global Reporting Initiative (GRI). Los hemos involucrados en prácticas sostenibles, a través de su reporte de sostenibilidad, entendiendo que es el camino para ser más competitivos y generar una mayor transparencia en su gestión. Finalmente, estamos convencidos de que este es el resultado de hacer las cosas de manera correcta, trabajando en línea con nuestra cultura y buscando aportar al desarrollo de nuestra cadena de valor. Continuaremos firmes en nuestro objetivo de seguir generando impactos positivos en nuestro entorno y la sociedad, lo cual significa para nosotros un motivo más que nos impulsa a salir adelante.

¿Cuál ha sido la principal enseñanza que ha dejado esta pandemia para la empresa?
La principal enseñanza fue la rápida adaptación al contexto, reinventándonos en un escenario de cambio permanente, bajo tres prioridades: cuidar de nuestra gente, seguir abasteciendo al mercado y garantizar la continuidad del negocio.

Esta crisis nos ha enseñado que juntos somos más fuertes. Las alianzas y redes de contacto cobraron un valor muy importante para poder llegar a los más necesitados. Por ello, en conjunto con instituciones como Cáritas, Banco de Alimentos, el Programa Hombro a Hombro, entre otros, llegamos a abastecer necesidades de hidratación con más de un millón de litros de nuestros productos, así como, alimentos, implementos médicos y de bioseguridad.

Nuestro legado de 110 años nos ha permitido enfrentar esta situación de la mejor manera posible; sin embargo, esta pandemia nos ha demostrado que no hay fórmulas perfectas. Al igual que el resto del país, hemos tenido que cuestionarnos muchas cosas para poder reinventarnos y así salir adelante. Y lo hemos hecho porque tenemos motivos fuertes para hacerlo, nuestra gente, nuestros socios estratégicos, nuestra comunidad y el país en general.

Queremos seguir siendo una empresa catalizadora de cambios, que crea valor compartido para nuestros grupos de interés y que contribuye con la transformación positiva de la sociedad.