En la actualidad, la seguridad y la salud en el trabajo, no es una actividad exclusiva del área de Recursos Humanos de una empresa. Las organizaciones a nivel global cuentan con un área especializada que piensa estratégicamente en cómo prever accidentes y enfermedades, tanto dentro como fuera de la organización, con la finalidad de lograr el bienestar laboral.

Hoy en día, las empresas vienen implementado nuevas tendencias para lograr un cambio en su cultura de seguridad y salud en el trabajo.

“Esta mejora debe partir desde la concepción de que el trabajador es el fundamento de una empresa”, indicó Pablo Méndez, Especialista en Salud y Seguridad Ocupacional de SGS y Director General de la Organización de Salud Ocupacional en Colombia.

Para ello, es importante intervenir en la prevención y tener en claro cinco pautas:

  1. Entender que el trabajador es importante.
  2. La cultura de una organización debe verse como una oportunidad de cambiar aspectos negativos.
  3. Tratar a todos los trabajadores por igual.
  4. La competitividad necesita de trabajadores integrados en la empresa, no sirve de nada certificarnos en miles de ISOS, si realmente no está funcionando.
  5. La preocupación de los trabajadores por la mejora de un sistema de seguridad y salud en el trabajo no debe ser tema de discusión.

Renovación de tendencias

Méndez afirma que dentro de las tendencias que utilizan las organizaciones está el enfoque de género.

En seguridad y salud en el trabajo, la mujer es diferente. Por ejemplo, el tema de la maternidad está reglamentado y las empresas no pueden convertirse en limitantes.

Así mismo, se deben brindar las condiciones para su desempeño laboral y personal, como las zonas de lactancia.

Otras tendencias que están marcando la pauta en temas de seguridad y salud son: promover la conciliación de la vida familiar y laboral; tener en cuenta los estereotipos de género sobre la distribución tipo y contenido de las tareas; el retorno al trabajo cuando las personas se accidentan o enferman; y la cultura de prevención, que debe verse en todos los aspectos y en todas las áreas.

Organización comprometida

El representante de la SGS sostiene que la cultura preventiva es vital para las organizaciones y debe empezar por un compromiso, identificando claramente los riesgos y cómo se va a actuar.

Para eso son importantes las capacitaciones con objetivos claros de seguridad e involucrar a todas las personas, ya que todo esto contribuye a desarrollar una estrategia.

“El Mindfulness es una de las tendencias que promueve la productividad laboral, trabajando en equipo bajo un ambiente agradable. Lo importante es involucrar a las personas, orientándolas, no imponiendo, para así lograr el resultado”, finalizó Méndez.

 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.