La Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH) advirtió que, de prolongarse las restricciones en el libre tránsito de la carretera, será inevitable la suspensión gradual del  servicio público de gas natural.

El paro de transportistas a nivel nacional pone en riesgo la distribución del gas natural a hogares e industrias, especialmente hacia la zona norte del país debido a que el bloqueo de las carreteras impide el normal tránsito de las cisternas criogénicas que transportan el gas natural licuado (GNL) desde Pampa Melchorita en Cañete.

La Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH) advirtió que, de prolongarse las restricciones en el libre tránsito de la carretera, será inevitable la suspensión gradual del  servicio público de gas natural que atiende a más de 200 mil familias, decenas de industrias y estaciones de carga de GNV en Lambayeque, Chiclayo, Trujillo, Pacasmayo, Cajamarca, Chimbote y Huaraz.

“Hacemos un llamado a las autoridades para encontrar una solución a este bloqueo de carreteras cuyos efectos se comienzan a sentir con las restricciones al normal desplazamiento de los pasajeros que realizan viajes interprovinciales y al transporte de productos de primera necesidad. A este panorama se suma el potencial riesgo  de la suspensión del servicio de gas natural en las ciudades del norte del país, cuyas consecuencias económicas serían lamentables”, señaló Felipe Cantuarias, presidente del gremio. 

Según información de la empresa Quavii, a cargo de la Concesión del Norte, ante esta complicada situación, activó los planes de contingencia para mitigar los posibles impactos en el desabastecimiento de gas natural en su área de cobertura, pero de mantenerse los bloqueos, se vería obligada a racionar el servicio para priorizar la atención de suministro a los hogares que se mantiene disponible hasta este momento.

La medida inició el 22 de noviembre con el bloqueo de las principales vías nacionales. Debido a esta situación, Quavii ha solicitado al Ministerio de Energía y Minas declarar en emergencia el suministro de gas natural del sistema de distribución por red de ductos en la Concesión Norte, a partir de esa fecha  hasta que se restablezcan las condiciones que permitan el tránsito de las cisternas hasta el área de cobertura.

Mediante un pronunciamiento, la SPH invocó al diálogo y consenso y pidió “abandonar posturas intransigentes que afectan a la mayoría”.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.