El promedio de inversión en infraestructura en el caso de Puno es de 43%, mientras que en Apurímac y Cusco es de 28% y 22%, respectivamente.

Los niveles de desarrollo de infraestructura en las regiones Apurímac, Cusco y Puno se encuentran por debajo del promedio nacional. El caso de mayor preocupación es la región Puno, donde el acceso a infraestructura de servicios básicos (electricidad, agua y desagüe) es sólo del 41 %, mientras que el promedio nacional es del 70 %. En tanto, el acceso a estos servicios en Apurímac y Cusco es de 62 % y 65 %, respectivamente.

Estas cifras fueron reveladas por el exdirector general de Política de Promoción de la Inversión Privada del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Gabriel Daly Turcke, durante la sesión descentralizada Rumbo a PERUMIN, donde se analizó la oportunidad de desarrollo territorial que ofrece la industria minera para estas regiones del sureste peruano.

Una gran solución frente a este problema es que se realice una inversión de calidad y el aprovechamiento de los recursos provenientes del canon minero. Cabe recordar que estas tres regiones concentran actualmente proyectos mineros por más de $10,199 millones en conjunto, que les permitiría recaudar más de S/ 3,300 millones hacia el año 2031, por conceptos de canon y regalías.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.