Bernardo Kliksberg
Asesor de diversos organismos internacionales

El planeta afronta agudas crisis ecológicas que comprometen la sostenibilidad ambiental. Referenciaremos algunas y también nuevas iniciativas promisorias. 

Extinción masiva en los océanos 

Los océanos han actuado hasta ahora como una salvaguarda contra el cambio climático, absorbiendo grandes cantidades del dióxido de carbono emitido por los combustibles fósiles y la deforestación. Pero esto está teniendo un fuerte costo. En el 2021 alcanzaron la mayor temperatura, y el menor nivel de oxígeno desde que se lleva registro. Los cambios en la composición química de los océanos están ya amenazando la existencia de las especies pesqueras, y los corales están en franca declinación. Según un estudio de Princeton, si continúa el ritmo de emisión de gases invernadero, se marchará hacia una extinción masiva. Hubo cuatro en la historia de la tierra. La última acabo con los dinosaurios. 

Los megaincendios 

Estallan con frecuencia cada vez mayor. Tienen que ver con condiciones naturales alteradas, las altas temperaturas, la sequedad, la falta de agua, los fuertes vientos. Se expanden con toda facilidad, y causan graves daños ambientales. Son muy difíciles de detener. En uno de tantos ejemplos, Nuevo México tiene actualmente un megaincendio récord que está consumiendo 165,000 acres, y amenazando modelos de vida de siglos. Están muy afectadas asimismo Arizona, Nebraska, Oregón y Colorado. California está siendo sacudida por megaincendios recurrentes. 

La extinción de especies animales 

Informes recientes reportan que están en riesgo de extinción 11% de las aves, 25% de los mamíferos, 20% de los reptiles, 25% de los anfibios, y 34% de los peces. El caso de los insectos, decisivos para mantener múltiples equilibrios ecológicos es alarmante. Cayeron en un 60%, y un tercio está en peligro de extinción. Cada año desaparecen entre 18,000 y 55,000.
Hay 11,000 especies de pájaros. Son un gran indicador de salud ambiental. Sin embargo, están en reducción acelerada.

Nuevas iniciativas

Mucho puede aprenderse de políticas públicas activas pro sostenibilidad como las de los nórdicos, Israel, Costa Rica, y otros, pero hay mucho por hacer por la sociedad en general. Algunos ejemplos alentadores:

 • Movilización social 

El deterioro ambiental está generando “ansiedad climática”. En una encuesta entre jóvenes de 18 a 25, el 45% dice que está afectando sus vidas diarias. La mejor manera de enfrentar esa “ansiedad” es la acción. Los jóvenes lo están asumiendo y por ello han seguido masivamente a Greta, la adolescente sueca que lidera el multitudinario “viernes por la naturaleza”. La protesta pacífica da resultados. En el 2019, la paralización de medio Londres por “Rebelión contra la extinción” y otros jóvenes logró que el país fuera el primero de los grandes en instituir legalmente cero emisiones para el año 2050. 

• El papel de la justicia 

Después del Acuerdo de París, hubo 1,000 juicios contra intereses antiecológicos. El 58% de los casos de fuera de Estados Unidos han sido fallados favorablemente. En uno célebre, la Corte Suprema de Justicia de Holanda obligó al Estado cortar más rápido las emisiones de combustible fósiles.

 • Responsabilidad empresarial 

Muchas empresas líderes presionadas por consumidores jóvenes, inversores pro-verde y la opinión pública, adoptaron la sostenibilidad. Empresarios prominentes como Gates, Bloomberg, y otros han creado importantes Fondos para apoyarla. En un ejemplo notable, un exitoso inversor John Doerr termina de donar 1,100 millones de dólares a Stanford para crear una escuela dedicada a cambio climático y sostenibilidad. Explica que “es lo que la gente joven quiere hacer con sus vidas por las razones correctas”, y agrega que “espero esto inspire a otros empresarios, necesitamos mucha escuelas como esta”. 

Los desafíos para tener un mundo sostenible se agravan a diario, pero también se amplía la lucha por defenderlo. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.