El proyecto es liderado por la PUCP, en alianza con Sencico y el Ministerio de Vivienda. La meta es construir 20 mil viviendas en zonas afectadas por las bajas temperaturas 

La Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) presentó el pasado 26 de abril dos prototipos de casas calientes. 

Los esfuerzos del Grupo de Apoyo al Sector Rural (Grupo PUCP),  junto a el Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (SENCICO) y el Ministerio de Vivienda,  Construcción y Saneamiento (MVCS), ha logrado que el proyecto «Sumaq Wasi» – Casitas Calientes se renueve, con el fin de mejorar las condiciones de vida de muchos peruanos en situación de pobreza, ya que a menudo son afectados por las heladas y el friaje.

La meta de este nuevo diseño de casitas calientes es beneficiar a 25 mil viviendas de las zonas más vulnerables del país. Al evento de presentación de las dos casitas prototipo asistieron diversas autoridades académicas, del sector público y privado, además de la embajadora de los Estados Unidos, Lisa Kenna; el  viceministro de Vivienda, el director del Programa Nacional de Vivienda Rural; el vicerrector de Investigación, Dr. Aldo Panfichi; y el director de la Dirección Académica de Relaciones Institucionales, Dr. Eduardo Dargent.

De acuerdo con el ingeniero Jorge Soria, del Grupo de Apoyo al Sector Rural, es la versión final de un proyecto de antaño. “Inicialmente en el ‘Proyecto Mi Abrigo’ se implementó 7 mil casas, luego el Proyecto Sumaq Wasi ha implementado alrededor de 80 mil casas. Ahorita estamos incentivando el sistema CAT para mejorar el confort térmico”, indicó.

Jorge Soria, miembro y fundador del Grupo de Apoyo al Sector Rural

Diseño Innovador 

Ahora se propone un  nuevo diseño que facilite el confort térmico de los pobladores de la zona.  El objetivo es que el interior de las casas cuente con el moderno sistema de Colector solar – Acumulador – Transferencia (CAT), encargado de mantener la vivienda a una temperatura de 18 C, independientemente de las condiciones externas, ya que es el estándar internacional de confort térmico que asegura una temperatura adecuada para realizar actividades con normalidad.

Este sistema utiliza un colector de energía solar que transfiere el calor durante el día a un cajón aislado con piedras que acumula la energía térmica. Posteriormente, este acumulador emite todo el calor a través de un ducto que se encuentra instalado al interior de las casas. 

Modelo de Colector solar – Acumulador – Transferencia (CAT)

Una historia con aliados

Inicialmente, el proyecto fue impulsado por el ingeniero Carlos Alarco, egresado de la Especialidad de Ingeniería Mecánica de la PUCP, quien tuvo interés de ayudar a las pobladores que sufren de heladas y friaje en el Perú.

El especialista se alió con el Grupo de Apoyo al Sector Rural. Luego involucró a los ingenieros Julio Guerrero, ex alumno PUCP, y Bill Worek, ambos de Cambridge R&T, expertos en confort térmico y en transferencia de calor. 

El Mag. Carlos Alarco, quien es también presidente de la región Latinoamérica de Bechtel Corporation, resalta que este proyecto ha avanzado significativamente, ya que ha superado las metas iniciales. 

“Este programa ha reunido todos los propósitos iniciales y ha ido de manera conjunta entre el sector público y privado aliando nuevos colaboradores”, afirmó. 

Actualmente, gracias al trabajo conjunto y con un nuevo diseño, en junio del año pasado, se firmó el convenio interinstitucional con el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) y Sencico para mejorar el diseño CAT. Por ahora, dos prototipos de este proyecto se encuentran disponibles en la PUCP y se apunta a la construcción de 25 mil viviendas en todas las zonas altoandinas del país.

Mag. Carlos Alarco, egresado PUCP y presidente de la región Latinoamérica de Bechtel Corporation

Un futuro asegurado

Con una exitosa fase inicial, se anuncia la implementación del proyecto en Cusco y Puno. De acuerdo a los especialistas, la meta es llegar a construir 68 casitas calientes por día y 20 mil viviendas para este año.  Sin embargo, el reto no es sólo técnico sino también social. 

Para el Mag. Augusto Cauti, director ejecutivo del Proyecto Sumaq PUCP, el desarrollo del sistema CAT es fruto de la constante cooperación entre el sector público y sector privado, la academia y la propia población.

“Los grandes socios estratégicos han sido en todo momento las mineras, y han sido quienes nos han ayudado en conjunto a poder masificar este gran proyecto. esperamos que para más adelante también muchas empresas hagan una alianza y permitan expandir el mismo propósito”, finalizó.

Mag. Augusto Cauti, director ejecutivo del Proyecto Sumaq PUCP






Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.