La energía solar ha provocado una profunda transformación en la forma en que se produce y distribuye la electricidad. “El óptimo aprovechamiento de este recurso ha estado marcado por la transición hacia fuentes que promuevan la sostenibilidad económica y que sean capaces de contrarrestar el incremento acelerado de la demanda energética en función de los índices de población, de la expansión de los medios de transporte y del desarrollo de los procesos productivos en el planeta”, sostiene Javier Becerra, Territory Manager para región Andina de Forza Power Technologies.

El precio de la energía solar ha disminuido más de un 85 % desde el año 2010. En la actualidad, se utilizan al menos 92.700 millones de paneles solares en todo el mundo. Cada hora, la Tierra recibe la energía solar necesaria para abastecer a la humanidad durante todo un año. 

Hay diferentes maneras en analizar el consumo inteligente de energía y reconocer su Eficiencia Energética. Su principal objetivo consiste en minimizar la cantidad de energía necesaria para realizar un mismo trabajo o acción y limitar el impacto ecológico de los combustibles fósiles en el medio ambiente.      

La eficiencia de los paneles solares ha aumentado en el año 1954 del 6 % a más del 40 % en los paneles de alto rendimiento de hoy en día. La construcción de nuevas plantas de energía solar puede ser hasta 10 dólares por MWh más económica, en algunos casos, continúa manteniendo las plantas de carbón existentes. 

Becerra señala que, a pesar de que la mayoría de los paneles solares vienen con una garantía de 25 años, muchos de los paneles originales instalados siguen funcionando 40 años después, con una eficiencia del 80% o superior y los inversores que complementan la tecnología tienen garantías de 3 a 5 años, pero su ciclo de vida puede ser hasta de 10 años.  

¿Por qué las instalaciones solares son eficientes para la generación de energía?

Solución renovable:

Es una fuente inagotable de energía y, aunque se puede ver afectada por la incidencia del sol, es menor esta diferencia frente a otros sistemas que dependen de las condiciones meteorológicas imperantes, región o variaciones estacionarias. 

Sostenibilidad ambiental:

Energía limpia y sustentable, contribuye a reducir millones de toneladas métricas de agentes contaminantes, con una evolución permanente en eficiencia de paneles e inversores.  

Recurso abundante:

El sol genera cada segundo la energía suficiente para abastecer a la tierra durante 500.000 mil años. 

Rentabilidad y eficiencia:

Generación a un menor costo versus otras soluciones de recursos no renovables. Optimiza el ahorro de electricidad, promueve el autoconsumo y la bonificación a usuarios individuales cuando éstos generan una mayor cantidad de energía de la que efectivamente consumen en sus propios hogares. 

Resiliente y de bajo mantenimiento:

La generación y distribución de energía es más segura, robusta y optimizada, y no depende de la red principal. Con costos de mantenimiento mínimos y con 25 años de garantía como promedio, los sistemas fotovoltaicos constituyen una excelente inversión, con un retorno efectivo entre 3 y 5 años. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.