Más de 250 aeropuertos de todo el mundo padecerían inundaciones debido al calentamiento global

Los efectos del cambio climático amenazan a la humanidad en su conjunto. Un reciente estudio de la  Universidad de Newcastle en Reino Unido, llevado a cabo por los ingenieros y docentes  Aaron N. Yesudian y Richard J. Dawson, reveló que decenas de aeropuertos quedarán bajo el agua como consecuencia de un aumento de 2 centígrados en la temperatura media.

En detalle, y de darse esta medida de temperatura, explicaron que al 2100 serán cien los aeropuertos que sufrirán inundaciones debido al crecimiento del nivel del mar, mientras que otros 34 estarán en riesgo. En ese sentido, de superar la marca de aumento en más de 2 centígrados, límite establecido en el Acuerdo París en relación al cambio climático, en total serán 572 los aeropuertos que padecerán las consecuencias de este tipo de fenómenos.

“Estos aeropuertos costeros son importantes para la red global. En 2.100, entre el 10% y el 20% de ellos correrán el riesgo de quedar inoperativos. El aumento del nivel del mar, por lo tanto, representa un riesgo grave para los movimientos globales de pasajeros y carga, con considerables daños y costos de interrupción”, manifestó Richard J. Dawson.

Agregó que este escenario impactará negativamente en la quinta parte de las rutas aéreas actuales en el mundo. Sobre las regiones donde se ubican los terminales, se encuentran el aeropuerto de Corvo en Portugal, el de Bremen en Alemania y el de Amsterdam Schiphol en Países Bajos, por ejemplo.

Por otro lado, en el norte de América figuran los aeropuertos internacionales de Louis Armstrong en Nueva Orleans y La Guardia en Nueva York. Asimismo, para América Latina es relevante la presencia del aeropuerto Puerto Jiménez de Costa Rica en la lista. En Asia son muchos los aeródromos afectados, resaltan los asentados en China, las Islas Salomón, Indonesia y Vietnam.

En total, fueron 14 mil aeropuertos  de todo el mundo los estudiados, tomando en cuenta factores que influyen en sus estados como las tormentas, las inundaciones y la vulnerabilidad al aumento del nivel del  mar. Después del análisis se llegó a la conclusión de que son 269 (casi todos de Asia y Oceanía) los que están bajo la amenaza inmediata de sufrir inundaciones en la actualidad, siguiendo con las estimaciones anteriormente mencionadas.

La emergencia climática es una realidad. Los países deben renovar su compromiso en la lucha frente al cambio climático con la finalidad de cumplir con los objetivos como los propuestos en la Agenda 2030.

En esa línea, es importante que Estados Unidos haya vuelto oficialmente al Acuerdo del Clima de París, después de que la anterior gestión del ex presidente Donald Trump retirara al país. Anthony Blinken, secretario de Estado, indicó que “abordar las amenazas reales del cambio climático y escuchar a nuestros científicos está en el centro de nuestras prioridades de política nacional y exterior”.